-Anuncio-
lunes, noviembre 29, 2021

Transición energética

Relacionadas

- Advertisement -

Columna Agenda Abierta

El domingo próximo arrancará en Glasgow, Escocia, la Cumbre del Clima COP26. A esta importante reunión de los principales líderes del mundo, se le ha llamado el último “chance” para enfriar el planeta y dar futuro a la humanidad.

-Anuncio-

En ese foro, México tendrá que asumir la obligación de informar sobre las acciones de adaptación, que le permitan reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y que está haciendo para acelerar el despliegue de energías renovables, así mismo, deberá presentar los planes relativos a la transición energética.

En general, para los diversos expertos, preocupa el tema de la industria y especialmente el tema de la industria automotriz en México; así como la forma en que nos estamos quedando atrás en la transición hacia los vehículos eléctricos, la utilización de hidrógeno verde y la llamada industria 4.0.

El transporte es hoy por hoy el sector con mayor crecimiento de emisiones de CO2 en Latinoamérica, emisiones que, potencialmente, seguirán aumentando a menos que se acelere la transformación tecnológica y se pongan en marcha políticas de innovación.

-Anuncio-

La flota de automóviles de la región es responsable de alrededor del 37% de las fuentes contaminantes. En consecuencia, varios países latinoamericanos han impulsado fuertemente esta transición tecnológica. Chile, por ejemplo, cuenta desde 2016 con una Estrategia Nacional de Movilidad, que tiene el objetivo de electrificar el 40% de la flota privada para 2050.

Por su parte, el Congreso argentino ha emprendido la discusión de un proyecto de ley que incluye beneficios fiscales para la compra de autos eléctricos, Brasil ya cuenta con dos importantes políticas de estímulo al mercado de los vehículos eléctricos y Colombia ha venido desarrollando un marco regulatorio para promover la transición, al punto que es el país que más vehículos eléctricos vende en América Latina.

La industria automotriz en México tiene un carácter estratégico que merecería, por parte del Gobierno Federal, la consideración de una serie de acciones y la articulación de políticas que fortalezcan la transición hacia la movilidad eléctrica, en todos los segmentos involucrados.

-Anuncio-

Es importante señalar que, en la Estrategia Nacional de Movilidad Eléctrica, México apuesta alcanzar el 50% de autos híbridos o eléctricos para el 2040, pero ni en la política fiscal, ni en los programas de fomento industrial, hay nuevas estrategias para la movilidad eléctrica o compromisos del gobierno con respecto a la industria automotriz.

En el sentido contrario hay un elemento, entre otros, que se destaca la ausencia de apoyo a la transición energética en la industria automotriz, el decreto sobre la regularización de los llamados “autos chocolates”.

Este decreto no solo provocará una caída pronunciada en las ventas de al menos un 30% en los próximos tres años. También causará el derrumbe de la reventa de autos de hasta un 20% en el valor de los usados nacionales equivalentes, debido a la sobreoferta, afectando a todos los que poseemos un vehículo de manera legal. Del mismo modo, esta decisión provocará la “chatarrización” con efectos muy negativos, sobre el medio ambiente en el país.

Por otra parte, el Banco Mundial, en su último informe semestral regional, asegura que la producción y exportación de hidrógeno verde, puede impulsar el repunte de la economía de América Latina y el Caribe.

Esta identificado que son muchos los países que ya están buscando cómo resolver sus necesidades energéticas sin seguir dañando al medio ambiente, y una de las soluciones que se presentan, tiene que ver con el hidrógeno renovable o el hidrógeno verde.

Los países que lideran la producción de este nuevo combustible limpio son,  Australia, que ha sido llamada la Arabia Saudita del hidrógeno verde y donde residirá el Hub de energías renovables más grandes del mundo; los Países Bajos cuya principal empresa petrolera – Shell—lidera el proyecto NortH2 en el Puerto de Elms, que prevé la construcción de al menos 10GW de electrolizadores; Alemania que ya construye su proyecto AquaVentus en la isla de Heligoland, China que ya está al frente de un megaproyecto en Mongolia, Arabia Saudita que está construyendo la ciudad inteligente de NEOM y Chile, el único latinoamericano en esta lista, que tiene dos grandes proyectos en desarrollo, uno en Antofagasta y otro en la Región de Magallanes.

La pregunta obligada es, además de construir una refinería en Tabasco, ¿Qué está haciendo México para insertarnos en este proceso de transición energética y no quedarnos anclados en la industria 3.0 en materia de transportes?

Moisés Gómez Reyna

@gomezreyna

Aviso

La opinión del autor(a) en esta columna no representa la postura, ideología, pensamiento ni valores de Proyecto Puente. Nuestros colaboradores son libres de escribir lo que deseen y está abierto el derecho de réplica a cualquier aclaración.

- Advertisement -

Opinión

Australia suspende apertura de fronteras por variante Ómicron

Australia.- El gobierno del país de Oceanía, Australia, tomó la decisión de suspender los planes de reabrir sus fronteras...

Nominan a Daniela Sánchez, jugadora mexicana de futbol, al Premio Puskas 2021 de la FIFA

México.- La mexicana Daniela Sánchez, gracias al gol que logró con el Querétaro ante el Atlético San Luis en...

AMLO descarta confinamiento por variante Ómicron; ‘no debemos preocuparnos’

Oaxaca.- En conferencia de prensa ‘mañanera’ desde Oaxaca, acompañado por su gabinete de seguridad y el gobernador del estado,...

Lucha contra obesidad infantil queda a medias

La lucha para combatir la obesidad y comorbilidades entre niñas y niños quedó a medias, porque en la publicidad...
- Advertisement -