-Anuncio-
viernes, junio 18, 2021

Hidratación y nutrición, indispensables para recuperarse del COVID-19

Últimas Noticias

Pemex invertirá 38 mdd para evaluar campo prioritario de AMLO

Petróleos Mexicanos (Pemex) invertirá 38 millones de dólares en un campo prioritario del gobierno encabezado por el presidente Andrés...

Nicole sale a las calles de Hermosillo para vender sus pinturas; quiere estudiar en una universidad de arte en la CDMX

Hermosillo, Sonora.- El sueño de Nicole es estudiar la universidad en una escuela de artes en la Ciudad de...

No pienso aún en 2024, sino en que AMLO se vaya en 2022: De Hoyos

Ciudad de México, 17 de junio (SinEmbargo).– El empresario Gustavo de Hoyos Walther descartó que por el momento piense en ganar...
-Anuncio-

El desarrollo de la coronavirus puede presentarse con diversos síntomas, los más comunes son fiebre, tos seca y cansancio, pero también hay quienes experimentan perdida de olfato, gusto y síntomas gastrointestinales como nauseas, diarrea e incluso anorexia, que requieren atención y manejo para asegurar una adecuada recuperación.
La enfermedad por COVID-19 puede durar entre siete y diez días, durante los cuales el paciente puede mostrar fiebre y en muchas ocasiones pérdida de peso derivado no solo de la falta de apetito sino de la pérdida de masa muscular. La fiebre es la respuesta natural del sistema inmunológico y es un signo claro de que se está combatiendo un agente extraño que significa un riesgo para nuestro cuerpo.
Cuando el cuerpo supera los 37.5 grados centígrados de temperatura, se pierden entre uno y tres mililitros de agua por hora, por cada kilogramo de peso. Además, al respirar, de manera natural se pierden entre 300 y 400 ml. por día.
Cuando el número de respiraciones se incrementa por arriba de 20 por minuto debido a una infección respiratoria, hay una mayor pérdida de agua. A esto se le conoce como “pérdidas insensibles”, que es el líquido que pierde el cuerpo debido a la evaporación por calor corporal y en respiración, por el intercambio de oxígeno y dióxido de carbono.
Tomando esto en cuenta, se puede calcular que una persona que tiene fiebre elevada de 38 grados durante tres horas y está respirando más de 20 veces por minuto, perderá un aproximado de 150 a 200 mililitros más de lo usual. Llegando a perder desde medio litro hasta litro y medio más por día.
La deshidratación en COVID-19 surge por la combinación de perdidas insensibles a lo cual se puede agregar diarrea y poca ingesta de agua y alimento por la presencia de nausea y malestar general.
El líquido que se pierde durante un cuadro de fiebre provocada por coronavirus o dengue, ya sea a través del sudor, la orina, la diarrea o los vómitos, también está acompañada de minerales que son vitales para recuperarse, especialmente el potasio, el sodio y el cloro. Es por esto que se recomienda el consumo de sueros rehidratantes que contengan electrolitos y glucosa. La glucosa es transportadora natural de sodio y potasio en el cuerpo por lo cual en el caso de diarrea ayuda a la absorción de éstos minerales.
En este contexto, la doctora Irma Luisa Ceja Martínez, médico especialista en medicina interna y Gerente Médico de Endocrinología y Nutrición de Grupo PiSA, explicó que “la mayoría de los pacientes, – aproximadamente el 80% –, con la COVID-19 tendrán síntomas menores y podrán recuperarse desde casa. Es necesario que tengan en cuenta dos aspectos importantes para salir de la enfermedad: la hidratación y la nutrición”.
“Combatir una infección es un proceso desgastante para el cuerpo humano pues la respuesta metabólica se incrementa y se pierde una gran cantidad de líquidos, incluyendo el sodio, a través de la sudoración que provoca la fiebre. Si a esto le sumamos síntomas gastrointestinales como el vómito y la diarrea, también se presentará una pérdida de potasio importante”, aseguró la médico especialista, miembro del Colegio de Medicina Interna de México (CMIM).
Ceja Martínez comentó que hasta el momento no existe ningún medicamento con sustento científico que cure la COVID-19. Los tratamientos actuales son para el manejo de los síntomas y las complicaciones, por lo cual el tratamiento de soporte sigue siendo paracetamol y una adecuada alimentación e hidratación.
El consumo de sueros rehidratantes con electrolitos y glucosa, como vida suero oral, que se distribuye gratuitamente en el Sistema Nacional de Salud (SNS) o bien, otros sueros de grado médico con aval de autoridad sanitaria, formulaciones aprobadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que se pueden adquirir en farmacias.
Por otra parte, la especialista en Medicina Interna mencionó que es común que los pacientes con COVID-19 presenten anorexia (pérdida de apetito) y molestias abdominales, por lo que una de las indicaciones es beber pequeños sorbos de líquidos – ya sea suero rehidratante o suero casero preparado con jugo de naranja natural, agua y sal – por lo menos cada quince minutos, incluso si no se tiene sed.
En el caso de los alimentos, es buena idea incrementar el consumo calórico y se debe comer incluso aunque no se tenga hambre. Se recomienda doblar o triplicar el consumo grasas buenas como el aguacate, aceite de oliva y las nueces, y también es aconsejable incrementar la cantidad de proteínas que se ingieren, vigilando que estas provengan de una buena fuente como: la carne, el pescado, los lácteos, etc.
“Es común que los pacientes desarrollen anorexia durante el tiempo que dure la enfermedad, y el COVID-19 también pude ocasionar, vómitos, náuseas y desencadenar un cuadro de gastritis que complicará el estado de hidratación del paciente, por lo que el consumo de bebidas con electrolitos se vuelve indispensable si no se está uno alimentando. Se puede ingerir pequeños sorbos de licuados de alguna fruta, proteína y se le puede agregar aguacate y nueces o almendras para tener un balance de grasas saludables”, comentó la gerente de Grupo PiSA.
Para finalizar, la también Gobernadora del Colegio Americano de Médicos (ACP, por sus siglas en inglés), Capítulo México, Dra. Irma Luisa Ceja Martínez, hizo un llamado a los pacientes para evitar a toda costa el consumo de alimentos y bebidas muy dulces y con poco valor nutricional cuando se presenta COVID-19, pues estos ocasionan mayor deshidratación alargando el periodo de recuperación.
Información tomada de www.informador.com.mx

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

-Anuncio-
-Anuncio-

Lo más visto

Tribunal Federal aprueba que Hacienda recabe información de bienes de Guillermo Padrés

Un Tribunal Federal aprobó que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) continúe recabando información acerca de los...

Calendario de la SEP 2021-2022 se alarga y le dice adiós a las vacaciones

La Secretaría de Eduación Pública informó que se alargó el calendario y el ciclo escolar 2021-2022 para nivel básico...

Jessica crea petición en línea para salvar antiguo árbol de uvalama en bulevar de Hermosillo; buscan un espacio para su conservación

Hermosillo, Sonora. Jessica Pérez Fuentes inició hace unos días una petición para salvar a una uvalama centenaria que se...

Nicole sale a las calles de Hermosillo para vender sus pinturas; quiere estudiar en una universidad de arte en la CDMX

Hermosillo, Sonora.- El sueño de Nicole es estudiar la universidad en una escuela de artes en la Ciudad de...

Familia fue acribillada por grupo armado en el interior de una vivienda en Cócorit

Una pareja adulta y un joven de 19 años fueron acribillados por un grupo armado que irrumpió violentamente en...
-Anuncio-