-Anuncio-
sábado, julio 31, 2021

EEUU planea retomar solicitudes de asilo de personas rechazadas en gobierno de Trump

Últimas Noticias

Tren arrolla a tráiler al intentar ganarle el paso en Parque Industrial en Hermosillo

Gerardo López Un hombre quedó prensado dentro del tractocamión que tripulaba durante la tarde de ayer, al  intentar ganarle el...

Llama presidente del INE a participar en la consulta popular

El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, hizo un llamado a la ciudadanía para que acuda...

Detienen a sujeto por golpear en varias ocasiones a su hermana, en en la colonia Villas del Real de Hermosillo

Hermosillo, Sonora.- Luis Alberto “N”, de 45 años, fue detenido por violencia familiar, esto a las 11:40 horas de...
-Anuncio-

SAN DIEGO (AP) — Estados Unidos ampliará el procesamiento de solicitudes de asilo del programa “Quédate en México” a casos cerrados o desestimados por la administración de Donald Trump, lo que abre la posibilidad de que miles de migrantes tengan una nueva oportunidad de recibir protección humanitaria, confirmó a The Associated Press el Departamento de Seguridad Nacional, DHS por sus siglas en inglés.

La nueva medida se pondrá en marcha este miércoles y forma parte de un “esfuerzo continuo para restaurar el procesamiento seguro, ordenado y humano” de solicitantes de asilo en la frontera con México, explicó DHS en un breve mensaje.

-Anuncio-

Beneficiará a personas con casos “que fueron dados por terminados o fueron desestimados in absentia”, es decir, que se cerraron porque los migrantes no se presentaron a las audiencias.

No está claro cuántas personas podrán beneficiarse de esta nueva medida para esperar su proceso de asilo en territorio estadounidense pero, como mínimo, unas 10.000, estimó Michele Klein Solomon, directora regional de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en Centroamérica, Norteamérica y el Caribe, una de las agencias de la ONU que colabora en este proceso.

No obstante, este cálculo puede quedarse corto porque hay cerca de 7.000 casos denegados -sobre todo en San Diego- y más de 32.000 desestimados -la gran mayoría en Texas-, según el centro de investigación Transactional Records Access Clearinghouse de la universidad de Siracusa. No se sabe cuántos casos fueron rechazados porque los migrantes no se presentaron ante la corte.

-Anuncio-

Tampoco está claro dónde están esas personas pero la mayoría podría haber vuelto a sus países de origen.

El gobierno de México movió a muchos migrantes desde la frontera norte al sur del país con el argumento de sacarles de las zonas más controladas por los cárteles aunque, en ocasiones, fue para dejarles sin protección en otros puntos del país y desalentar sus intentos de llegar a Estados Unidos, ya que Trump estaba presionando con fuerza al gobierno mexicano para que reforzara la contención. También invitó a miles a acogerse al retorno voluntario a sus países. Muchos lo hicieron pero no hay cifras de cuántos.

Dado que cruzar México es un viaje peligroso para los migrantes, que siempre son acosados por los cárteles, la administración de Joe Biden está considerando trasladar hasta Estados Unidos a los beneficiarios de la nueva medida, igual que ha hecho para reunir a las familias separadas por la política de “tolerancia cero” de Trump, indicó un funcionario de DHS que pidió el anonimato porque la decisión no es pública todavía.

-Anuncio-

Klein Solomon, en entrevista con AP al inicio de una gira por México esta semana, se mostró dispuesta a colaborar también en esos eventuales traslados.

La ampliación de beneficiarios del programa “Quédate en México” es un nuevo ejemplo del interés de la administración Biden por desmantelar la política migratoria de Trump.

Más de 70.000 migrantes -mayoritariamente centroamericanos pero también cubanos, venezolanos y de otras nacionalidades- fueron devueltos a México en 2019 para que esperaran en este país sus procesos de asilo, una política que decenas de colectivos sociales denunciaron duramente porque dejaba a los migrantes a merced de los cárteles y en condiciones de vulnerabilidad iguales o mayores a las que les habían hecho huir de sus países.

El presidente Biden suspendió el programa “Quédate en México” el mismo día en que asumió la presidencia, el 20 de enero de 2021, y poco después dijo que unas 26.000 personas con solicitudes de asilo de ese programa que seguían abiertas podrían esperar la resolución de sus casos en Estados Unidos, un proceso que puede llevar años en un sistema judicial que tiene más de 1,3 millones de casos pendientes.

Para ello se activó un proceso de registro en el que trabajó tanto ACNUR, la agencia de Naciones Unidas para los refugiados, como la OIM, encargada de trasladarles hasta los cruces fronterizos y hacer las pruebas de COVID para evitar que ingresaran en territorio estadounidense infectados.

Según los últimos datos de OIM, más de 17.000 personas se registraron y hasta el martes habían cruzado 12.364 migrantes.

El programa “Quédate en México” estuvo plagado de problemas. Muchos de los migrantes devueltos por Estados Unidos dijeron no haber podido acudir a sus citas ante la corte porque fueron secuestrados en México, estaban enfermos o símplemente porque les aterraba llegar a los cruces fronterizos asignados, muchas veces situados en algunas de las ciudades más peligrosas del país y donde eran citados en plena madrugada.

La ONG Human Rights First registró más de 1,500 ataques denunciados públicamente contra personas sujetas a este programa. Algunos fueron documentados por AP.

La dificultad para encontrar abogados significó, además, que pocos tenían representación legal. Las autoridades estadounidenses dieron a los solicitantes de asilo una lista de servicios legales baratos o gratuitos pero nadie contestaba en esos teléfonos.

El funcionario de DHS indicó que el gobierno no ha decidido si serían reanalizados los casos de personas que sí acudieron a las audiencias pero cuya solicitud fue rechazada. La lógica de la actual medida es, sobre todo, ofrecer una oportunidad a aquellos que no pudieron presentarse ante la corte.

Es probable que la noticia sea aplaudida por grupos proinmigración que han denunciado las políticas de Trump como crueles e inhumanas y alentará las críticas de los más conservadores, que argumentan que las políticas de Biden han alentado los flujos migratorios.

Según la Patrulla Fronteriza estadounidense, más de 180.000 personas fueron interceptadas en la frontera con México en mayo, la mayor cantidad de intentos de cruces ilegales desde marzo de 2000.

La administración Biden dice que está trabajando para construir un sistema de asilo “humano”. Hasta que esto se concrete, Estados Unidos ya es el destino más popular para recibir refugio. El año pasado recibió 250,800 nuevas solicitudes de asilo, más del doble que Alemania, informó ACNUR la semana pasada. España, Francia y Perú completaron los cinco destinos más solicitados.

Información de AP News

-Anuncio-
-Anuncio-

Lo más visto

Papá soltero adopta a niño camboyano y 21 años después el joven representa a EEUU en Olimpiadas Tokio 2020

Hay muchas parejas que eligen adoptar, en vez de concebir naturalmente los propios hijos. Según el país donde se...

Apoyados por dos chalecos y una hielera, 4 hombres se salvan tras nadar más de 10 horas en playa de Puerto Peñasco; la panga...

Puerto Peñasco, Sonora.- Cuatro pescadores en Puerto Peñasco se salvaron tras nadar por más de 10 horas después de...

Se sintió temblor en Hermosillo, fue de 5.5 grados al suroeste de Guaymas

Un sismo de 5.5 grados en la escala de Richter se registró esta mañana al suroeste de Guaymas, así...

Tumba TEE triunfo de candidato ciudadano, Édgar Palomino en Cucurpe y le da la alcaldía al PAN

El Tribunal Estatal Electoral ordenó revocar la constancia de mayoría para el ciudadano no registrado en la elección de...

Vive la experiencia del cine desde tu carro en Hermosillo con Autocinema Coyote el próximo 6 de agosto

Hermosillo, Sonora.- El próximo 6 de agosto, Autocinema Coyote iniciará con sus funciones en Hermosillo, para quienes deseen vivir...
-Anuncio-