Mario Corral inició una cadena de ayuda en Facebook para construirle a Soledad su casa, quien vive con su hija en Álamos - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Sonora > Mario Corral inició una cadena de ayuda en Facebook para construirle a Soledad su casa, quien vive con su hija en Álamos

Mario Corral inició una cadena de ayuda en Facebook para construirle a Soledad su casa, quien vive con su hija en Álamos

Ana Gamboa

Compartir esta nota en redes Sociales

Hermosillo, Sonora.- Mario Corral Enríquez es un joven de Álamos; inició una cadena de ayuda en Facebook para lograr construir una a casa a Soledad, una mujer de edad avanzada que vive con su hija en una de las comunidades cercanas al municipio.

Su hogar, ubicado en Cerro Colorado, está hecho de adobe, techo de palos con hule negro que cubren solo partes del pequeño cuarto con paredes sin terminar. Preocupa que, tras las lluvias constantes que se registran en el Sur de Sonora, el lugar se derrumbe.

“La señora y su hija son muy conocidas porque comúnmente están en Álamos, vienen y a veces andan limpiando vidrios o pidiendo comida.

La casa no contaba con ningún mueble ni estufa, el baño tampoco estaba habilitado y hasta después tal vez podemos surtir con alguna despensa que les dure, apoyarlos de esa manera”

 

Agregó, “en mis redes tengo contactos que siempre apoyan cuando tengo una actividad social, por eso lo hice. Ya viendo la cantidad que se logre reunir, se comprará material también para habilitar el piso y pagar al albañil”.

Para una mayor transparencia en la recaudación, Mario elaborará una lista con el nombre de cada persona y el monto que se haya donado; si deseas ayudar, te puedes comunicar con el joven al teléfono 622 103 3314.

Lee también:
Patricia perdió el techo de su casa ante recientes lluvias en Hermosillo, su hija pide apoyo

Hasta el momento, gracias al apoyo de ciudadanos, se ha iniciado la construcción de un cuarto de ladrillo y cemento, pero todavía se necesitan ventanas, techo, puerta y otros artículos para hacer del lugar uno digno de vivir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *