-Anuncio-
domingo, junio 23, 2024

Monarquías colonialistas y repúblicas interdependientes

Héctor Rodríguez Espinoza
Doctor en Derecho, catedrático desde 1969 del Departamento de Derecho de la Universidad de Sonora. Editorialista y autor de 25 libros de Jurisprudencia y Cultura, Ed. Porrúa y Editorial Académica Española. Expresidente del Consejo de Certificación Barra Sonorense de Abogados. Profesionista distinguido 2013 y 2016.

Relacionadas

- Advertisement -

I. Del baúl de mis viejos artículos, comparto uno que siempre es oportuno recordarlo a mis discípulos de Derecho Constitucional:

Debido a los medios de comunicación, coprotagonistas del cambio cultural de fin de siglo, el despertar de la sui géneris democracia mexicana estará ligada con la muerte de un personaje de la Monarquía inglesa.

La crisis de conducción de la nueva Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, decidida por el electorado el 1° de julio pasado, en víspera del Informe presidencial y en transición a una normalidad democrática y disposición de las reservas inéditas de nuestra forma republicana de gobierno, compitió por la primera plana y la atención de la sociedad mexicana, con la desaparición de la Princesa Diana de Inglaterra.

En el Reino inglés, el natural rubio de su cabello, la dulce mirada de sus intensos ojos tristes y azules y su sensibilidad para actividades humanitarias -apartadas del proverbial protocolo del flemático pueblo galo-, destacaron en la figura grácil de la trágicamente fallecida Lady Di. Fue la más acosada -hasta su imprudencial homicidio-, fotografiada, difundida y apreciada en el mundo informado del presente siglo, particularmente por la prensa del corazón y del explotado morbo humano. (Ella hubiera preferido que los miles de millones de dólares de su sepelio, se enviaran a los millones de esqueletos vivientes de África, con quienes convivió). Pero además, ha puesto a la familia real frente a un pesar internacional; ante la multitudinaria y reclamante reacción de los medios y popular; y de frente a las formas hereditarias de los Títulos nobiliarios, tan ajenos a nuestra idiosincrasia latina.  

En México, el rostro maduro del modo presidencial de producir política asumió la tonificante cascada de cambios en la forma y el fondo de gobernar la nación, ante una Cámara de Diputados con mayoría opositora, bajo las decisiones políticas fundamentales, para hacer realidad el constante mejoramiento social, económico y cultural del pueblo, idea fuerza del Art. 3° constitucional.

En el debate nacional necesario está el trascender las peyorativas calificaciones con las que hemos sido señalados: “Monarquía sexenal constitucional”, para Alfonso Noriega Cantú; “Dictadura perfecta”, para Mario Vargas Llosa; y “República imperial”, para Enrique Krauze. Después, asumir las virtudes y los riesgos de la República.

Recordemos la oposición entre Monarquía y República. Entre la forma de gobierno que no queremos tener y la que está definida desde el siglo pasado en la Constitución política.     

Republicano -dice Felipe Tena Ramírez- es el gobierno en el que la jefatura de Estado no es vitalicia, sino renovación periódica, para lo cual se consulta la voluntad popular. La separación de poderes es un elemento esencial de un Estado de Derecho contemporáneo, aquel que está constituido por el pueblo para el Derecho, en el cual la actividad está sometida incondicionalmente al Orden jurídico y cada uno de sus actos debe legitimarse por el Derecho.

La concepción individualista liberal dentro de la que nació la separación de Poderes se ha transformado radicalmente, pasando de un democracia política a otra social, en la que tal separación ya no es tripartita, sino bipartita: de un lado los Poderes políticos, y frente a ellos el Poder Judicial. Si aquí y ahora podemos atribuir un sentido a tal separación, le corresponde al oficio del Juez honesto. Ahí donde se plantea la constitucionalidad de las competencias de los Poderes políticos, tienen que acudir a este Juez para que decida, escribió Dieter Bruggemann.

El ideal de la soberanía popular, como fundamento de la Democracia y de la República lo expresó, insuperablemente, el abogado, escritor, orador y político francés apodado «el Incorruptible», autor de la Teoría del gobierno revolucionario,  Maximilien Robespierre (Arras, 6 mayo 1758-París, 28 julio 1794):

“Queremos reemplazar nuestro egoísmo, por la moral; la honra, por la probidad; las tradiciones y costumbres, por los principios; la comodidad, por el deber; el menosprecio, por el infortunio del vicio; la insolencia, por el orgullo; la vanidad, por la grandeza del alma. Hacer que se busque la compañía de las gentes de pro; que se prefiera el mérito, a la intriga; el genio, al vanidoso; la verdad, a la magnificencia; la grandeza del hombre, a la pequeñez de los grandes; la existencia de un pueblo magnánimo, poderoso y feliz, a la de un pueblo amable, frívolo y sumido en la miseria. En suma, todas las virtudes y milagros de la República, a todos los vicios y las ridiculeces de la Monarquía. … ¿Qué gobierno realizará semejante prodigio? El democrático o republicano, únicamente; estas palabras son, en efecto, sinónimas, a pesar de los abusos del lenguaje vulgar, pues la Aristocracia nada tiene que ver con la República, como nada tiene que ver tampoco con la Monarquía…”

Los avances recientes e innegables en nuestra Democracia política, deberán ir al parejo de nuestra Democracia económica; acudir y obedecer la voluntad popular -mediante sus representantes legítimos- para recomponer el modo de producción y distribución equitativa de la riqueza socialmente generada.

Nunca más el hiriente Bando de la Monarquía española a nuestros antepasados -los súbditos de entonces-, de 1767, clavado en el Colegio jesuita en que estudiaba Hidalgo y que le provocó la indignación con la que incendió a la nación y nos legó la independencia que hoy celebramos y disfrutamos:

“Sepan de una vez para lo venidero…que nacieron para callar y obedecer, y no para discurrir en los altos asuntos del Reino”.

¡Nunca más!

II.- Especialistas ven un romanticismo que los lleva a voltear la vista hacia Europa y Japón, hacia las naciones más estables y prósperas del mundo, como Holanda, Bélgica, el Reino Unido y las naciones Escandinavas, y observan un común denominador entre ellas: la monarquía constitucional.

Incluso un autor concluye “con un último beneficio. La necesidad espiritual humana de creer en algo más grande que nosotros, en la necesidad de cierto espectro de jerarquía. Dice C. S. Lewis (1943) que “la igualdad no es una de aquellas cosas (como la sabiduría o la felicidad) que son buenas en sí mismas y por sí mismas, que aquél que no puede entender una obediencia gozosa y leal de parte de unos, ni una aceptación ruborosa y noble de esa obediencia de parte de otros, es un bárbaro prosaico; que cuando a los hombres se les prohíbe venerar a un rey, veneran en cambio a atletas, millonarios, estrellas de cine e incluso prostitutas y gánsteres. Porque la naturaleza espiritual, como la corporal, requiere de sustento. Niégale comida y engullirá veneno”. …

III.- “Cuánto ceremonial en torno a una corona que es, también, símbolo del colonialismo” publicó la Rayuela de La Jornada.

¿Qué esperar de la coronación del rey Carlos III y qué impacto tiene en México?

La especialista en realeza y sociedad detalla la importancia de la relación entre México y Reino Unido en la era de Carlos III, cuya coronación se celebró el pasado sábado.

México es un país cada vez más interesado en la historia y cultura que representa la Monarquía Británica, considera Gabriella Morales-Casas, periodista especializada en realeza y sociedad y directora de la consultoría El Principado.

En entrevista con Publimetro, Morales-Casas explicó que en México se ha probado que la monarquía británica tiene mucha popularidad, la cual incluso va “más allá” de los intereses cotidianos en el tema.

“Más allá de lo que siempre interesa de la monarquía británica -que es la moda, el glamour, las tiaras y, desde luego, toda la telenovela que rodea las vidas privadas de los miembros de la familia real- me parece que esta ola de los últimos cuatro o cinco años ha demostrado que sí tiene una relevancia cultural e histórica”, añadió.

Creo que, en México, la monarquía británica ha probado tener mucha popularidad en un sector de la población, mayormente femenino, y también mucha de la comunidad LGBT+. Pero, más allá de lo que siempre interesa de la monarquía británica -que es la moda, el glamour, las tiaras y, desde luego, toda la telenovela que rodea las vidas privadas de los miembros de la familia real- me parece que esta ola de los últimos cuatro o cinco años ha demostrado que sí tiene una relevancia cultural, histórica, como se vio en el funeral de la reina Isabel, y desde antes, Isabel II muere el 8 de septiembre y meses antes, el 2 de junio, celebró su jubileo de platino por todo lo alto.

Creo que se ha visto que no es nada más un tema de chismes y de la gran telenovela de los ricos que también lloran. Creo que ya tomó una relevancia diferente a los ojos de una generación que quizás ya no recuerda a Diana, que ya no recuerda el shock de su muerte o que estaban muy jóvenes o que ya dejaron atrás aquella circunstancia. Creo que la monarquía Británica hoy tiene un interés superior al que tenía en años anteriores en nuestro país, al menos sí veo mayor curiosidad, pero claro que nos ha permeado.

Aviso

La opinión del autor(a) en esta columna no representa la postura, ideología, pensamiento ni valores de Proyecto Puente. Nuestros colaboradores son libres de escribir lo que deseen y está abierto el derecho de réplica a cualquier aclaración.

- Advertisement -

Opinión

Asisten a concierto de Taylor Swift Príncipe William y su familia en Londres

Londres, Inglaterra.- En el día de su 42 cumpleaños, el príncipe William asistió al concierto de Taylor Swift en...

Asesinan a alcalde de Malinaltepec, Guerrero tras ser retenido por pobladores

Malintepec, Guerrero.- El alcalde de Malinaltepec, Acasio Flores Guerrero, perdió la vida en circunstancias trágicas después de ser retenido...

Claudia Sheinbaum asegura que continuará con programa ‘Caminos Artesanales’ en visita a Oaxaca

Miahuatlán, Oaxaca.- Continuar con la Cuarta Transformación de la vida pública de México, quiere decir consolidar los programas sociales...

Cocodrilo deambula por calles de Tampico, Tamaulipas tras tormenta Alberto (VIDEO)

Tampico, Tamaulipas.- En los últimos días, las lluvias en Tampico, Tamaulipas, han aumentado el nivel de la Laguna del...
- Advertisement -