-Anuncio-
jueves, abril 25, 2024

Grupo oroginario “guarijío”, plan de justicia ¿utopía?

Héctor Rodríguez Espinoza
Doctor en Derecho, catedrático desde 1969 del Departamento de Derecho de la Universidad de Sonora. Editorialista y autor de 25 libros de Jurisprudencia y Cultura, Ed. Porrúa y Editorial Académica Española. Expresidente del Consejo de Certificación Barra Sonorense de Abogados. Profesionista distinguido 2013 y 2016.

Relacionadas

- Advertisement -

Dos de tres partes

Breve Ensayo

En 201 años de independencia, “apenas logramos que un par de jóvenes terminen su licenciatura en educación”.

SINÓPSIS: 37 años después del primer contacto físico de un presidente de la república con los indígenas guarijíos, José López Portillo, para la restitución parcial de sus tierras ancestrales, los visita, dialoga y se compromete con ellos el presidente Andrés Manuel López Obrador, en las chozas de Mesa Colorada.

VI.- PLAN DE JUSTICIA PARA EL PUEBLO GUARIJÍO. Destaco el significado promisorio de la presencia del gabinete de desarrollo social y de bienestar federal, en acto encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, el gobernador constitucional del estado, Alfonso Durazo Montaño, el gobernador tradicional de Mesa Colorada, Raúl Enríquez Cautivo, el director general del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, Adelfo Regino Montes, el vocero de las autoridades tradicionales del pueblo guarijío, Juan Rodríguez Zazueta, la secretaria de Bienestar, Ariadna Montiel Reyes, el subsecretario de Egresos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Juan Pablo de Botton Falcón, el subsecretario de Inclusión Productiva y Desarrollo Rural de la Secretaría de Bienestar, Hugo Raúl Paulín Hernández, el subsecretario del Trabajo y responsable del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, Marath Bolaños López, Arquitecto David Cervantes, subsecretario de Ordenamiento Territorial y Agrario de Sedatu, los coordinadores generales de Programas para el Bienestar, Carlos Torres Rosas y de Comunicación Social y vocero del Gobierno de México, Jesús Ramírez Cuevas, el coordinador nacional del programa de Becas para el Bienestar ‘Benito Juárez’, Abraham Vázquez Piceno, la directora general del programa de La Escuela es Nuestra, Pamela López Ruiz, el presidente municipal de Álamos, Víctor Valderrama Cárdenas, los gobernadores tradicionales de Los Jacales -Aniceto Enríquez Macario-, de la colonia San José -José Romero Enríquez-, el de Los Estrados – José Carmelo Huitimea Armenta-, el de Guajaray -Benito Armenta Ciriaco-, el de Los Bajíos -Lorenzo Huitimea Anaya- y el de la colonia Makurawe, Guadalupe Rodríguez Enríquez.

Bienvenida del gobernador tradicional de Mesa Colorada, Raúl Enríquez Cautivo, en lengua indígena:

“Bienvenido sean aquí, en su pueblo guarijío. Somos de diferentes comunidades y pertenecemos al mismo pueblo. En nuestra comunidad de Mesa Colorada ningún presidente de la República había venido. Hoy nos sentimos contentos. Qué bueno que vino a visitarnos, señor presidente, para que mire “el camino” de terracería que recorremos para trasladamos.

Hemos sufrido por la pobreza, no tenemos comida, no tenemos medicamentos, doctores, nuestros hijos no tienen más estudios. Queremos que nos apoye en todas las necesidades en las diferentes comunidades y esperamos que nos cumpla esta petición que le hacemos llegar. También le queremos decir que le damos todo nuestro apoyo en estos años que le quedan de gobierno para que logremos la justicia del pueblo guarijío. Muchas gracias”.

PLAN, por vocero de las autoridades tradicionales, Juan Rodríguez Zazueta:

“Bienvenidos a esta comunidad. Aquí viven las mujeres guarijías, los niños también. Es un lugar muy atractivo, sé que para la gente que viene de fuera se sorprenden de que tiene su historia. … Hace poco más de dos años tuvimos la oportunidad de reunirnos para plantear lo que nos preocupa. Hoy nuevamente usted nos visita, es su casa. Es honor tenerlos en esta tierra, en estas veredas donde caminaron nuestras abuelas, abuelos. Aquí crecimos a la orilla del río Mayo, aprendimos nuestra lengua, nos hicimos fuertes: Mesa Colorada, Guajaray, Los Estrados, Los Bajíos, colonia Makurawe, Los Jacales, colonia San José. Somos guarijíos, somos macaruwe.

Nuestro ser es nuestra lengua, nuestras tradiciones, nuestros pensamientos y nuestra vestimenta. Danzamos el cava-pizca y tuburadas y somos uno solo a través de los cantos y los rezos que realiza el maynate para pedir la lluvia que moja nuestras tierras de donde brota nuestro sustento.

Quienes habitamos esta tierra antes de la llegada de los españoles buscamos lugares para refugiarnos de las personas externas. Hoy en día las tierras que habitamos son nuestros espacios sagrados y la tierra que nos alimenta no ha sido reconocida, ni titulada como parte del territorio de la nación.

Nos hemos reunido entre las siete comunidades para pensar nuestro futuro como nación, autoridades tradicionales, nombradas en nuestras asambleas comunitarias, la red de mujeres. Pensamos acerca de cómo podemos fortalecer nuestra forma de gobierno, disfrutar de nuestros territorios, que los jóvenes terminen sus estudios, puedan VIVIR EN LA DIGNIDAD QUE LA SOCIEDAD NOS HA NEGADO. Hoy tenemos una oportunidad y confiamos en usted para iniciar una nueva relación y etapa en nuestro caminar.

Las principales propuestas:

-. Sobre las tierras, territorios: cuatro de nuestras comunidades, como parte del ejido, la colonia Makurawe, los Jacales, colonia San José, son de propiedad privada; nuestras tierras están dispersas, nos impide disfrutar plenamente de nuestro derecho. Pedimos su intervención para que nos apoye con la reconstrucción del territorio guarijío.

-. En nuestro territorio se construyó la presa Los Pilares. Queremos participar en sus beneficios, que se brinde una concesión colectiva de su espejo de agua para la actividad productiva, pesquera, acceso y disfrute del sitio, ya que es parte de nuestro lugar simbólico y sagrado.

-. Concesión y titulación de las casas e instalaciones utilizadas para construir la presa, para uso como centro ecoturístico del pueblo.

-. Titulación del espacio que ocupa la nueva ramada al pie de la cortina de la presa, para uso colectivo.

-. Creación de la cooperativa pesquera Xochiero Makurawe.

-. Las carreteras y caminos que nos comunican ponen en riesgo nuestra vida. Las personas enfermas y embarazadas sufren cuando salen y pueden perder la vida. Para llegar a Bavícora, Los Bajíos, tenemos que caminar largas jornadas o en su caso pagar por mulas (ocho horas) para hacer el trayecto menos cansado.

-. Estamos seguros que podremos participar en la pavimentación de caminos con concreto hidráulico, como nuestros hermanos yaquis y realizar las siguientes obras:

–.Construcción de caminos de los tramos Mesa Colorada-Bavícora, 27 kilómetros; Álamos-Los Bajíos, 17 kilómetros; y Los Estrados a Guajaray, siete kilómetros; El Aguaquechino-Mesa Colorada, 14 kilómetros.

–. Construcción de puentes para comunicar a Mesa Colorada con San Bernardo y otras localidades.

–. Atención urgente para que llegue el agua potable a las siete comunidades.

–. Las casas de salud no funcionan, sin medicamentos ni medicinas. Proponemos crear Unidades Médicas Rurales IMSS-Bienestar en ellas y construir un hospital regional en Mesa Colorada, donde hay mayoría de los guarajíos y de la que dependen varias comunidades, 700 a 800 habitantes.

–. El reconocimiento oficial de nacimientos atendidos por las parteras para facilitar el acta de nacimiento y exención de pago.

–. La mayoría se dedica a la agricultura y la ganadería. Para la producción no es suficiente para garantizar la alimentación durante el año; y en la ganadería no se ha brindado apoyo técnico y seguimos buscando intermediarios.

–. Acuerdos para mejorar nuestra economía y que se mantenga todo el tiempo.

–. Los beneficios del programa Sembrando Vida para actividades agrícolas y de reforestación.

–. Finalmente, apenas logramos que un par de jóvenes terminen su licenciatura en educación, nos llena de orgullo porque sabemos lo que han enfrentado. Que este plan de justicia logre que más jóvenes estudien lo que les gusta o puedan aportar a nuestras comunidades.

Confiamos en su palabra, en la justicia y en nuestros pueblos.

VII.- PALABRAS DEL DIRECTOR DEL INSTITUTO NACIONAL DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS, LICENCIADO ADELFO REGINO MONTES.

“Agradezco a la autoridad tradicional de Mesa Colorada por recibirnos y a todos los gobernadores tradicionales, en esta histórica reunión, testigos de la entrega de este Plan de justicia.

Como nos lo encargó el señor presidente, hemos venido a dialogar con sus autoridades tradicionales en el centro coordinador en San Bernardo. Hemos tenido tres reuniones regionales y como resultado hoy las autoridades guarijías han puesto en sus manos estos importantes planteamientos que contienen sus propuestas de justicia y bienestar. Aprovecho para recordar dos datos históricos muy importantes:

1.- La historia de resistencia y de rebelión del pueblo guarijío, tuvo que irse a las montañas, dispersarse, ocultarse en las cuevas, para mantenerse con vida y su cultura, incluso se opusieron a la oligarquía terrateniente que ocupó la zona e instaló un periodo caracterizado por la servidumbre, las hambrunas, las enfermedades, el endeudamiento en tiendas de raya y la inducción al alcoholismo.

2.- Hoy ha sido tal la negación de este pueblo que fue hasta la década de los 70 que se habló formalmente de su existencia. Y es en esa fecha que inicia en esta región la acción indigenista, en particular con la creación del Centro Coordinador Indigenista en San Bernardo, cuya principal misión fue gestionar la dotación de tierras.

Gracias a esta determinación, en los 80 se dotó de tierras a una parte del pueblo guarijío con la creación de dos nuevos ejidos, Burapaco y Los Conejos y empezó la presencia del pueblo guarijío en la escena de la vida estatal y nacional.

Y si bien estas dotaciones han sido importantes, también no cambiaron lamentablemente de manera sustancial su vida, como lo demuestran hasta ahora los altos niveles de pobreza, marginación y abandono en todas sus comunidades.

Por eso, es verdaderamente histórico la construcción de plan de justicia, abre nuevos horizontes de bienestar, de dignidad para el pueblo y quisiera rápidamente referirme a sus cuatro puntos muy importantes:

a.- La reconstitución del territorio guarijío, hay que determinar la posible superficie que se pudiera recuperar y reconocer a fin de que este histórico pueblo tenga una base material y cultural para su existencia colectiva. Han sugerido, señor presidente, señor gobernador, que se pudiera instalar una mesa de trabajo con el sector agrario para revisar y atender sus planteamientos.

b.- Hemos sido testigos todos hoy del tema de la comunicación terrestre. Estamos hablando de siete comunidades que con mucha dificultad transitan en tiempos de calor y se dificulta muchísimo en tiempos de lluvia, en particular con el crecimiento del río Mayo, aquí justo debajo de la comunidad.

Es muy importante que podamos -gobierno federal, gobierno del estado- atender su demanda caminera. Incluso han propuesto que pudiéramos aplicar el esquema seguido en Oaxaca, caminos de concreto hidráulico.

También hay gran escasez de agua potable en las siete comunidades, han planteado obras para su introducción en ellas.

d.- Un tema de la mayor importancia, ahora con el covid-19, que pudieran crearse unidades médicas rurales en sus siete pueblos, atendidos de manera directa.

Para finalizar, nos encontramos en la Casa de la Niñez Indígena de Mesa Colorada, creada en 1980 y cuenta con un padrón de 162 beneficiarios guarijíos, 78 niños y 84 niñas. Además existe la Casa de la Niñez de Los Bajíos, creada en 1981.

Se propone construir tres comedores indígenas en Los estrados el Guajaray y el Mochibampo.

En Sonora tenemos 13 casas y ocho Comedores de la Niñez indígena, atienden a mil 541 beneficiarios en los diferentes niveles y modalidades educativas.

Este es el programa de apoyo a la educación indígena que tiene el INPI y en donde, en colaboración con los padres y madres, se proporciona alimentación y hospedaje a la niñez, la adolescencia y la juventud.

Después de un largo caminar con grandes carencias y adversidades históricas, este pueblo está de pie con la grandeza de su cultura milenaria y la fuerza de su organización comunitaria.

Vamos a trabajar de la mano -gobierno federal, gobierno del estado y autoridades guarijías- para hacer realidad este plan de justicia y que aquí todos estamos sembrando y dejar atrás la negación, la discriminación y el racismo padecidos durante tantos siglos.

(Continúa y finaliza con compromisos de honor del gobernador Alfonso Durazo y del presidente Andrés Manuel López Obrador.)

Héctor Rodríguez Espinoza.

Aviso

La opinión del autor(a) en esta columna no representa la postura, ideología, pensamiento ni valores de Proyecto Puente. Nuestros colaboradores son libres de escribir lo que deseen y está abierto el derecho de réplica a cualquier aclaración.

- Advertisement -

Opinión

Dos poderes

Una manera de entender el enfrentamiento entre el presidente y el Poder Judicial es a través de la trayectoria...

Está peor que el PRI, dice a Layda diputado de Morena

El diputado federal morenista José Luis Flores Pacheco, de Campeche, encabeza una rebelión contra el gobierno de Layda Sansores: representa de...

El dinero no tiene ideología

Las grandes transnacionales están más allá de partidos y de la geometría política: poco les importa si gobierna la derecha o...

Huelga… ¿y qué más?

“La justicia es la constante voluntad de dar a cada uno su derecho” Justiniano La Unison está en suspensión de...
- Advertisement -