-Anuncio-
martes, septiembre 28, 2021

El ego de los políticos y la lámpara de Diógenes

Últimas Noticias

¿Nueva bancada en el Senado?

Un grupo de cinco legisladores en el Senado solicitaron a la Junta de Coordinación Política (Jucopo) para que una...

Gasta Gobierno de Sonora 450 mdp al mes en 45 mil 700 empleados, sin incluir a personal de Salud

Cada mes la Secretaría de Hacienda de Sonora destina 450 millones de pesos en pagar los sueldos de 45...

La conciencia ambiental una tarea que no todos realizamos

Cada 27 de septiembre, se conmemora el Día de la Conciencia Ambiental, una fecha que nos invita a conocer...
-Anuncio-

Columna Y sin embargo

Hoy más que en elecciones anteriores, vamos a votar por personalidades más que por partidos. Los partidos tradicionales están desprestigiados y venidos a menos; los partidos nuevos son cajas de regalo que no sabemos qué traen dentro. De modo que, nuestro voto va a depender de lo que percibamos de la personalidad de los candidatos. Aquí me refiero a los candidatos candidatos como políticos que buscan posiciones de poder.

-Anuncio-

Ego y voluntad de poder

Todos queremos encontrar o construir el sentido de nuestra vida; buscamos realizarnos como personas. Unos lo encuentran en su familia, otros en la religión, o en su profesión u oficio, otros más ambiciosos en la búsqueda de la fama o de la riqueza. Tal vez los más ambiciosos son los políticos que buscan su realización personal en la búsqueda de poder. La sensación de tener poder, considero, es una de las experiencias más estimulantes. Es un sentido de realización personal máxima.

En mayor o menor grado, los candidatos que competirán en la próxima elección, deben tener un ego algo abultado que se conoce como voluntad de poder. Este ego incluye el sentirse merecedor de prestigio, privilegios e influencia sobre otras personas y grupos. Esto es una ambición que los lleva a sacrificar muchos otros aspectos de su vida en el altar del poder. La voluntad de poder es, sin embargo, necesaria en la carrera política.

-Anuncio-

Los casos más extremos de voluntad de poder son los casos patológicos que describe David Owen en su libro En el poder y en la enfermedad donde considera a la voluntad de poder como una enfermedad que sigue las siguientes etapas: “El héroe se gana la gloria y la aclamación al obtener un éxito inusitado contra todo pronóstico. La experiencia se le sube a la cabeza y empieza a tratar a los demás, simples mortales corrientes, con desprecio y desdén, y llega a tener tanta fe en sus propias facultades que empieza a creerse capaz de cualquier cosa”. Dicho exceso de confianza en sí mismo lleva al líder a interpretar equivocadamente la realidad y a cometer errores. “Al final se lleva su merecido y se encuentra con su némesis, que lo destruye”.

Sin agenda y con agenda

Percibo, sin embargo, dos tipos de políticos que buscan el poder: los que no tienen agenda y los que tienen agenda.

-Anuncio-

Los que no tiene agenda, buscan el poder por sí mismo, como un fin personal. Es una necesidad que tienen de realizarse personalmente por medio del disfrute del poder. Es la manera de convencerse a sí mismos que son unos vencedores, que han logrado superar sus limitaciones y que están por encima de los demás; en pocas palabras, que su vida tiene sentido. Ya la hicieron. Aunque luego resulte que no sepan qué hacer con el poder; éstos llegan a los cargos pidiendo que les hagan propuestas sobre qué hacer, o bien solo dan palos de ciego. Éste es el tipo de político que le entra a todo y está dispuesto a sacrificar muchas cosas por el poder. Este tipo de político abunda, es el más común.

El otro tipo de político es el que tiene agenda, es el que considera que tiene algo que aportar más allá de la satisfacción de su ego. Unos se dedicarán a una obra material, otros a construir una institución o una política pública, otros a lograr un avance en la dignidad de algún tipo de personas o redimir a algún grupo social. Éstos buscan el poder como medio para un fin y empujar su agenda. Este tipo de político es más escaso y es el que ayuda a resolver los problemas sociales y a avanzar en la dignidad humana.

Por supuesto, no todas las agendas son buenas e igualmente aceptables o atractivas. El problema es empatar la agenda de los políticos con las agendas ciudadanas. El problema, para el elector, es saber cuando un candidato sólo busca satisfacer su ego y cuando, además, trae en su cabeza la agenda que requiere el puesto para el que se postula. Tenemos que ir como Diógenes con una lámpara buscando al político justo para cada puesto.

-Anuncio-
-Anuncio-

Lo más visto

Suman seis los peloteros cubanos que abandonan el Mundial de Beisbol Sub-23 celebrado en Sonora

Tres nuevas fugas se han producido en el equipo Cuba de béisbol al Mundial Sub-23 en Ciudad Obregón, Sonora,...

Fue ilegal aprobación de matrimonio igualitario en Sonora, diputados debieron escuchar todas las voces: Kitty Gutiérrez

El Congreso del Estado acaba de aprobar algo ilegal, además de hacerlo de urgente y con el parlamento abierto,...

Quieren construir un hospital para enfermos ricos en fase terminal en cerro Johnson, denuncia ambientalista

Estamos manifestándonos para proteger el medio ambiente, nosotros no pedimos nada, estamos para proponer y cuidar las áreas protegidas...

Trabaja Antonio Astiazarán en proyecto de ampliación a cuatro carriles de la carretera Hermosillo-Bahía de Kino

Hermosillo, Sonora.- Actualmente se trabaja en un proyecto de ampliación a cuatro carriles de la carretera Hermosillo-Bahía de Kino,...

Alfonso Durazo va por cancelación de compensaciones y renta de inmuebles en su administración

Sonora.- Para generar austeridad en su administración, Alfonso Durazo Montaño informó que se tratará de cancelar las compensaciones a...
-Anuncio-