-Anuncio-
martes, septiembre 21, 2021

Dejemos huella en México

Relacionadas

- Advertisement -

En su historia México ha tenido muchos períodos difíciles que han dejado huella en su población, que nos han forjado y de los cuales hemos salido adelante con mucho esfuerzo, creatividad y dedicación.
En los años setenta sufrimos una serie de desaciertos en materia de gestión de gobierno, que se tradujeron en casi 10 años perdidos en términos de desarrollo económico y social, el socialismo nos costó caro.
El país pasó por una etapa de fuerte inestabilidad económica durante toda la década de los ochenta y solo empezó a tener estabilidad a partir de los años noventa, pero con una fuerte crisis en el 95, a partir de ese año la economía y la sociedad poco a poco se fueron recuperando y desarrollándose.
La apertura económica y la entrada en vigor del Tratado de libre comercio trajo un crecimiento lento pero sostenido, implicando un cambio en las prioridades que se venían manejando hasta ese momento.
La economía se empezó a enfocar a la competitividad, a la exportación, y se empezó a ver como normal la entrada de capitales extranjeros, la llegada de productos de importación, el inicio de operaciones de las franquicias, todo lo cual implicó una nueva forma de vida para todos los mexicanos.
En el inicio del nuevo milenio, China se abrió al mundo y se convirtió a partir de ese momento en un imán para la manufactura mundial, muchas empresas dejaron de ser competitivas ante la nueva realidad, pero muchas otras tuvieron un nuevo mercado enorme en donde vender.
El avance democrático que inició junto con la apertura económica también modificó muchas conductas y prioridades de la sociedad mexicana, pero a mi parecer no supimos desarrollarnos como sociedad para aprovechar adecuadamente la nueva realidad.
Nuestros líderes políticos no tuvieron como contraparte a una sociedad vigilante, crítica y exigente, en general el comportamiento fue de complacencia, poca exigencia y de conformismo.
La oferta de los partidos políticos se fue degradando de tal forma que se fueron quedando al frente de esas instituciones políticos pragmáticos, muchos de ellos deshonestos, que solo trabajan en la lógica de mantener el poder y sus beneficios.
Es común que veamos en todos los partidos a dirigentes y candidatos que se están reciclando campaña tras campaña, no dejan que nuevas figuras y liderazgos se desarrollen, como todo lo que no se renueva los partidos se han ido degradando y enviciando.
Una buena propuesta, ante la realidad de los partidos políticos actuales, sería exigirles que al menos la mitad de sus candidatos si no es que todos, sea gente ajena a los liderazgos actuales, gente preparada y capaz de la sociedad civil, sin afiliación partidista, ni vínculos con el pasado.
La responsabilidad de que estas cosas cambien en buena medida está en la sociedad, debemos de exigir a los partidos que refresquen su oferta política, que ya no postulen a los mismos, que sepan que si les damos nuestro voto les exigiremos resultados y un desempeño honesto desde el primer día.
Un país para progresar requiere de una sociedad activa, crítica, que no se quede callada y que haga sentir su fuerza no solamente durante las votaciones sino todos los días, los políticos se deben de sentir evaluados de manera cotidiana, se deben de preocupar por el impacto de sus acciones y la respuesta de la ciudadanía a cada acto de gobierno que ellos lleven a cabo.
Los mexicanos estamos enfrentando y padeceremos al menos tres crisis concurrentes, una economía en recesión y con indicadores macroeconómicos que empiezan a perder estabilidad, inseguridad que no se le ha hecho frente y que cada día se ve más desbordada, además de una crisis de salud que nos significará grandes costos humanos y materiales.
Es difícil de concebir que todos estos problemas los enfrentemos sin cambiar nuestra realidad, ocupamos más instituciones, más contrapesos, mejores leyes, mayor rendición de cuentas, menos paternalismo y sobre todo una mayor unidad y colaboración de todos los mexicanos.
Evidentemente estas soluciones no saldrán de la clase política actual, ocupamos crear un punto de inflexión, un cambio de rumbo que no sea demagógico, la economía de mercado nos trajo un desarrollo que debemos de reconocer que fue insuficiente, pero no la podemos abandonar por modelos que ya probamos en los setentas y vimos lo dañino que son, enderecemos el barco, es una tarea de todos.

Aviso

La opinión del autor(a) en esta columna no representa la postura, ideología, pensamiento ni valores de Proyecto Puente. Nuestros colaboradores son libres de escribir lo que deseen y está abierto el derecho de réplica a cualquier aclaración.

- Advertisement -

Opinión

Agrava crisis migratoria y los capturan a caballo

La crisis migratoria se agrava en la frontera norte del país. Imágenes inéditas indignaron ayer a la opinión pública...

La payasita “Solesito” regala útiles a menores vulnerables en la colonia Mallorca de Hermosillo, da hogar temporal a gatos de la calle y vende...

Hermosillo, Sonora.- La colonia Mallorca, al sur de Hermosillo, es una comunidad donde viven familias vulnerables y ahí resalta...

¿Y el permiso para consumir cannabis en Sonora?

En junio de este año la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) aprobó la Declaratoria General de...

Las ciudades del futuro deben caminar hacia una movilidad sostenible

Es buen momento de conmemorar el Día Mundial sin Coche, empezando a reducir desde el día miércoles 22 de...
- Advertisement -