-Anuncio-
domingo, mayo 29, 2022

Santa Bárbara: la millonaria inversión en el sur de Sonora que quedó en el abandono

- Advertisement -
- Advertisement -

Este reportaje es parte del Hub de Periodismo de Investigación de la Frontera Norte, un proyecto del International Center for Journalists en alianza con el Border Center for Journalists and Bloggers.

Irregularidades en el proceso de construcción, una apertura temporal acelerada y falta de seguimiento de las autoridades ocasionó que el parque acuático –que prometía detonar el desarrollo turístico de Huatabampo, Sonora– se encuentre actualmente abandonado

-Anuncio-

Por Miguel Valenzuela / NDS Noticias 

Entre 2016 y 2018 el Gobierno de Sonora destinó 27.6 millones de pesos a la construcción del parque acuático Santa Bárbara, en el municipio de Huatabampo, lugar que sólo se utilizó ocho días y que, desde hace dos años, está abandonado.

El paso del tiempo, aunado a la falta de mantenimiento y vigilancia, derivaron en que hoy las instalaciones se encuentren severamente dañadas y vandalizadas debido a los robos que han ocurrido en el lugar.

-Anuncio-

Sin denuncias formales interpuestas y sin un plan formal de remediación, las autoridades municipales reconocen que ni siquiera saben en dónde quedó la llave de esta inversión que prometía repuntar el desarrollo turístico de este municipio de 79 mil habitantes, localizado al sur del estado de Sonora.

“Correteé las llaves y sabes qué, ahorita no sabemos nosotros quién tiene las llaves”, reconoció el director de Obras Públicas de Huatabampo, Christian Trinidad Corrales.

La idea de que Huatabampo tuviera un parque acuático surgió en el sexenio de Vicente Fox Quezada (2000-2006). En la imagen, la alberca llena de arena sin tobogán. Foto: Miguel Valenzuela

Historia de Santa Bárbara y los primeros gastos

-Anuncio-

La idea de que Huatabampo tuviera un parque acuático se concibió durante el sexenio de Vicente Fox Quezada (2000-2006), como parte del proyecto denominado “Escalera Náutica”, que pretendía detonar la economía del Mar de Cortés con la construcción de 27 escalas náuticas para que la gente pudiera viajar a lo largo del litoral del Golfo de California.

Al finalizar la administración de Fox Quezada el proyecto desapareció, pero la idea de que Huatabampo tuviera un destino turístico de alto nivel se mantuvo hasta 2015, cuando Heliodoro Soto Holguín, entonces alcalde de Huatabampo, acudió a las oficinas del Fondo Nacional de Fomento al Turismo a consultar el anteproyecto.

El mandatario consiguió que el Gobierno de Sonora retomara la idea y se lanzaran licitaciones públicas para conseguir proveedores, por lo que el 27 de agosto de 2016 se colocó la primera piedra.

El 27 de agosto de 2016 se colocó la primera piedra del parque acuático. Actualmente no hay uno solo de los lavabos que se instalaron. Foto: Miguel Valenzuela

En su discurso, Soto Holguín dijo que Santa Bárbara “vendrá a darle un antes y un después a nuestras playas de Huatabampo, porque es infraestructura que le brinda comodidad y seguridad al visitante”.

Pese al abandono actual del parque y los robos cometidos, Soto Holguín sigue defendiendo la idea de que la ciudad tenga una atracción de este tipo y lamenta que el proyecto que recibió durante su administración municipal, se encuentre en estas condiciones.

“Desgraciadamente, las administraciones cada tres años pueden cambiar visión y objetivo, pero creo que puede recuperarse, desgraciadamente estamos en esta etapa de emergencia sanitaria, seguramente cambiaron prioridades de los gobiernos pero no justifica el abandono y la vandalización”, manifestó el ex alcalde de Huatabampo en enero del presente año.

Padrón de proveedores e irregularidades

La primera etapa de edificación inició en 2016 con un total de 11 millones 951 mil 441 pesos, que fueron aportados por el Gobierno de Sonora. De acuerdo con el contrato obtenido mediante acceso a la información pública, la empresa Dring Construcciones S. de R.L de C.V realizó los primeros trabajos del 5 de julio al 31 de diciembre de ese año.

Según el documento, las primeras obras incluían extracción de tierra, construcción y equipamiento de la alberca, así como la colocación de un tobogán que nunca se instaló.

El 15 de noviembre del 2017, mediante licitación pública, se otorgó un segundo contrato por 4 millones 42 mil 711 pesos a la empresa Gerpe Construcciones S.A de C.V para diferentes servicios.

Los rubros contratados fueron instalación eléctrica exterior, construcción de andadores peatonales, adecuación de césped artificial y la edificación de 12 palapas.

La primera etapa de construcción incluía extracción de tierra, edificación y equipamiento de la alberca. En la imagen, los locales comerciales que se construyeron. Foto: Miguel Valenzuela

Para la segunda etapa de construcción, también por licitación pública, se contrató a la empresa Edificaciones Boza S.A. de C.V. por 11 millones 635 mil 980 pesos, para la prestación de varios servicios entre el 8 de mayo de 2018 y el 30 de noviembre del mismo año.

En esta etapa se construyó el edificio de la recepción y se contempló la plantación de 25 palmeras, sin embargo, se colocaron 45 con un costo individual de 16 mil 571 pesos, de las cuales 13 se cobraron dos veces, de acuerdo con el catálogo de obra obtenido vía transparencia. 

También se construyeron tres locales comerciales que tuvieron un costo total de 4 millones y medio de pesos y se realizaron otras labores, como instalación de electricidad y compra de equipamiento para el parque.

Entre lo adquirido hubo apagadores y contactos eléctricos que tuvieron un valor de 917 pesos por unidad, se instalaron 25 botes de basura por los que se pagaron 8 mil 861 pesos, precio por unidad, y bancas de madera con valor de 10 mil pesos cada una indica el catálogo de conceptos.

Previo a que la construcción finalizara, las autoridades de Huatabampo decidieron abrir el parque el 28 de marzo del 2018 durante el periodo de Semana Santa. Después de esa fecha todo, incluidas las palmeras, quedaron en el olvido Foto: Miguel Valenzuela

Funcionó ocho días y cerró definitivamente

Previo a que la construcción de la obra finalizara, las autoridades de Huatabampo decidieron abrir el parque el 28 de marzo del 2018 durante el periodo de Semana Santa.

Soto Holguín, alcalde de Huatabampo en ese momento, solicitó al Gobierno del Estado que permitiera utilizarlo en periodo vacacional, por lo que durante cuatro días hubo acceso a visitantes.

Posteriormente siguieron las labores de construcción y, para marzo de 2019 cuando la Comisión de Fomento al Turismo hizo entrega oficial de la obra al municipio de Huatabampo, el parque volvió a utilizarse por cuatro días, nuevamente en Semana Santa.

Debido a la pandemia ocasionada por el coronavirus durante el año 2020 la atracción turística se mantuvo cerrada, por lo que en total sólo fue utilizada ocho días.

Un camino de tierra que lleva a un parque abandonado y vandalizado

Llegar a Santa Bárbara no es fácil. El camino que conecta al parque con la carretera nunca se pavimentó, por lo que acceder al lugar implica recorrer 3.19 kilómetros de terracería.

Según el ex alcalde Soto Holguín el área nunca se pavimentó porque el anteproyecto era muy caro. “Estamos hablando de entre 15 y 20 millones de pesos, que es un margen muy grande, pero era una carretera de concreto hidráulico”, declaró en enero de 2022.

En una visita realizada este año se corroboró que toda el área está abandonada y los locales comerciales –que fueron construidos para instalar cafeterías y restaurantes– se encuentran vandalizados, con puertas rotas, ventanas quebradas y sin instalaciones eléctricas.

Hacen falta puertas, lámparas, registros de luz, cableado, sanitarios, centros de carga y todo tipo de equipamiento que en el catálogo de conceptos de la obra, obtenido mediante Transparencia, tenía un valor de 3 millones de pesos aproximadamente.

En el área de jardín —donde supuestamente se sembraron 45 palmeras— todas se secaron por falta de agua y mantenimiento. Cada palmera tuvo un costo de 16 mil 571 pesos, lo que representa una inversión no recuperable de 745 mil 500 pesos.

La alberca se encuentra llena de arena y a simple vista se nota que las 14 lámparas con luz led fueron robadas, por lo que el costo por rehabilitarla ascendería a 350 mil pesos, monto que se pagó en 2018 por el mismo concepto.

Además, también fueron sustraídas las dos motobombas que se utilizaban para mantener el agua de la alberca en circulación, las cuales costaron 30 mil pesos cada una, de acuerdo con el catálogo de conceptos.

Los baños se encuentran vandalizados. Se rompieron las puertas, se quebraron los cristales de todas las ventanas para sustraer el aluminio y se dañaron los plafones para retirar las lámparas, además también se robaron los lavabos.

¿Quién responde por el parque?

El parque acuático Santa Bárbara está actualmente bajo resguardo de la oficina municipal de Desarrollo Integral de la Familia (DIF), instancia que, mediante acceso a la información pública, confirmó que el lugar no cuenta con personal asignado para su vigilancia.

El director de obras públicas del municipio Christian Trinidad Corrales informó que están enterados de los daños desde el 7 de febrero del presente año que recibieron una denuncia en video, por lo que hicieron llegar el caso a la Secretaría del Ayuntamiento, a Sindicatura y a Seguridad Pública.

En una visita realizada en enero del presente año se corroboró que toda el área está abandonada y vandalizada. Foto: Miguel Valenzuela

El arquitecto mencionó que, actualmente, analizan cuánto dinero se requeriría para que el parque vuelva a funcionar y que no descartan concesionar el sitio a algún empresario.

“Se está haciendo el levantamiento, lo que estamos viendo es cuánto sería la inversión para echarlo a andar. Otra cosa que tiene es que no hay instalaciones de agua potable, se tiene que llevar con pipas… es algo que es complicado porque está lejos y de donde agua en corto, no hay”, aseguró el funcionario.

José Manuel Robles Corral, coordinador jurídico del Ayuntamiento señaló que están haciendo la valoración de los daños y del robo para interponer la denuncia respectiva.

“Acudimos al lugar, hicimos una toma de evidencia fotográfica, medición de la cerca perimetral que falta, observamos falta en el área de la alberca las bombas, estuvimos supervisando, estuvimos checando con lo que es el expediente de la obra, para la valoración en cuanto al robo”, recalcó el servidor público.

Para Yolanda Encinas Horta, síndica municipal, la obra fue un “arrebato” y su construcción le pareció “inconcebible”, pues no se consultó previamente a empresarios o ciudadanos.

“Es muy lamentable lo que está ocurriendo, yo creo que hay que hacer bien las cosas y detener ese vandalismo que hay, a todos los huatabampenses se nos hizo un arrebato haber invertido tanto dinero ahí, sin consensuar, es muy importante tanto a la localidad como a los empresarios, pues las cosas no se dan solas”, manifestó Encinas Horta.

Los vidrios de las edificaciones fueron rotos para que pudieran robarse los marcos de las ventanas. Foto: Miguel Valenzuela

Jesús Hiram Ozuna, regidor del Ayuntamiento de Huatabampo consideró que la inversión fue mala debido a la falta de infraestructura para llegar al lugar.

“Dado la lejanía en que se encuentra, dada la soledad que se encuentra por aquellos lugares, tampoco están los caminos óptimos y adecuados para transitar hacia ellos, fue una mala decisión. Imagínate lo que no haríamos socialmente en Huatabampo con esos millones”, opinó el regidor.

Explicó que, con el dinero invertido, pudieron haber realizado otro tipo de obras, por ejemplo, atender necesidades como reparar los caminos de terracería que llevan a las comunidades La Sábila, ejido Álvaro Obregón, El Citavaro, El Tabaré, Echeverría, Campo 19.

El funcionario también sugirió que el desembolso pudo haber sido destinado para electrificar el área oeste de la comunidad de Las Bocas o llevar agua potable a la comunidad de Los Angelitos, la cual tiene 18 años sin agua.

Otro aspecto de la piscina, cada vez más invadida por la arena. Foto: Miguel Valenzuela

Habitantes de Huatabampo lamentan los gastos y el abandono

Mario Almada Ruiz es un residente de Huatabampo que fue uno de los principales impulsores del parque acuático Santa Bárbara y comentó que en el diseño original sí proyectan pavimentar el camino para llegar y otras amenidades que nunca se llevaron a cabo.

“Era un proyecto de 36 millones de pesos con restaurantes, cafeterías, toboganes, y ya se contemplaba en ese recurso la construcción del camino del parque a la carretera de Huatabampito”, expresó el ciudadano.

Almada Ruiz recordó que, cuando el parque fue inaugurado, se encontraba a medias y que cuando cuantificaron la inversión detectaron que hacían falta muchas cosas, por lo que acudieron a las oficinas de la Comisión de Fomento al Turismo y también con el alcalde.

“Estuvimos dando vueltas, se hizo cansado, yo le avise al presidente que iba entrando (Ramón Díaz Nieblas), le dije lo que había pasado, no se hizo nada y total que hasta ahorita así está”, destacó el ciudadano.

Almada Ruiz lamentó que el parque acuático se haya convertido en un “elefante blanco” y que al platicar de la obra original le han comentado que fue rediseñada. “Significa que lo hicieron más chico y se robaron el dinero”, expresó. 

Para Heriberto Núñez, un comerciante de Huatabampo, el gasto realizado en el parque acuático fue un “despilfarro” y “dinero tirado a la basura”.

El vendedor opinó que, “habiendo tantas necesidades de medicamentos, doctores o  servicios públicos, ya es demasiado tarde para intentar recuperar un dinero que ya está perdido”. 

El comerciante externó la importancia de que las autoridades pongan más atención en las necesidades de los ciudadanos, pues “el dinero que usan no es de los gobiernos, es de los ciudadanos, el cual nos cuesta y no es justo que se gaste en obras innecesarias”, dijo el huatabampense.

Publicación original en el Border Hub

Ilustración apertura: Carlos Mendoza

Video: Miguel Valenzuela 

- Advertisement -