-Anuncio-
jueves, marzo 4, 2021

La amenaza goebbeliana en los discursos de Trump y AMLO

Últimas Noticias

Sin Salgado Macedonio, Morena inicia su campaña en Guerrero este viernes

Morena iniciará campaña este viernes en Acapulco sin la presencia de Félix Salgado Macedonio, indicó Marcial Rodríguez Saldaña, secretario general...

El parador en corto de Naranjeros Jasson Atondo gana el Guante de Oro en la LMP

El infielder de Naranjeros de Hermosillo Jasson Atondo recibió el Guante de Oro como parador en corto, convirtiéndose en...

14 muertes y 121 nuevos casos por covid; suman 5 mil 973 defunciones, van 67 mil 083 contagios en Sonora, se recuperan más de...

Este jueves se presentaron 14 muertes y 121 nuevos casos de coronavirus en Sonora. Suman 5 mil 973 defunciones...
-Anuncio-

Cuando fue la toma de protesta de López Obrador en el Congreso de la Unión y los diputados de extracción morenista comenzaron a gritar: “es un honor estar con Obrador”; pensé: “qué bueno que el Peje es pacifista”.  Esa forma de correar el nombre del presidente, con tanto fanatismo, de inmediato me transportó a esos vídeos de propaganda goebbeliana en la que columnas de nazis saludan con su efusivo “Heil Hitler”.

Consciente de que el liderazgo político de Obrador no es en nada parecido al de esos personajes de regímenes autoritarios del siglo pasado la comparación con ellos puede parecer absurda, sin embargo, después de haber visto las consecuencias del discurso polarizante de Trump en la toma del Capitolio por fanáticos del mandatario norteamericano, me preocupan las consecuencias de usar el principio de “simplificación” y del “enemigo único” de Goebbels. Una estrategia discursiva que se ha usado tanto en por Trump como por López Obrador.

-Anuncio-

El primer principio de la propaganda de Goebbels tiene el propósito de reducir la complejidad de la realidad creando un “enemigo único”, algo o alguien que represente todos los males. De esta forma el político o el gobernante simplifica su discurso reduciendo la diversidad y la complejidad de los problemas de una sociedad, para encerrar todo en un enemigo en común. En el caso de Trump es la diversidad étnica, mientras que acá en México es la “mafia del poder”.

La “simplificación” o el “enemigo único” es una estrategia de propaganda muy útil cuando se está en campaña. Permite que el mensaje sea comprensible, virulento y polariza la opinión pública, algo que hace posible llevar a la gente a razonar su voto desde una lógica maniquea, de ellos contra mi. Así lo hizo Andrés Manuel llamando al voto masivo a favor de Morena para que sea posible la cuarta transformación en contra de la “mafia del poder”, encerrando en esta a todas las demás opciones políticas. Por su parte Trump, construyendo el muro imaginario que conectó con el racismo interior de la sociedad norteamericana para hacer creer a millones de norteamericanos blancos que la diversidad étnica impide que América vuelva a ser grande.  Las dos campañas fueron exitosas usando el principio goebbeliano del “enemigo único”

Pero el discurso de un presidente ya no debe ser el de un candidato. Las estrategias propagandísticas no pueden ser las mismas, porque un gobernante no debe dividir a la sociedad. Tiene la obligación de ser institucional y trabajar para la pluralidad. Es ahí donde las narrativas presidenciales, tanto de Obrador como de Trump, cometen un error que socialmente es muy peligroso. Seguir con una narrativa proselitista, así como con una estrategia de dividir a la sociedad construyendo un “enemigo único”.

-Anuncio-

En ambos casos la estrategia del “enemigo único” y la “simplificación” siendo gobierno, evita que se reconozcan la complejidad de los problemas que se debe enfrentar sus administraciones, así como también crean un fanatismo peligroso que puede expresarse de formas violentas. La toma del Capitolio en Washington la semana pasada, así como todo lo que estamos viendo que ocurre en Estados Unidos, debe alertarnos del peligro de usar el primer principio de Goebbels para la propaganda desde la presidencia de un país y en el discurso de un presidente.

La suerte de que Obrador sea de ideología pacifista no es suficiente para tener tranquilidad de que la inestabilidad institucional que vive Estados Unidos no se repita aquí. Las palabras de los presidentes importan y si no se cuidan pueden llevar a la división, conflictos sociales y debilitamientos de las instituciones.

-Anuncio-
-Anuncio-

Lo más visto

“Ya hay condiciones para regresar a clases, según especialistas”: Clausen Iberri

Hermosillo, Sonora.- A partir del 15 de marzo, la Secretaría de Salud en Sonora estará lista en tener sus...

Cónsul de México en Canadá es exhibido en VIDEO mientras se masturba en su oficina; lo cesan

Ciudad de México, 4 de marzo (SinEmbargo).– El Cónsul de México en Leamington, Canadá, Darío Alberto Bernal Acero, fue separado de su...

En jet privado viajaron dos ministros de la SCJN a San Antonio, Texas para vacunarse contra el covid-19

Washington D.C.- A bordo de un jet privado viajaron Yazmín Esquivel Mossa y su marido José María Riobóo, ministros...

“Es probable que se levanten restricciones de viajes a EEEU a finales de marzo”: Kiko Munro

Puerto Peñasco, Sonora.-  "Buenas noticias para los mexicanos y para los peñasquenses, existe una alta probabilidad de que se...

Deja incendio causado por explosión de gas a cuatro personas lesionadas en Hermosillo

Hermosillo, Sonora.- La noche de este miércoles se atendió un reporte de incendio por explosión de gas que dejó...
-Anuncio-