-Anuncio-
miércoles, junio 16, 2021

La educación como filtro: conspiración y pandemia

Bruno Ríos
Bruno Ríos
Bruno Ríos es doctor en Literatura Latinoamericana por la Universidad de Houston. Escritor, académico y editor.

Relacionadas

- Advertisement -

De pronto, todo está conectado. Bill Gates y su imperio. Los metales pesados en las vacunas. El aparato global de ingeniería biomédica. Bioterrorismo. El calentamiento global. Médicos que ganan sumas obscenas de dinero por aumentar artificialmente las cifras de infectados. Sistemas hospitalarios que trafican con tejidos y líquidos corporales. La cura milagrosa de los alimentos y los aceites esenciales. La élite de reptiles alienígenas que controla el mundo. La ciencia como ganancia. La tecnología 5G causó el coronavirus. Y así hasta el infinito.

También de forma repentina, me ha sorprendido que un buen número de mis contactos han compartido y se han cuestionado sobre algunas teorías conspiratorias. Muchos de estos contactos son personas que por demás considero educadas, listas, que están ávidas de información y que aprecio. Pero así, de pronto y de forma inesperada e inexplicable, pareciera que han suspendido todo juicio crítico con respecto a la información que leen y comparten. No me extraña ver a quienes siempre han sido conspiranóicos seguir siéndolo, a los antivacunas y demás márgenes de lo aceptable. Lo que me sorprende es un convencimiento que ha ido más allá de lo esperado.

-Anuncio-

Sobre todo, se ha hecho viral (válgame la ironía) una serie de videos que fungen como el preámbulo de un supuesto “documental” llamado “Plandemic”. A pesar de que las plataformas digitales como YouTube, Facebook y Twitter han hecho esfuerzos considerables por limitar la propagación de estos videos, ha sido muy difícil controlar la reproducción masiva de estas teorías que, en un momento como este, resultan especialmente dañinas. No voy a entrar en detalles sobre el video porque creo que no es lo importante aquí. Basta decir que está repleto de pseudociencias e información falsa y peligrosa. Basta decir que no tiene ningún mérito científico ni analítico.

Una de las estrategias para aparentemente establecer una base de credibilidad por parte de este tipo de desinformación es la de pronosticar su propia censura. No se trata entonces de que tanto personas como instituciones estén procurando no desinformar a la gente, sino que ese mismo esfuerzo es parte de la conspiración. La “censura” es una respuesta a que están “diciendo la verdad”, que “están siendo incómodos”. En realidad, la situación es mucho más sencilla: hay cosas que sabemos y cosas que no sabemos. Los hechos comprobables (y consensuados) son los únicos que importan para responder a una crisis como esta. Todo lo demás hace daño.

-Anuncio-

¿Cómo explicar entonces las formas en las que este tipo de narrativas se arraigan en el imaginario de tanta gente? Tal vez su único mérito es el de usar una serie de mecanismos que tienen todas las historias convincentes. Las teorías de la conspiración más exitosas son las que se aprovechan de ese espacio bastante reducido entre lo posible y lo francamente absurdo. Dirán algo como “esto puede parecer absurdo, pero si ves el video completo terminarás por darte cuenta de que es verdad”. Formulan narrativas “posibles” usando los mismos mecanismos que usa la divulgación científica y las narrativas documentales para asegurar sus credenciales.

Una de las cosas más difíciles de ser profesor es enseñar a distinguir qué tipo de información es confiable y qué no. De entrada, esto se ha hecho aún más complicado con la penetración de internet en todos los aspectos de nuestra vida. La sobreabundancia de información hace que sea aún más complejo diferenciar qué es real y qué no. Esto ha tenido repercusiones políticas, sin duda alguna. Pero en medio de una crisis como esta, el problema se vuelve mucho más letal. Ya no se trata de enseñar o mostrar a los alumnos a no usar fuentes no arbitradas para hacer sus ensayos finales. Se trata de información sensible que pone en riesgo a muchísimas personas.

-Anuncio-

Ante la inmensa incertidumbre de lo que viene en los próximos meses, esa hambre por darle sentido a las cosas nubla un poco ese filtro, lo satura sobremanera de tal forma que somos muchas veces incapaces de discernir entre lo posible y lo absurdo. Es la única explicación que tengo para entender por qué personas educadas y bien informadas pueden dudar de sus propios juicios.

Lo que la investigación académica me ha enseñado, y los libros en general, es que no todo lo que está ahí afuera es lo suficientemente veraz como para repetirlo, ya sea en una cita textual o en una clase. La transmisión de información y la generación de conocimiento debe estar sujeta a factores muy estrictos de corresponsabilidad, esto es: el conocimiento no me pertenece a mí, nos pertenece a todos, y por eso hay que someterlo a prueba. Todo aquello que es nuevo, toda nueva idea que importa tiene que estar bajo el escrutinio de nuestros pares, de esos que también han generado conocimiento en la materia que escojamos. La ciencia y el método científico es la prueba más clara de que no podemos pensar solos ni valernos de la experiencia subjetiva para afirmar que algo es verdad o no.

Para acabar pronto, no, no todo es relativo. Si pudiera terminar con algo este amplio tema sería con esto: retomemos la educación como una forma de aprender a aprender, como una herramienta fundamental para saber cuáles son los hechos y cuáles los absurdos.

- Advertisement -

Opinión

90 mil empleados de maquiladoras fronterizas en Sonroa, de 18 a 39 años, serán vacunados entre junio y agosto, informa Index

Hermosillo, Sonora.- La Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación en Sonora (Index), estima se vacunen contra el covid-19 a...

Ejecutan a comandante considerado pieza clave en caso Ayotzinapa

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El comandante de la Policía Ministerial de la Fiscalía General del estado de Guerrero (FGE),...

Reportan 34 posibles casos con nueva cepa covid en Granados, Huásabas y comunidades cercanas, 22 han dado positivo

Hermosillo, Sonora, junio 16 de 2021. La Secretaría de Salud en Sonora investiga la posible presencia de una nueva...

Toma protesta Luis Armando Mendoza como director de comunicación social de la Unison

Esta tarde, se informó que Luis Armando Mendoza, tomó protesta como director de Comunicación Social de la Universidad de...
- Advertisement -