-Anuncio-
lunes, junio 21, 2021

El futuro de México está en sus ciudadanos

Relacionadas

- Advertisement -

Hoy en día, dada la realidad a la que nos enfrentamos, considero que es importante que cada uno de nosotros nos cuestionemos, diariamente y en cada una de nuestras actividades, cuál debe de ser nuestro papel como ciudadanos mexicanos.

Cada día más mexicanos nos estamos dando cuenta que las soluciones a nuestros problemas no vendrán de nuestros políticos o de los partidos, ellos solo se preocupan por ganar más poder y permanecer por más tiempo en sus puestos.

-Anuncio-

En el pasado quisimos creer que bastaba votar por el candidato de nuestra preferencia, para luego sentarnos a ver si la “apuesta” nos funcionaba.

Los hechos nos han dejado claro que todos los partidos políticos y sus integrantes no tienen la capacidad de crear el país que nosotros necesitamos.

En lo general ser un ciudadano se puede entender como pertenecer a una determinada comunidad política, ser mexicano, colombiano, español, etc.

-Anuncio-

Es decir, la ciudadanía pudiera ser algo tan simple como en qué lugar naciste o a qué país te has nacionalizado, pero ser un ciudadano es mucho más que eso ya que implica ser parte de esa sociedad, sus raíces, su cultura, su comida, sus tradiciones, sus valores y sus instituciones.

El ser un ciudadano debe implicar desarrollar un sentimiento de pertenencia y de identidad de ese lugar, así como de las cosas buenas y malas que eso implica, es decir, no podemos llamarnos mexicanos porque nacimos aquí y nos gustan los tacos, pero nos desagrada el mole, o los problemas que tenemos como país o cualquier otra cosa que nos incomode, ser mexicano es un paquete completo, incluye lo bueno y lo malo.

Obviamente que no solo implica la aceptación de lo que no tenemos o lo que nos parece que se pudiera mejorar, ser ciudadano implica buscar mejorar nuestro entorno, trabajar por hacer más grande nuestra casa, aceptar nuestros defectos, pero trabajar por mejorar nuestras aptitudes y capacidades, debemos detenernos y preguntarnos ¿qué es lo que he hecho hoy para mejorar a mí país?

-Anuncio-

Nuestro país no lo van a cambiar o mejorar las redes sociales por sí solas, parece que muchos creen que criticar en Twitter alguna acción de gobierno basta para que las cosas cambien, en la realidad se ocupan acciones concertadas, la determinación de un número significativo de ciudadanos para hacer lo necesario e influir en las decisiones públicas.

La confrontación de comentarios en las redes sociales por sí misma no nos lleva a ningún lado, se necesita que empecemos a ponernos de acuerdo en acciones específicas, pasar de la queja y el enojo a los acuerdos, las mayorías y las acciones concertadas.

El criticar y cuestionar a las autoridades no debe de verse como actos partidistas, los ciudadanos independientemente de nuestras afinidades políticas, tenemos el derecho de opinar y promover el cambio de decisiones cuando pensemos que es lo mejor para nuestro país.

A diferencia de muchos otros países que han madurado en materia de responsabilidad ciudadana y activismo cívico, en México es común aún que carguemos con prejuicios, atavismos, costumbres o malas prácticas en materia de ciudadanía y participación política, nos preocupa hablar de estos temas.

No ocupamos de consensos para poder influir en las decisiones, basta que tengamos la voluntad de llegar a acuerdos en aquello que nos es común, eso pasa en muchos otros países, hay muchas acciones que pueden tener el apoyo de todo el mundo, aunque tengamos diferencias ideológicas, de visión, de experiencia o cualquier otra cosa que nos divida.

Equivocadamente pensamos que por haber votado por algún candidato o partido lo debemos de apoyar incondicionalmente, el papel de un ciudadano nunca debe de ser el de un incondicional, lo mejor para cualquier dirigente público o privado es tener gente que lo cuestione, que lo critique cuando se equivoque, y que, por otro lado, lo aplauda y lo apoye cuando haga bien su papel.

Los cambios que todos queremos se harán realidad cuando tomemos un rol activo en el quehacer político como ciudadanos, cuando dejemos de ser sujetos pasivos y conformistas, no se trata de que todos los ciudadanos se conviertan en políticos, sino que hagamos que los políticos se preocupen por respetar a los ciudadanos.

Decía el Cardenal de Retz, un político y memorialista francés: “Cuando los que mandan pierden la vergüenza, los que obedecen pierden el respeto”, luchemos por recuperar el respeto a los ciudadanos, para que los políticos recuperen la vergüenza.

 

- Advertisement -

Opinión

Hermosillenses salen a plazas comerciales y calles del Centro por Día del Padre, en panteones registran poca afluencia

Hermosillo.-  Ciudadanos de Hermosillo optaron por celebrar el Día del Padre en lugares frescos como centros o plazas comerciales,...

Marea Verde Sonora coloca tendedero con rostros de hombres que no cumplen con pago de pensión alimenticia en Hermosillo, por Día del Padre

Hermosillo, Sonora.- En el marco del Día del Padre, el colectivo Marea Verde Sonora colocó un tendedero con nombres...

Ahora viene lo bueno

Columna Desde la Polis (segunda parte) Como se advirtió en el texto de la semana anterior, existe una gran expectativa entre...
- Advertisement -