Ramón desapareció en un viaje a Ciudad Obregón para realizar trabajos de instalación; familia pide ayuda para encontrarlo - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Hermosillo > Ramón desapareció en un viaje a Ciudad Obregón para realizar trabajos de instalación; familia pide ayuda para encontrarlo

Ramón desapareció en un viaje a Ciudad Obregón para realizar trabajos de instalación; familia pide ayuda para encontrarlo

Astrid Arellano

Compartir esta nota en redes Sociales

Ramón Ángel Flores Tolentino, originario de Hermosillo, viajó a Ciudad Obregón para trabajar en la instalación de una refrigeración industrial durante tres semanas, pero el domingo pasado desapareció después de retirarse de una reunión con sus compañeros de trabajo.

El joven de 28 años, padre de cuatro pequeños, trabaja para una compañía contratista con la que suele viajar de ciudad en ciudad en la instalación de refrigeraciones, motivo por el que se encontraba en el sur del estado, en el municipio de Cajeme.

El sábado 1 de agosto Ramón Ángel y sus compañeros salieron rumbo a la localidad de Providencia -a 15 minutos en carro desde el centro- para asistir a una fiesta, sin embargo, él regresó antes que los demás y desapareció en el trayecto. Eran alrededor de las 3:00 de la madrugada del domingo cuando se retiró a bordo de una camioneta pick-up propiedad de la empresa.

El vehículo marca RAM 2007, color blanco, con tubos negros atrás y placas WE16818 tampoco ha sido encontrado.

Un familiar de Ramón Ángel explicó que sus padres y esposa viajaron desde Hermosillo a Ciudad Obregón el domingo por la noche para interponer una denuncia por desaparición y para buscarlo.

“Ellos ahorita están en un hotel y, a los niños, tuvieron que dejarlos acá… no les han dicho lo que pasó”, dijo su familiar, “a su esposa se le hizo raro que a él no le llegaran los mensajes en WhatsApp y que tampoco le videollamara el domingo, porque siempre lo hace; luego empezó a contactar a sus compañeros y tampoco sabían nada de él”.

El día de la desaparición, Ramón Ángel vestía un pantalón azul y una camiseta blanca. Es moreno, mide 1.75 metros, de piel morena, complexión robusta y cara redonda. Tiene ojos pequeños y cabello corto y negro.

“Él no tiene vicios”, concluyó su familiar, “menciono esto porque la policía nos preguntó si tenía algo malo, y no, realmente es limpio, trabajador, lo poquito que tiene le ha costado mucho, es una persona de familia que salía a trabajar y volvía para estar con sus hijos, su esposa y sus papás. Él no es un borracho, él no es una persona que se desaparezca”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *