-Anuncio-
lunes, septiembre 27, 2021

Técnicas sencillas para manejar el estrés. Atención, respiración y relajación

Eloísa Flores García
Eloísa Flores García
Postgrado en Sexualidad Humana. Especialidad en Terapia Gestalt y Terapia Cognitiva Conductual. Master en Programación Neurolinguística y Lenguaje Hipnótico. Especialidad en Patrones Avanzados de Lenguaje.

Relacionadas

- Advertisement -

Las actividades que realizamos ocurren de manera inconsciente o consciente
Por ejemplo, ante una situación imprevista al transitar por la calle, de pronto casi atropellas a una persona o casi te atropellan, hay dos opciones, te enojas con la persona y la ofendes o te tranquilizas.
Si el incidente ya ocurrió, ¿hacia donde canalizas la energía?, ¿a un área positiva o hacia un área negativa?, ¿a un área que agrave la situación o la mejore?, ¿a una que nos genere paz, o buscamos pas pas pas pas de golpeteo?.
Siempre tendremos dos opciones, o lo vemos negativo o simplemente lo vemos como una experiencia mas de vida.
Todo esto le da una gran relevancia al entrenamiento en técnicas para ser conscientes,  respirando y relajándonos, ya que de esta manera podremos enfocarnos en lo que nos es más favorable.
Seguido escuchamos a personas referirse a vivir el momento presente y en esa búsqueda de la atención hoy se maneja la atención plena o mindfulness, basado en una técnica de meditación que consiste en tomar conciencia del momento en el cual nos encontramos, el famoso “aquí y ahora”: prestar atención a lo que nos rodea, sin distraernos.
Mantener la atención es estar con todo en las actividades que estamos realizando, incrementar la concentración aumenta la creatividad, disminuye el que estemos rumiando o dándole vueltas a una determinada situación, aumenta la empatía, mayor persistencia en lo que queremos lograr, tenemos mayor control emocional y por supuesto reducción del estrés y la ansiedad tan presentes en estos tiempos.
Otro aspecto muy necesario del entrenamiento es el acto de respirar, algo aparentemente tan sencillo, que realizamos en automático, pero es una función de la cual depende la vida.
La respiración es una de las funciones fundamentales de nuestro cuerpo, con nuestra primera inhalación empezamos nuestra vida como individuos vivos y con la última exhalación, dejamos de serlo. Por lo que “Respirar es vivir”.
Para estar vivos ocupamos mantener oxigenadas las células de todos los tejidos y sistemas,  se ocupa oxígeno, pero también se ocupa un adecuado intercambio de bióxido de carbono y demás residuos celulares, por lo que la respiración es una condición indispensable para una salud integral.
Algo muy importante y significativo es que la respiración tiene control voluntario o involuntariamente en condiciones normales, esto quiere decir que no ocupamos preocuparnos todo el tiempo por respirar, ya que en nuestro organismo existen mecanismos que se encargan de automatizarla. ¿Se imaginan que pendiente fuera para el ser humano tener una preocupación adicional a las que ya carga?
Finalmente está la relajación, la cual puede simbolizarse como la caja de velocidades de un carro ¿te imaginas vivir toda tu vida en primera? Pues a veces es lo que hacemos, los estados prolongados de tensión física y emocional ya lo comentamos que tienen un efecto muy negativo en el sistema inmune, provocan baja en las defensas naturales que nos protegen y además nos hacen vulnerables a múltiples agentes y factores causantes de enfermedades.
Así mismo, cada vez escuchamos a mas personas hablar de la relajación, o decirles a otras ya relájate, va entrando a la conciencia colectiva del mundo civilizado, porque de alguna manera la relajación se opone a las “agresiones” que se nos presentan como el cansancio, exceso de trabajo, pero también la carga de emociones y pensamientos que no liberamos positivamente.
Así que solo ocupamos llevar la atención a la posición corporal, sentir como entra el aire a los pulmones al inhalar, como sale el aire y se da el intercambio de oxígeno por el bióxido de carbono limpiando, liberando, pero además relajando cada músculo, tendón, articulación, cada parte del cuerpo físico, pero además liberando emociones y pensamientos tóxicos, con paciencia repetir, repetir y repetir la “técnica”
Ejercicio sencillo: concéntrate en la yema de los dedos, inhala profundo revitalizando, fortaleciendo y oxigenando; al soltar el aire libera y relaja. También puedes incorporar otros elementos como la visualización de imágenes agradables y modificar el ritmo de la respiración, para incrementar los beneficios terapéuticos de la respiración.
¡Que nada impida conectar con tu grandeza!

Aviso

La opinión del autor(a) en esta columna no representa la postura, ideología, pensamiento ni valores de Proyecto Puente. Nuestros colaboradores son libres de escribir lo que deseen y está abierto el derecho de réplica a cualquier aclaración.

- Advertisement -

Opinión

Son de 5 yaquis desaparecidos restos hallados en rancho “El Chichiquelite”, confirma Fiscalía de Sonora

Hermosillo, Sonora.- De acuerdo con el compromiso realizado con familiares de los desaparecidos en Loma de Bácum, Claudia Indira...

La secretaria de Cultura recupera casi 6 mil piezas con valor histórico y cultural para México

De diciembre de 2018 a la fecha, se han repatriado 5 mil 746 bienes, de los cuales 5 mil...

Parálisis en el Congreso mexiquense

Los pleitos entre las corrientes internas de Morena en el Estado de México ocasionaron una parálisis legislativa en la...

En alas del progreso

“Las personas no son ridículas sino cuando quieren parecer o ser lo que no son” (Giacomo Leopardi). Pues la Suprema...
- Advertisement -