-Anuncio-
lunes, octubre 18, 2021

“Los políticos le temen a los jóvenes”: sonorenses del movimiento estudiantil 1967 invitan a estudiantes a actuar frente a actuales gobiernos

Últimas Noticias

Inegi revela nombres de niña y niño más usados en México

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dio a conocer el informe “Cuéntame de México” sobre la natalidad...

Videojuegos han sido usados para contactar a niños y secuestrarlos, revela AMLO

Ciudad de México, 14 de octubre (SinEmbargo).– Luego de hacer un llamado a fortalecer los valores y promover la...

Madres Buscadoras localizan 3 fosas clandestinas y restos calcinados en ejido San Miguel

Hermosillo, Sonora.-   Tres fosas clandestinas y restos calcinados fueron encontrados por el Colectivo de Madres Buscadoras, en el ejido...
-Anuncio-

Hermosillo, Sonora.- La tarde del 17 de mayo de 1967 cientos de militares armados con bayonetas llegaron a la Universidad de Sonora con un objetivo: desalojar a los estudiantes, quienes desde el 30 de marzo de ese año, tomaron las instalaciones como parte de una huelga.

En el balcón del edificio de rectoría se encontraban Alberto Castro Salido, presidente de los alumnos de Derecho y Jesús Larios Gaxiola, líder estudiantil de Ingeniería Civil.

-Anuncio-

“Mi primer recuerdo fue el sonar de las hélices de los aviones donde venían los paracaidistas del batallón Olimpia del general Hernández Toledo, que después fue el mismo de Tlatelolco”, recordó Jesús Larios, quien tenía 21 años de edad.

Desde varios días atrás los jóvenes sabían que el ejército llegaría porque Patricio Estévez Nenniger -otro de sus compañeros- intervenía las llamadas telefónicas de los agentes de la dirección Federal de Seguridad que se hospedaban en el Hotel Kino en Hermosillo.

“Pudimos investigar por muchos medios, que no comentaré, en este momento los pasos que iban a dar en contra del movimiento, uno de ellos fue el espionaje telefónico, aseguró Patricio Estévez, quien hoy tiene 72 años de edad y en 1967 estudiaba química.

Defendían la autonomía universitaria y estaban en contra de la imposición

-Anuncio-

Los jóvenes con decenas de simpatizantes habían tomado el campus como protesta donde defendían la autonomía universitaria y exigían la renuncia de Luis Encinas Johnson, quien era el gobernador de Sonora.

También se manifestaban en contra del autoritarismo del gobierno, pues además de hacer uso excesivo de la fuerza con ellos quería imponer a Faustino Félix Serna como nuevo mandatario estatal.

“Esto alarmó sumamente al gobierno porque el movimiento por sí mismo adquirió fuerza y tenía el respaldo de la sociedad sonorense y fue cuando se habló de la intervención del ejército”, dijo Amelia Iruretagoyena Quiroz, quien tenía 17 años y estudiaba Trabajo Social.

-Anuncio-

Sin embargo, ni las demandas de los estudiantes, ni la solidaridad de la sociedad civil y de los comerciantes -que incluso cerraban sus negocios y los apoyaban- sirvieron para llegar a un acuerdo.

De acuerdo con Ignacio Lagarda Lagarda, cronista de Hermosillo, las constantes manifestaciones sólo sirvieron para molestar al presidente de México

“Trajo consigo que el presidente Gustavo Díaz Ordaz mandara al batallón Olimpia de Fernández Toledo y llegó el momento en que el ejército se presentó en la universidad”, apuntó el historiador.

“Yo estaba en rectoría y empezamos a ver desde en la mañana aterrizar aviones del ejército”, aclaró Alberto Castro Salido quien tenía 23 años de edad y era líder de los estudiantes de Derecho.

Les dijeron “mejor entréguense” y salieron cantando el Himno Nacional

Fue en punto de las 19:05 de la tarde del 17 de mayo de 1967 cuando entró el ejército a la Universidad de Sonora.

“La puerta se llenó de carros con soldados. Nosotros nos dimos cuenta del riesgo en el que estábamos. El rector Moisés Canale nos dijo “mejor entréguense, sálganse porque si no va a ser una matanza” y aceptamos salirnos pero no entregarnos”, recordó Jesús Larios Gaxiola.

Y así lo hicieron; ante la imponente presencia de los militares los jóvenes comenzaron a abandonar la escuela al mismo tiempo que entonaban el Himno Nacional Mexicano y el himno universitario.

“Fue un momento inolvidable, transformador de la conciencia. Tuvimos que salir forzadamente, prácticamente empujados por las bayonetas que caminaban detrás de nosotros, esa experiencia no se olvida jamás”, aseguró Patricio Estévez Nenniger.

“Lo recuerdo como si estuviera viendo el brillo de las bayonetas”, rememoró Larios Gaxiola.

“Tomó posesión el ejército de la Unison” en portada de El Imparcial

El 20 de mayo de 1967 El Imparcial advirtió en su portada que seguirían arrestando personas.

Al día siguiente, las fotografías y una síntesis del suceso se publicó en el periódico El Imparcial de la siguiente manera: “Con la frente en alto y con los ojos empañados por las lágrimas varios centenares de estudiantes de la Universidad de Sonora salieron ayer de sus terrenos y edificios en donde se hallaban acantonados en estado de huelga desde el 30 de marzo pasado”.

Según Jesús Larios Gaxiola el hecho que salieran cantando el Himno Nacional impresionó a los militares, por lo tanto él como otros seis líderes estudiantiles aprovecharon para subirse a un carro e irse, pues sabían que irían a detenerlos.

De acuerdo con Patricio Estévez Nenniger, entre las conversaciones que habían escuchado mediante espionaje telefónico, oyeron que había un plan de simular una conspiración comunista contra el gobierno de México.

“Se prepararon para sembrar volantes en el campus y también iban a sembrar armas y municiones, finalmente no ocurrió pero sabíamos que esos eran los planes”, dijo Estévez Nenniger.

Sabían que querían aprehenderlos y se escondieron en Tucson

Por este motivo a los estudiantes no les bastaría con ocultarse; tenían que abandonar el país y para eso también tenían aliados, recalcó la investigadora Denisse Cejudo Ramos.

“1967 ya es un momento en que los estudiantes saben que enfrentarse al gobierno, que lleguen las fuerzas federales es una persecución que va a suceder, entonces se van a Arizona”, aseguró la doctora del Instituto de Investigaciones sobre la universidad y la Educación en la UNAM.

Jesús Larios narró cómo fue ese momento: “Unos compañeros de la universidad que trabajaban en el United States Information Service, que era una oficina de relación con Estados Unidos, arreglaron para que saliéramos en un carro de ellos”, destacó Larios.

A bordo de una camioneta huyeron de México: “Nos fuimos hasta Nogales y cuando llegamos a la frontera en la garita nos abrieron la puerta y entramos directo sin presentar pasaporte”, contó el exlíder estudiantil.

“Nos prestaron una casa en Tucson y ahí estuvimos todos juntos, la casa estaba por la calle Cherry recuerdo”, destacó Alberto Castro Salido.

En Estados Unidos duraron varios meses, siempre enterados de lo que sucedía en Sonora puesto que sus compañeros los mantenían informados hasta que un día recibieron un mensaje del gobernador.

Fin de la huelga y regreso de los estudiantes exiliados

“Luis Encinas nos mandó decir que ya no habría persecución y que ya podíamos regresar, que ya no teníamos que estar exiliados y tomamos el tren en Nogales y llegamos a Hermosillo, fue una recepción muy bonita, miles de personas en la estación de ferrocarriles esperándonos”, dijo Jesús Larios Gaxiola.

Tras el fin de la huelga estudiantil, se retomaron en el estado las actividades políticas, y fueron las elecciones; “Finalmente el proceso electoral del PRI para gobernador fluyó en medio de la vorágine de reclamo social y Faustino Félix Serna fue elegido gobernador electo”, aseguró el cronista de Hermosillo.

Sin embargo los estudiantes mantuvieron las ganas de ser tomados en cuenta en decisiones escolares tales como opinar sobre el rector, los maestros, los pagos y otras decisiones internas, destacó la historiadora Denisse Cejudo Ramos.

“A finales de septiembre de 1968 los estudiantes logran que se echen para atrás las cuotas y logran que el rector Roberto Reynoso se vaya y entrara Federico Sotelo”, recalcó Denisse Cejudo Ramos.

¿Cuál es el mensaje para los jóvenes de hoy?

Tanto Amelia Iruretagoyena Quiroz como Patricio Estévez Nenniger, Alberto Castro y Jesús Larios Gaxiola finalizaron sus estudios en la Universidad de Sonora y emprendieron sus vidas en el ámbito laboral.

Sin embargo la experiencia de ser parte del movimiento estudiantil de 1967 los marcó de por vida, por lo que a 57 años de la lucha reflexionan sobre los jóvenes de la actualidad.

“A los jóvenes que digan lo que tengan que decir y de frente a los actuales gobiernos y a los pasados”, comentó Alberto Castro Salido, de 74 años de edad.

“No van a perder se involucran, los políticos le temen a los jóvenes, pero los tienen lo más adormilados posible porque saben que la juventud no tiene compromisos y es muy peligrosa cuando se deciden a actuar políticamente”, dijo Jesús Larios Gaxiola.

“Mi reflexión para los y las estudiantes universitarias es actuar con conocimiento y responsablemente ejerciendo ciudadanía, que implica interesarse y participar en los asuntos que tienen que ver con la toma de decisiones” dijo Amelia Iruretagoyena Quiroz.

“Definitivamente ahí desperté a la vida política del país, yo quería ser biólogo, quería ser un científico, pero ese hecho en mi primer año de la carrera me hizo abrir los ojos”, recordó Patricio Estévez Nenniger.

-Anuncio-
-Anuncio-

Lo más visto

“El día que perdimos la ciudad”, un documental para redes sociales a dos años del “Culiacanazo”

La organización civil, Iniciativa Sinaloa, lanzó el documental “El día que perdimos la ciudad” retrata los hechos ocurridos el...

Retiran estatua de Eugenio Derbez en Acapulco; solo duró 5 días tras inauguración

Por Angela Montoya Acapulco, Guerrero.- Fue el pasado sábado 9 de octubre cuando la estatua de Eugenio Derbez fue inaugurada...

AMLO firma decreto para regularizar los autos chocolate, y promueve la revocación de mandato

ENSENADA, BC (proceso.com.mx).– El presidente de México reclamó hoy que PRI, PAN y PRD hayan interpuesto un recurso de...

Madres Buscadoras localizan 3 fosas clandestinas y restos calcinados en ejido San Miguel

Hermosillo, Sonora.-   Tres fosas clandestinas y restos calcinados fueron encontrados por el Colectivo de Madres Buscadoras, en el ejido...

Registra Sonora dos muertes más y 119 nuevos casos por covid; hay riesgo alto en Huatabampo: Salud

Hermosillo, Sonora.- La Secretaría de Salud (SSA) confirmó este día 119 nuevos casos y dos defunciones más por covid-19. Los...
-Anuncio-