De 2017 a 2020, se ha activado Alerta Amber 56 veces en Sonora; mayoría de casos son por extravíos - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Reportajes Especiales, Sonora > De 2017 a 2020, se ha activado Alerta Amber 56 veces en Sonora; mayoría de casos son por extravíos

De 2017 a 2020, se ha activado Alerta Amber 56 veces en Sonora; mayoría de casos son por extravíos

Astrid Arellano

Compartir esta nota en redes Sociales

Un rostro en una fotografía se difunde miles de veces en cuestión de minutos. WhatsApp, Facebook, televisoras, radios y sitios web disparan sus publicaciones, a la par del trabajo de las corporaciones policiacas, cuando el mecanismo se activa con un único objetivo: encontrar a salvo a un menor desaparecido.

De 2017 a la fecha, la Alerta Amber Sonora se ha activado en 56 ocasiones, de las cuales, Hermosillo, Obregón y Nogales concentran la mayoría de los casos; del total y a la fecha, un menor permanece desaparecido y tres han sido encontrados sin vida.

Uno de los casos de activaciones más recientes ocurrió en Hermosillo apenas este 21 de enero de 2020, para María Guadalupe Peralta Morales, una menor de 14 años que permanecía desaparecida desde el 24 de diciembre de 2019 y para quien, hasta ese momento, no existía una denuncia ante la autoridad por parte de su familia.

Afortunadamente, la alerta se desactivó once horas después, con la localización de la niña. Esta es la segunda de las tres alertas que se han activado en lo que va de 2020, donde los menores han sido encontrados sanos y salvos.

De acuerdo con los registros de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora (FGJE) y Alerta Amber, la mayoría de los casos se catalogaron como “probable desaparición y/o extravío de persona”, que se registran cuando el menor no es localizado en su casa, con familiares, amigos o vecinos y también cuando el menor decide salir de su núcleo familiar al existir problemas en el mismo o cuando hay problemas conductuales de por medio.

Para este tipo de desapariciones se contabilizaron 48 casos totales de 2017 a 2019, seguidos, en este mismo lapso, de dos casos más por privación ilegal de la libertad, dos por sustracción de menores y uno por rapto.

Sólo para esta última categoría, apuntaron que, en los últimos tres años, únicamente se tiene registro del caso de la niña Itzel Noemí -de siete años- quien fue raptada, violada y asesinada por un hombre vecino en mayo de 2019, tras siete días desaparecida en San Luis Río Colorado.

Sobre los otros dos casos donde se tienen reportes de hallazgos sin vida, se tiene uno más en 2019 de un menor de 16 años, ocurrido en Ciudad Obregón, y otro más, en Guaymas, de un menor de seis años.

Por lo reciente de los casos de 2020, no se tienen detalles sobre la categoría en la que entró cada uno de estos.

Hermosillo -que contabiliza además al Poblado Miguel Alemán ya que pertenece al municipio- es el que concentra el mayor número de casos, con 18. Le siguen Cajeme y Nogales, con 10 y 12, respectivamente.

Victoria Guadalupe Encinas Deviana, coordinadora estatal de Alerta Amber Sonora, explicó que este mecanismo se implementó en el estado el 15 de abril de 2013 y que ha sido efectivo gracias al apoyo de la comunidad que se encarga de replicar las fichas de búsqueda por todos los medios.

En México, la Alerta Amber existe desde 2012 pero, en Estados Unidos, su historia inició hace más de 20 años, en 1996, como un legado en memoria de Amber Hagerman, una niña de 9 años que fue secuestrada y brutalmente asesinada en Texas.

La activación de la Alerta Amber depende de tres criterios: que la persona desaparecida sea menor de 18 años; que se encuentre en riesgo inminente de sufrir daño a su integridad física o moral y donde que se presuma algún delito por no localización, por sustracción o por desaparición; además de que exista una denuncia telefónica o por comparecencia ante el Ministerio Público.

La persona denunciante deberá proporcionar una fotografía reciente del menor, indicar sus características físicas, la fecha y lugar de los hechos, así como una narración de estos para aportar datos que ayuden a su búsqueda y localización.

“Es un mito que deban esperarse 48 o 72 horas para denunciar, es incorrecto”, dijo Encinas, “para que la alerta se active, se debe denunciar inmediatamente, porque cada minuto va contando y las primeras horas son vitales para la búsqueda, porque pueden marcar una gran diferencia entre la vida y la muerte”.

Para las alertas, existen dos categorías: alerta pública y pre alerta. La primera, se activa de inmediato y se hace conocer por los canales oficiales de la FGJE y por medios de comunicación cuando se tiene la información necesaria, mientras que la segunda, se refiere a los casos que no reúnen los requisitos para su activación.

“Estas no se hacen públicas porque no reúnen los requisitos mínimos, pero también porque la desaparición del menor no fue denunciada recientemente”, explicó Encinas, “que el familiar denuncie después de días, una semana e incluso meses.

Eso se nos hace muy preocupante, porque hay casos donde los padres dicen que el hijo salía y entraba, que se iba un día y luego regresaba, pero que ya pasó más tiempo y que no saben nada de él”.

Por ello, la titular de Alerta Amber Sonora llamó a los padres a conocer a sus hijos y a comunicarse con ellos, así como a conocer detalles sobre sus redes sociales y sus amistades.

“Queremos que los padres no sean ajenos a sus hijos y que no los descuiden de ninguna forma, más aún cuando es un niño pequeño”, sostuvo.

“Para la prevención, necesitamos comunicación y tomar como prioridad a tu hijo”, agregó, “los niños de 12 a 16 años que se salen del núcleo familiar por problemas de conducta, es uno de los principales focos, también los casos de sustracción, que son por problemas entre los padres”.

En Sonora, como en el resto del país, un reto es que se dejen de compartir fichas de desaparición falsas o viejas, pues le restan visibilidad a los casos reales, apuntó Encinas.

“Hay que compartir cuando se tenga información real de una persona desaparecida”, concluyó, “no repliquen información vieja o ‘fake news’, pueden llamar a la Fiscalía para confirmar la información porque, al replicar información falsa, se alarma a la sociedad.

Además, se entorpecen fichas reales y vigentes, por eso necesitamos que la gente sea sensible y que ellos sean nuestros ojos, que nos presten su voz y oídos para la localización de nuestros niños, porque las familias cuentan con nosotros para salvar las vidas de sus hijos”.

Los reportes por desaparición de menores pueden realizarse en el número de emergencia 911, también al teléfono 662 108 1620 ext. 17103, la línea directa de la Fiscalía; y al teléfono celular de Alerta Amber Sonora 662 300 8007, activo las 24 horas, los siete días de la semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *