El nuevo berrinche de Napito - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > El nuevo berrinche de Napito

El nuevo berrinche de Napito

Alejandro Sánchez

Compartir esta nota en redes Sociales

Columna Contra las cuerdas

Napoleón Gómez Urrutia, presidente de la Comisión del Trabajo del Senado, dejó tirada la elección para designar a la persona que ocuparía la dirección general del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral.

A pesar de ausentarse y de no dejar dictamen como correspondía para sacar adelante el proceso, el legislativo tomó protesta al primer titular del Centro que sustituye a las Juntas Federales y Locales de Conciliación y Arbitraje para corregir vicios, presiones y cabildeos del sector patronal e incluso de algunas organizaciones obreras durante los juicios de despidos laborales.

El presidente López Obrador envió una terna representada por Rafael Chong Flores, María Estela Ríos González y Alfredo Domínguez Marrufo, quienes comparecieron la semana pasada ante las comisiones unidas de Puntos Constitucionales y de Trabajo y Previsión Social.

Legisladores de la Comisión del Trabajo aseguraron que María Estela era la candidata de Gómez Urrutia. La impulsaba entre sus compañeros de Morena y de la oposición, pero la orden de arriba fue apoyar a Domínguez Marrufo, hasta ayer  subsecretario del Trabajo, quien finalmente obtuvo la dirección del Centro.

Se rescató el proceso y se construyó el dictamen aún y sin la firma del presidente de la principal comisión. Con la firma exclusiva de los secretarios fue suficiente y luego fue avalado por el pleno.

Es el nuevo berrinche y al mismo tiempo otra derrota que sufre Napito en el Senado ante Morena. Había sido doblado con su propuesta de regular el outsourcing, la contratación de trabajadores a través de terceros, proyecto visto como una venganza en contra de Grupo México con cuya empresa tiene deudas pendientes al ser depuesto del sindicato minero y exiliado en Canadá en el foxismo.

Alto a los suicidios

Mónica Fernández Balboa, presidenta del Senado, presentó una iniciativa de Reformas a la Ley General de Salud, para impulsar políticas públicas que permitan prevenir el suicidio en México, especialmente en los grupos juveniles y otros que son vulnerables en la población. Es una buena propuesta.

Lo que mueve a la senadora es la realidad actual y sobre todo luego de que una de sus grandes amigas decidiera quitarse la vida. A raíz del COVID–19 se incrementaron los casos de intento de suicidio por depresión y ansiedad y casi nadie ha puesto atención en esa crisis. La Secretaría de Salud reporta 335 intentos cada 24 horas durante esta pandemia. Ojalá el proyecto no acabe en la congeladora.

UPPERCUT: El PRI en la Cámara de Diputados no cambió su postura de apoyar la compra de medicamentos en el extranjero sin licitaciones de por medio, a pesar de que le llovieron críticas de conformar una la alianza con Morena a costillas de la transparencia. Dulce María Sauri fue la cara visible que pagó los platos rotos de los acuerdos en lo oscurito con Morena a cargo de su coordinador René Juárez Cisneros. De Rubén Moreira, no sorprende nada. Como ayer se dijo aquí, el nombre de Juárez suena entre los legisladores sobornados por Emilio Lozoya para sacar la Reforma Energética. Era senador cuando se negoció el Pacto por México. Así que esta vez no le importó ir a la inversa de una mayoría de compañeros suyos en el Senado que intentaron frenar las Ley de Adquisiciones.

Acerca del autor

Alejandro Sánchez es periodista y autor de la columna Contra las Cuerdas, de El Heraldo de México.

Correo Electrónico

alexsanchezmx@gmail.com

Twitter

@alexsanchezmx

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *