-Anuncio-
martes, mayo 18, 2021

Estos son los numerosos beneficios de la práctica del baile para la salud física y mental

Últimas Noticias

Sonora sin muertes por covid, 43 nuevos casos este lunes; contagios ascienden a 73 mil 804

Hermosillo, Sonora.- La Secretaría de Salud estatal reportó 43 contagios y ningún fallecimiento nuevo por covid-19 en Sonora; en...

SEP y el SNTE acuerdan aumento salarial del 3.9% para docentes

Ciudad de México, 17 mayo (SinEmbargo).-  La Secretaría de Educación Pública (SEP) y el Sindicato Nacional de Trabajadores de...

EEUU vincula a funcionarios de presidente de El Salvador Nayib Bukele con corrupción y narcotráfico

San Salvador, 17 mayo (EFE).- Un documento desclasificado del Departamento de Estado de EEUU vincula a altos funcionarios del Ejecutivo salvadoreño de Nayib Bukele y...
-Anuncio-

Madrid, 16 de abril (The Conversation).- Es escuchar la música que nos gusta y notar cómo, casi sin poder remediarlo, empezamos a mover la cabeza a un lado y a otro. Y si no es la cabeza, es un pie dando golpecitos en el suelo al ritmo de la canción. Pues bien, si en lugar de quedarnos ahí nos lanzamos a bailar, tanto el cuerpo como la mente salen muy bien parados.

Los resultados de numerosas publicaciones científicas sugieren que actividades como jugar al tenis, nadar, correr, andar, montar en bicicleta o bailar, entre otras, pueden contribuir a reducir el riesgo de trastornos cardiovasculares, ayudar a controlar nuestro peso, o modular los síntomas de estrés y depresión. También se ha detectado cambios cerebrales en términos de incrementos en la materia blanca y gris cerebral lo que, a su vez, podría conllevar un mejor funcionamiento cognitivo general.

-Anuncio-

En concreto, las personas que practican deportes aeróbicos de forma prolongada en el tiempo parecen mejorar su memoria y ciertas funciones ejecutivas como la capacidad de resolver problemas o inhibir información irrelevante de manera más eficaz. Estos cambios conductuales han sido asociados a modificaciones en las regiones temporal y frontal de nuestro cerebro, que comienzan a ser visibles a los seis meses del comienzo de la práctica deportiva.

Por suerte, existe una amplia variedad de ejercicios aeróbicos para elegir el que más se adapte a nuestras condiciones físicas o incluso económicas. Uno de ellos ya lo hemos visto, lo practicamos casi sin querer en cuanto suena una canción que nos gusta: bailar.

Los menos habilidosos se limitan a mover alguna parte de su cuerpo al ritmo de la música, y los más atrevidos pueden incluso realizar gráciles piruetas y vistosos giros corporales. Los hay que van más allá y se apuntan a clases de flamenco, de danza, de baile de salón, de salsa o de break dance. Lo importante es bailar como nos guste, como nos motive, al ritmo de la música que nos haga vibrar, solos, solas, en pareja o en grupo.

-Anuncio-

La discoteca

EL BAILE, MÁS QUE UNA ACTIVIDAD FÍSICA

¿Por qué es importante? Básicamente porque los beneficios del baile son múltiples y casi inmediatos. Para empezar, nos sentimos bien y orgullosos de nosotros mismos cuando somos capaces de unir dos pasos seguidos sin tropezar. Puede que para nuestro profesor o profesora de baile no sea ninguna proeza, claro, ¡qué fácil resulta cuando se llevan años de práctica! ¿Verdad? Pero a los noveles les requiere mucha atención: hay que coordinar los movimientos, el ritmo, no pisar al compañero o compañera, y, si se puede, acompañarlo de una sonrisa.

-Anuncio-

Por otro lado, las personas mayores que bailan mejoran el sistema de control postural, lo que se refleja tanto en el equilibrio como en la marcha. Es importante porque, a medida que pasan los años nuestro sistema de control del equilibro cambia, incrementándose los tiempos de reacción y reduciéndose la efectividad de nuestras estrategias motoras de control postural.

Existen numerosas evidencias que indican que la práctica de ejercicio físico, entre ellos el baile, mejora nuestra fuerza y resistencia muscular, nuestra motricidad y reduce la probabilidad de sufrir caídas.

NUESTRO CEREBRO CAMBIA BAILANDO

Bailar requiere, entre otras habilidades, focalizar nuestro sistema atencional en la actividad que vamos a desempeñar, mantener en nuestra memoria de trabajo las instrucciones, recordar secuencias previas de movimientos y poner a prueba nuestra capacidad de coordinación motora. En un estudio reciente demostramos que este conjunto de factores refuerza la percepción y la memoria espacial, además del funcionamiento ejecutivo de la persona, que incluye el pensamiento flexible y el autocontrol.

Por otro lado, algunos investigadores han demostrado que el baile resulta más beneficioso que la práctica de ejercicio físico repetitivo para inducir plasticidad cerebral en las personas mayores. Concretamente se comparó la práctica de baile incluyendo nuevas y cada vez más complejas coreografías, con la práctica de ejercicio físico repetitivo, bicicleta estática y otras actividades con las mismas demandas cardiovasculares que el baile. Si bien todas las actividades mejoran tanto la salud física como cognitiva, los resultados mostraron que el baile genera cambios cerebrales más amplios.

Tampoco hay que perder de vista los aspectos sociales. En la mayoría de los casos, el baile implica el contacto con otra u otras personas. Por lo tanto, ponemos en marcha todos los procesos de detección y procesamiento de estímulos sociales, que son muy demandantes en términos cognitivos.

Tanto es así que se hipotetiza que el cerebro humano ha evolucionado en gran medida gracias a las presiones provenientes de ambientes sociales complejos.

Y, finalmente, está la música… Ese conjunto de sonidos complejo y estructurado que activa tanto procesos perceptivos y cognitivos como nuestra emoción. La ciencia ha puesto de manifiesto que todas aquellas actividades de ocio asociadas a la música aportan beneficios cognitivos y emocionales.

En el contexto del baile, la música activa a nivel cerebral procesos de empatía, modifica estados de consciencia y aviva sentimientos que tienen sus raíces en nuestra historia evolutiva y cultural. Tanto es así que se puede entender que precede al lenguaje como una forma primaria de comunicación.

Cuando se emplea el baile como una forma de estimulación a personas mayores, inmediatamente da fruto. Se observan beneficios cognitivos, físicos, emocionales y sociales. No parece poco para una actividad tan sencilla y en la que los cambios acontecen a los pocos meses de iniciarse en su práctica.

Siendo así, ¿por qué esperar? ¿Bailamos?

Información de The Conversation

-Anuncio-
-Anuncio-

Lo más visto

Se une Ricardo Bours a Ernesto Gándara, llama a sonorenses a votar por el “Borrego”

Ricardo Bours, candidato a la gubernatura de Sonora, por el partido Movimiento Ciudadano informó esta tarde que se suma...

Desconoce y rechaza Movimiento Ciudadano apoyo de Ricardo Bours a ‘Borrego’ Gándara

Movimiento Ciudadano respondió a las declaraciones del candidato a la Gubernatura de Sonora Ricardo Bours, asegurando que la decisión...

La chihuahuense Andrea Meza se lleva la corona de Miss Universo; la tercera para México

Andrea Meza se convirtió en la tercera mexicana en llevarse el título de Miss Universo esta noche, tras imponerse...

“Nada nuevo la unión de Ricardo Bours y Ernesto Gándara; 2 malas propuestas que jamás estuvieron separadas”: Alfonso Durazo

Hermosillo, Sonora, 17 de mayo de 2021.- Alfonso Durazo Montaño se pronunció sobre la suma de Ricardo Bours Castelo,...

“¿Querían los candidatos que les tirara besos en el debate?, no, el que se lleva se aguanta”, contesta Célida López

Hermosillo, Sonora.- Soy el blanco de los ataques y campañas negras en YouTube, todos quieren pegarle a la candidata...
-Anuncio-