-Anuncio-
sábado, febrero 24, 2024

Ciudades circulares, repensando el camino a la prosperidad

Relacionadas

- Advertisement -

Por Guadalupe Peñúñuri Soto

“Hay suficiente en el mundo para cubrir las necesidades de todos los hombres… pero no para satisfacer su codicia”
Mahatma Gandhi

Tradicionalmente los sistemas urbanos han sido estructurados bajo el modelo lineal de extracción, transformación, consumo y desecho, el cual impone enormes presiones sobre los entornos naturales y urbanos que los sustentan. Esto nos ha llevado a traspasar los límites biofísicos para la estabilidad y resiliencia de nuestro planeta.

De acuerdo con estimaciones del Foro Económico Mundial y Accenture Strategy, hoy en día se requiere la capacidad regenerativa equivalente a 1.7 planetas tierra para reponer los recursos que consumimos y revertir la contaminación generada por el imperante sistema productivo lineal. De continuar esta tendencia, para el 2050 se requerirá el equivalente a 3 planetas.

Es claro que el tradicional modelo lineal es insostenible, pero ¿existe una alternativa? La economía circular busca desvincular gradualmente la generación de bienes y servicios del consumo irracional de recursos finitos, mantener materiales en circulación de manera indefinida, minimizar la generación de desperdicios durante la producción de bienes, al grado de considerar cualquier desperdicio como un “error de diseño” e invita a repensar procesos productivos para incorporar materiales de desecho o reciclados, como insumo para la creación de nuevos productos.

Sus principios son: repensar, rediseñar, reducir, reusar, reparar, reciclar, recuperar y regenerar.

América Latina es la región de más rápida urbanización del planeta. Nuestras ciudades producen millones de toneladas de residuos, de los cuales solo el 3 por ciento son reciclados. De acuerdo con el Banco Mundial, los gobiernos municipales en los países en vías de desarrollo destinan en promedio el 35% de su presupuesto al manejo de residuos sólidos urbanos, por lo que al promover la circularidad de los materiales y reducir la generación de desechos a través de procesos productivos circulares, se liberarían valiosos recursos para otros servicios estratégicos.

Las ciudades que opten por incorporar los principios de una economía circular en sus funciones, planificación urbana e infraestructura iniciarán la transición al modelo de ‘ciudades circulares’, ciudades regenerativas y restaurativas por diseño, que logran desvincular su prosperidad económica, social y ambiental, del consumo desmedido de recursos, sin comprometer la vida en nuestro planeta.

Estas ciudades no son fruto de la casualidad o la espontaneidad, son siempre consecuencia de un diseño acordado participativamente, con planeación estratégica, voluntad política y capacidad para generar alianzas entre gobierno y sociedad civil.

Ciudades alrededor del mundo, especialmente en Europa, ya han iniciado esta transición con ‘planes de acción de economía circular’, implementando tecnologías, políticas, procesos y regulaciones con criterios de economía circular.

Hermosillo ha tenido la oportunidad de intercambiar experiencias con estas ciudades a través de la Red URBELAC (Urban European, Latin American and Caribbean Cities), del año 2019 al 2020, al ser seleccionada como una de las ciudades participantes en la edición 4 de URBELAC, junto a Cali (Colombia), Providencia (Chile), Génova (Italia), Maribor (Eslovenia), Newry (Irlanda) y Viena (Austria), en un esfuerzo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Comisión Europea para fomentar la transición hacia ciudades circulares y sostenibles.

Nuestra ciudad es considerada líder en América Latina en el tema de Infraestructura Verde, por la creación del Manual de Lineamientos de Diseño de Infraestructura Verde, que hoy es utilizado en ciudades Latinoamericanas. Esta estrategia, con criterios de circularidad, solventa numerosos desafíos comunes a la mayoría de los entornos urbanos y genera grandes beneficios con soluciones basadas en la naturaleza que potencian la provisión de servicios eco-sistémicos, regeneran el medio ambiente, reducen las islas de calor y brindan el potencial de minimizar inundaciones al frenar y captar las escorrentías pluviales e infiltrarlas a los mantos acuíferos.

Hoy enfrentamos el mayor desafío que ha amenazado a la humanidad, el cambio climático, y nuestra región no estará exenta de sus devastadores efectos. De acuerdo con los especialistas, solo lograremos mitigar esta amenaza si desarrollamos tres estrategias básicas: energías limpias renovables, infraestructura verde y economía circular. Es el momento de desarrollar nuestro propio ‘Plan de Acción de Economía Circular’, repensar nuestro camino a la prosperidad con creatividad e innovación y transitar hacia una ‘ciudad circular’, regenerativa, restaurativa y sostenible.

La autora es arquitecta por el Tecnológico de Monterrey, especialista en Planeación Estratégica Urbana, directora ejecutiva de RPS Sociedad Creativa.

Aviso

La opinión del autor(a) en esta columna no representa la postura, ideología, pensamiento ni valores de Proyecto Puente. Nuestros colaboradores son libres de escribir lo que deseen y está abierto el derecho de réplica a cualquier aclaración.

- Advertisement -

Opinión

Lanza UNAM nuevo curso gratuito para aprender inglés

¿Estás interesado en aprender inglés? Tenemos buenas noticias para, ya que la UNAM, en conjunto con la Coordinación de Universidad Abierta, Innovación...

Entregan cuerpo de Alexei Navalni a su madre

El cuerpo del destacado opositor ruso Alexei Navalni fue devuelto a su madre, informó este sábado su portavoz Kira Yarmysh. "El cuerpo...

Servicio de agua podría afectarse en estas colonias al norte de Hermosillo este 25 de febrero por obras de CFE

Hermosillo, Sonora.- Agua de Hermosillo informó que la suspensión provisional de energía eléctrica, programada por CFE para el domingo...

Hijo de AMLO denuncia filtración de su número telefónico

Ciudad de México.- El hijo del presidente Andrés Manuel López Obrador, José Ramón, denunció que se filtró en redes...
- Advertisement -