Las serpientes comen roedores y previenen pandemias, hay 9 especies en riesgo de cascabel en Sonora - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Puente Verde > Las serpientes comen roedores y previenen pandemias, hay 9 especies en riesgo de cascabel en Sonora

Las serpientes comen roedores y previenen pandemias, hay 9 especies en riesgo de cascabel en Sonora

Ana Gamboa

Compartir esta nota en redes Sociales

Hermosillo, Sonora.- En Sonora existen alrededor de nueve especies de víboras de cascabel, pero todas están bajo protección especial por el alto índice de muertes accidentales o intencionales causadas por el ser humano.

Los atropellamientos en carretera, la pérdida del hábitat, el uso para artículos comerciales como botas o bolsos y los ataques de personas al sentirse atemorizadas, han provocado que sea considerada por la NOM-059-SEMARNAT- 2010 como un animal en riesgo y bajo la protección especial.

Por su naturaleza depredadora, estas serpientes son capaces de mantener un control en las poblaciones de roedores; Sin ellas, por el alto número de ratas y ratones que existen, podrían detonarse invasiones e incluso pandemias mundiales como la conocida Peste Negra, que se originó por una bacteria que afectaba y se transmitía a través de los parásitos de estos animales.

Gerardo Carreón Arroyo, director de conservación en Naturalia A.C., explicó que aunque en este momento la serpiente no está en peligro de extinción, es vista como un animal que podría entrar a esa categoría si no se detiene la amenaza constante a su vida.

“Todas las cascabeles están en la categoría de protección especial. Esto quiere decir que se distribuyen en algún área en particular y no son tan comunes como lo eran hace algún tiempo.

Esto, básicamente, ha cambiado para ellas porque cuando escuchamos cascabel lo asociamos con veneno y efectivamente, estas víboras tienen veneno que utilizan para inyectar a sus presas”.

Agregó, “la víbora tiene un sistema de protección para ellas y otros animales que no son sus presas, como el humano, vacas y caballos. Entonces sacuden su cascabel y lo utilizan como alerta o alarma.

Cuando nos acercamos y estamos distraídos, es cuando hay muchos accidentes pero también gracias a él se evitan otros muchos”.

En Sonora, este tipo de reptiles habitan en las sierras, en Guaymas, en la Isla Tiburón, en la Costa de Hermosillo, por lo que es común encontrarlas cuando se hacen actividades de senderismo, campamentos y hasta en la misma ciudad de la capital sonorense debido al ecosistema desértico.

Carreón Arroyo señaló que constantemente se cree que solo existe un tipo de serpiente de cascabel por la similitud entre sus características. Sin embargo, de las 42 reconocidas actualmente, 36 habitan en México, según la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad.

En nuestra entidad encontramos las siguientes: crotalus atrox (puede medir hasta 2 metros), crotalus molossus (o cascabel de cola negra), crotalus estebanensis, crotalus tigris (o cascabel tigre), crotalus pricei, crotalus cerastes, crotalus scutulatus, crotalus willardi, entre otras.

No se sabe y no existe un dato o estudio científico que pueda establecer cuántas serpientes y de qué especies mueren al año, aunque por los monitoreos que realizan grupos de estudios herpetológicos, se concluye que las poblaciones son cada vez más reducidas.

 

¿Por qué es importante preservar estos reptiles y cuáles son sus aportaciones dentro del ecosistema, donde cada uno de los animales juegan un papel vital para el equilibrio de la naturaleza?

El profesor investigador del Departamento de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de la Universidad de Sonora (DICTUS), Alf Enrique Meling López, resaltó entre una de las funciones más importantes mantener un control en la población de roedores (ratas, ratones), ya sea en campo abierto o al interior de las casas.

De no existir una especie que los deprede, pueden detonarse invasiones e incluso causar enfermedades como la conocida Peste Negra, que se originó por una bacteria que afectaba a las ratas y otros roedores y que se transmitía a través de los parásitos en estos animales.

“Las serpientes de cascabel son depredadoras y ayudan a controlar las especies de roedores (estas a su vez son muy comelonas de pasto, semillas).

En general, las especies se están controlando unas a otras, unas dependen de las otras, las que comen basura, las que comen maleza para que no haya exceso de pérdida de pastura o follaje, etcétera”.

Agregó, “evitan que haya depredación de las semillas -por parte de roedores- y comienzan a crecer por otro lado”.

En algunos laboratorios, se crean nidos de víboras para hacer estudios sobre el veneno hemotóxico y a la vez crear un antídoto capaz de aminorar los efectos de éste; sin embargo, en estos lugares no se atenta contra sus vidas.

Durante los meses de junio a octubre, después de las lluvias, es cuando aparece una mayor cantidad de serpientes, ya que al ser animales de sangre fría su actividad es mayor cuando el clima es cálido y menor cuando es frío.

En temporada de cuarentena, muchos son los planes que se tienen para cuando los días de confinamiento terminen; entre ellos, resaltan el hacer viajes y explorar la naturaleza, realizar senderismo, paseos, entre otros.

El fotógrafo de naturaleza y guía certificado, Alfonso Vázquez Bañuelos (mejor conocido como RADA SC), dio algunos datos y consejos para tomar en cuenta cuando se dé un encuentro al aire libre con estas serpientes.

“Es muy común que empecemos a encontrar víboras de cascabel en los senderos donde camina a hacer ejercicio, en las afueras de la ciudad o en el Cerro del Bachoco, en el caso de Hermosillo.

Lo más importante es mantenerse en el sendero, y si llegas a ver o escuchar una, debes detenerte en ese momento, localizarla visualmente o por medio del oído y darle su espacio para que huya. Normalmente, cuando nos ven, van a huir. Si nos acercamos, mantendrán su posición e intentarán atacarte”.

Además recomendó, “nunca salirse del sendero, llevar una vara para caminar que sirve para mover arbustos sin quitar piedras con las manos, fijarse en donde pisan.

También que bajen una aplicación que se llama RedTox. Lo que informa es, con base a tu ubicación, dónde están los centros de salud más cercanos en los que te pueden administrar tratamiento contra la mordedura de serpiente”.

  • Pueden ser más peligrosas de pequeñas, al no tener experiencia en caza e inyectar todos su veneno a la presa
  • Es más común verlas de noche
  • Se recomiendan aproximadamente tres metros de separación entre humano-serpiente
  • La serpiente cola negra no siempre suena el cascabel como advertencia

Es necesario saber observar y escuchar. Ahí está la clave de la prevención. Es así como los indígenas que tradicionalmente han vivido en el campo las evitan y por lo mismo son parte de la población con un índice de mordeduras de cascabel mucho menor, señaló el especialista en conservación Gerardo Carreón Arroyo.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *