-Anuncio-
domingo, junio 13, 2021

México y Brasil en “Al Filo de la Democracia”

Relacionadas

- Advertisement -

Proyecto Puente

Quiero dedicar esta columna al documental “Al Filo de la Democracia” que se encuentra en Netflix. Su autora es la cineasta Petra Costa que fue nominada al Óscar por esta pieza. Admito que no lo había visto y llego tarde a este análisis. Pero su contenido no pierde vigencia.

-Anuncio-

Es una herramienta indispensable para entender lo que ocurrió allá en Brasil contada sin la perspectiva de los intereses políticos, empresariales y mediáticos que le impusieron al mundo con el caso de corrupción Lava Jato, Odebrech, la constructora que pagó sobornos millonarios a lo largo de América Latina en PetroBras, la empresa petrolera del Estado Brasileño.

Te cambia la visión de muchas cosas de lo que sucedido en Brasil con la caída de Dilma Roussef en 2017 y el encarcelamiento de Luiz Inacio “Lula” Da Silva, el expresidente. Éste último comparte muchas semejanzas con la carrera de Andrés Manuel López Obrador en México. El ascenso al poder de ambos se parece.

-Anuncio-

Lula fue tres veces candidato presidencial. En la cuarta ganó. AMLO 2. En la tercera triunfó. Lula viene también de una izquierda laboral aguerrida, dura, contra la clase patronal y los intereses que en Brasil se han tejido a lo largo de su historia. AMLO también viene de una lucha social con un discurso estridente contra lo que él denominó la “Mafia del Poder”.

Lula tuvo que matizar su postura y discurso contra le élite del poder para llegar a la presidencia, de acuerdo al documental. De acusar a banqueros y empresarios en su primera campaña presidencial en 1988 terminó en la última con un llamado a la unisón y consenso por Brasil en 2002 cuando ganó. Ahí mandó diferente mensaje. Lo mismo hizo AMLO: Supo que para alcanzar el poder tenía que aliarse a ciertos sectores que son repudiados por una parte de la sociedad mexicana como una Elba Esther Gordillo, Manuel Bartlett o Napoléon Gómez Urrutia.

Lula es también de origen humilde. Fue obrero metalúrgico y sindicalista. A mediados de la década de los 80 ocupó la presidencia del Sindicato de los Obreros de la Metalurgia. Fue uno de los principales organizadores de las mayores huelgas durante la dictadura militar, que pusieron en jaque al régimen y aceleraron su caída.

-Anuncio-

De acuerdo a la reseña de A.O Scott en el New York Times, en “Al filo de la democracia, a pesar de ser una escrupulosa y tenaz investigadora de hechos ocultos y una intérprete reflexiva de los sucesos públicos, Costa no ha producido un trabajo de periodismo objetivo ni de erudición histórica imparcial, sino más bien un ajuste de cuentas personal con el pasado y el presente de su país. Está narrado en primera persona, por la propia cineasta con una voz que por momentos se muestra incrédula, indignada y se hace cuestionamientos personales. Es una crónica de traición cívica y abuso del poder, pero también de desengaño”.

Me quedo con esto último: Desenmascara posibles grandes inconsistencias del proceso que llevó a Lula a la cárcel de parte del juez Sergio Moro, que se basó en un powerpoint como prueba de las acusaciones contra Lula, señala el mismo Da Silva. Moro terminó de ministro de Justicia de Jair Bolsonaro, el ultra conservador presidente brasileño que impulsó también la destitución de Dilma y encarcelamiento de Lula (aunque Moro renunció al cargo el pasado 24 de abril por lo que calificó interferencia ilegal de Bolsonaro al destituir al jefe de la Policía Federal).

Dilma y Lula enfrentaron a poderes fácticos en Brasil, de acuerdo lo que revela la misma Petra Costa. Cambiaron las reglas del sistema. Apoyaron a la gente de escasos recursos. Esto tuvo un costo: Una narrativa de miedo y terror contra sus gobiernos.

Solo quiero pedirte, lector, que te des un tiempo de ver este documental en Netflix para que veas que en México también se empieza a sembrar una campaña de odio y terror en una guerra de intereses que a nadie conviene.

Veo voces de intelectuales que cuestionan todo, como nunca en mi vida de casi 20 años de periodismo había visto en México.
Las redes sociales hacen más visibles estos comentarios y a veces sucumbimos a la crítica al instante.

Creo firmemente que como periodistas debemos señalar lo que está mal en cualquier nivel de gobierno, que AMLO no es intocable, pero rechacemos los intentos de golpismo por una parte del sector empresarial nacional y de algunos medios nacionales. Eso nos está haciendo mucho daño.

No dejemos de criticar al poder, pero no impulsemos intentos de asaltos al poder.

- Advertisement -

Opinión

Biden coincide con Putin en que lazos entre EEUU y Rusia pasan por mal momento

NEWQUAY, Inglaterra (AP) — El presidente estadounidense Joe Biden se declaró de acuerdo con el mandatario ruso Vladimir Putin...

“No van a ganar las ambiciones y tentaciones. Voy a dedicar lo mejor de mi vida en Nuevo León”, Samuel García tras recibir constancia...

“No se confundan, van a tener gobernador de seis años, no van ganar las ambiciones y tentaciones. Voy a dedicar...

Finaliza mandato de Netanyahu en Israel tras 12 años en el poder

Los 12 años consecutivos de Benjamin Netanyahu como primer ministro de Israel llegaron a su fin este domingo, después de que...
- Advertisement -