-Anuncio-
viernes, mayo 7, 2021

A sus 18 años Felipe se convirtió en papá, un reto que supo enfrentar; ahora es Médico y atiende a pacientes COVID-19 en Hermosillo

Últimas Noticias

Kiko Munro seguirá como alcalde de Puerto Peñasco, candidatura por diputación no le pide dejar cargo

Puerto Peñasco, Sonora.- Ernesto “Kiko” Munro retomó sus funciones como alcalde de Puerto Peñasco desde el jueves 6 de...

Se atenderán peticiones de Sindicato Único de Bomberos de Hermosillo en mesa de diálogo, afirma Isssteson

Debido a las peticiones del Sindicato Único de Bomberos de Hermosillo, y la urgencia para solucionar casos específicos que...

Pelea de “Canelo” vs Saunders promete grandes emociones este sábado; están en juego 2 títulos

Todo está listo para que este sábado 8 de mayo de 2021 Saúl 'Canelo' Álvarez y Billy Joe Saunders se midan...
-Anuncio-

Cuando Felipe Hadad Ruvalcaba se convirtió en papá de Ximena tenía apenas 18 años. Fue un hecho que cambió su vida en un abrir y cerrar de ojos, pues dejó las fiestas con amigos para criar a su pequeña hija.
Ahora el joven hermosillense de 25 años tenía su futuro incierto, ya que no estaba seguro de buscar un trabajo estable para mantener a su niña, o dedicarse a estudiar una carrera y salir adelante derribando cualquier obstáculo que se le pusiera enfrente.

Finalmente Felipe decidió estudiar la Licenciatura en Medicina en la Universidad de Sonora, una profesión muy demandante a la cual se ha sabido adaptar a pesar de los altibajos que representa ser médico y papá al mismo tiempo.

“Ser papá representa un reto muy grande a aquellos que lo tomamos en serio, que quizá al principio con confusión o con muchos miedos de establecer una figura adecuada para un hijo, sin conocimiento de nada, porque nadie nos enseña a ser papás…

Es un reto gigantesco, es dar mucho amor aún sintiéndose caídos, es en verdad algo muy bonito que quizá nadie se esperaba, pero en realidad termina teniendo muchos frutos”, expresó Felipe.
Como papá joven, Felipe siempre ha estado acompañado de sus padres que son el pilar en la crianza de Ximena, de seis años, pues hubiera sido muy difícil no contar con ningún apoyo familiar para educar a su hija.
Antes de que naciera Ximena, el joven solía tocar el bajo, instrumento que aprendió a usarlo de manera autodidacta, además de cantar, salir con amigos y dibujar a lápiz; ahora es un médico que ayuda a los pacientes con coronavirus aislados en el Hotel San Martín.

Además, Felipe contó que ser padre también requiere de demasiada responsabilidad, aunque en ocasiones sea inevitable sentirse vulnerable por el reto de educar a su niña, pese a que tanto él como la mamá de la pequeña están encargados de cuidarla.

“Yo nunca tuve una adultez normal como todos, veía a mis compañeros a sus 18, 19 años disfrutando de su juventud, de su libertad, vas teniendo más libertades y vas haciendo más cosas que querías hacer antes que no podías. Yo tenía 17 años y ella 18 y fue un golpe muy duro, fue un qué hago, qué va a pasar de aquí en adelante…
Ya estaba saliendo de la prepa, iba a escoger carrera, ¿qué chingados voy a hacer?, ¿qué le puede dar un chamaco de 17 años a un bebé? Absolutamente nada y con mucha inmadurez, que todavía se trabaja en ello, claro no digo que sea la persona más madura, entonces a los 17 años estábamos embarazados. Cuando tuve 18 años ya nació la niña”, detalló.


Para Felipe, Ximena representa su vida entera. Es su pequeña amante de los gatos y los juegos de Instagram, una niña muy cariñosa que siempre le demuestra su amor incondicional con besos y sonrisas, el mayor motor para seguir avanzando.

“Ya no vives por ti mismo, representa gran parte de mi vida, representa casi toda mi vida. Lo que se ha logrado obviamente no ha sido por mi mismo, obviamente es fruto de todos aquellos que me han apoyado y levantado y una de esas personas es Ximena, que por ella sigo aquí adelante tratando de sacar las cosas para que ella tenga más frutos, para que no sufra lo difícil que está esta vida…

Claro sin perder la humildad, todo lo que hago día a día es pensando en ella, por ella y uno ya no es egoísta, ya no piensa por uno mismo, ahora ya hay alguien por quién ver y ella representa gran parte de mi vida… En mi mente, en mis pensamientos, en mis metas está involucrada, entonces yo creo que Ximena representa mi motor, mi fuerza y mis ganas de salir adelante cuando uno está decaído”, finalizó Felipe.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

-Anuncio-
-Anuncio-

Lo más visto

Elementos de Guardia Nacional balean por error a 2 agentes de la FGJE en Caborca y uno muere; Fiscalía lamenta los hechos

Luego de que la noche de este miércoles elementos de la Guardia Nacional balearan aparentemente por error a dos...

“Gracias por hacerme sentir que soy parte de la sociedad”, expresa Miguel, testimonio del colapso de la L12

Ciudad de México, 6 de mayo (SinEmbargo).- Miguel, el hombre en situación de calle que narró su experiencia durante el colapso...

Por inseguridad en Caborca habitantes viajan con vidrios del carro abajo para no ser confundidos por sicarios

Caborca, Sonora.- La violencia e inseguridad en Caborca está fuera de control, en lo que va del año suman...

Motorizados matan a joven de 20 años en colonia Insurgentes, de Hermosillo, y logran escapar

Hermosillo, Sonora.- Un joven de 20 años fue asesinado a balazos en calles de la colonia Insurgentes de esta ciudad...

“Mi papa me regaña, mi mamá me pega. Quiero morir”: Niña de Coahuila envía mensaje de auxilio en caja de cartón

Una comerciante de la ciudad de Nueva Rosita, Coahuila publicó en redes sociales un mensaje que encontró en un...
-Anuncio-