-Anuncio-
sábado, julio 31, 2021

“El viejo de mi alma” es un acto de amor y memoria de Verónica y sus hijas; recuerdan a Juan Manuel con negocio de chiltepines

Últimas Noticias

Tumba TEE triunfo de candidato ciudadano, Édgar Palomino en Cucurpe y le da la alcaldía al PAN

El Tribunal Estatal Electoral ordenó revocar la constancia de mayoría para el ciudadano no registrado en la elección de...

Emma Stone se sumaría a Scarlett Johansson; considera demandar a Disney

Aparentemente Scarlett Johansson ha iniciado con una polémica en contra de Disney, pues ahora es Emma Stone quien conideraría...

Samuel García impugna en el Tribunal Electoral multa millonaria del INE

El gobernador electo de Nuevo León, Samuel García Sepúlveda, presentó este viernes ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial...
-Anuncio-

Hermosillo, Sonora.- “El viejo de mi alma” es más que un emprendimiento familiar para vender chiltepines y salsas: es un acto de amor y memoria de parte de la esposa e hijas hacia Juan Manuel Medina, mecánico hermosillense que falleció hace cinco meses en un accidente de trabajo.

Después de su despedida, Verónica Vasquez, su esposa, y sus tres hijas, Vanessa, Karen y Argelia, buscaron la manera de recordarlo siempre y que trascendiera más allá de las fotografías y memorias familiares.

-Anuncio-

“Viejo de mi alma era un dicho por el que todo mundo lo conocía, cuando se acercaba a las personas, siempre los saludaba así: ¡hola, viejo de mi alma! ¿cómo estás?”, narró Verónica, “dijimos vamos con ese nombre, vamos a ponerle viejo de mi alma, ¿y qué vamos a hacer? Pensamos, pues algo bien sonorense: el chiltepín, que a él le encantaba”.

A Juan Manuel lo recuerdan así: cada viaje familiar significaba carcajearse cuando se sacaba una bolsita de chiltepín del bolsillo de la camisa para espolvorear a la comida, sin importar cuál, adonde quiera que fuera. O verlo saborear cuando le vaciaba el polvito rojo a un plato de menudo, a la machaca o a cualquier otro platillo, aunque fuera dulce y la tradición marcará que el chiltepín no era para eso.

“Lo recuerdo como un hombre amoroso, muy trabajador, noble y cariñoso”, dijo su hija Vanessa, “siempre estuvimos muy unidos como familia, fue un gran papá y esto nos enorgullece mucho, tener su negocio, crear esto para él, desde el corazón de mi mamá”.

-Anuncio-

Cuando idearon el negocio, no había dinero para la inversión, solamente lo que Juan Manuel traía en su cartera.

“Con eso compramos el material y la primera ganancia de la venta la volvimos a invertir y así, hasta ahorita, estamos reinvirtiendo todo, pero eso nos tiene con el corazón muy tranquilo, porque él también inició esto”, dijo Vanessa. Y su mamá agregó: “Él no me falla, me sigue dando para la comida”.

Cada una se encarga de una tarea en específico: Verónica es la experta en la cocina; Vanessa trabaja en la imagen y diseño desde Hermosillo; Argelia, que vive en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, maneja las redes sociales; y Karen, que reside en Phoenix, Arizona, se encarga de la distribución y envíos del producto.

-Anuncio-

Vanessa es la creadora del logotipo de su emprendimiento: un bigote y unas gafas oscuras Ray-Ban están impresas en las etiquetas que van en cada frasco de chiltepín silvestre, traído de la sierra de Sonora, rojo o verde, curtido, seco, molido o en salsas.

“Él usaba bigote y ella (Vanessa) hizo un logo con un bigote”, contó Verónica, “yo le dije que sí me gusta, pero que no se parecía a su papá… y como él siempre usaba lentes Ray-Ban, se los puso y ahí sí, ese es tu papá, le dije. Esa foto, para nosotras, es él. Entonces, cuando estoy haciendo las salsas yo lo veo y digo: aquí está conmigo”.

Entonces la cocina se vuelve una fiesta. Verónica prepara las salsas y siente a Juan Manuel ahí, echándole porras, como en los 30 años que vivieron juntos en matrimonio.

“Las recetas son meramente familiares, yo siempre le hacía esa salsa a él porque le gustaba mucho”, dijo Verónica, “y sí, mi mamá me enseñó y la hemos mejorado, la hemos ido modificando poquito, pero está riquísima”.

Las cuatro mujeres ahora salen adelante con la venta de los productos caseros. “El viejo de mi alma” ya no solo vive en ellas, sino que viaja por todo México y Estados Unidos para llegar a las mesas de muchas familias. Esa, su frase, se repite una y otra vez, cuando sus clientes les envían las felicitaciones por redes sociales.

“Con esto, sentimos que estamos trabajando juntos, con solamente escuchar ‘El viejo de mi alma’ sentimos algo muy bonito, se siente algo bien padre cuando los clientes nos mandan fotos donde están haciendo alguna comida que no conocemos, como unas manitas de cangrejo que nos llegaron de Chiapas, y que nunca hemos probado, pero ahí estaba el viejo en la mesa”, comentó Verónica.

“Así nos pasa en California, en la Baja, en Tijuana, Phoenix, Riverside, Tucson, cuando nos mandan fotos bien bonitas y, para nosotras, el que otra gente lo esté recordando, se siente muy bonito”, contó la madre, “nosotras juntas, dijimos ¿le entramos? ¿Vamos a poder? Nos encomendamos a Dios y dijimos Dios ayúdanos, todo lo puedo en Cristo que me fortalece… y vámonos para arriba”.

Uno de los sueños de Juan Manuel era tener nietos y, aunque no alcanzó a verlo materializado, su legado existirá para que los futuros niños o niñas sepan quién fue su abuelo.

“Yo sé que él está presente en casa en todo momento, nuestra familia es bien unida y lo que pasó, tan de repente, no lo esperábamos y por eso dijimos que queremos recordarlo día a día, aunque siempre va a vivir en nuestros corazones, pero quisiera que, cuando tenga nietos, ellos puedan decir este es mi abuelo: esto también es para que sus nietos lo conozcan en un futuro”.

A la familia Medina Vasquez le encantaría tener una oportunidad en muchas más cocinas.

“Que nos dieran la oportunidad de llegar a su mesa por este medio, que pudieran conocer nuestros productos, el sabor sonorense y el chiltepín que es el oro rojo de Sonora, que estamos muy orgullosas de llevarlo a sus casas y disfrutarlo en familia”, concluyó Vanessa y Verónica agregó: “A nosotras no se nos va a olvidar El viejo de mi alma, porque están todas las fotos y los recuerdos vividos, pero queríamos que la gente lo viera y nos pregunte ¿quién es el viejo de mi alma? Los que no lo conocieron y que, quien lo conoció dijera este es el viejo de mi alma y que también pudiera tener un poquito de él”.

Para comprar cualquiera de los productos de El viejo de mi alma en sus versiones individuales o en canastas de regalo, puedes visitar sus cuentas en Facebook e Instagram, así como llamar o enviar un mensaje vía WhatsApp al (662) 193 7278.

-Anuncio-
-Anuncio-

Lo más visto

Papá soltero adopta a niño camboyano y 21 años después el joven representa a EEUU en Olimpiadas Tokio 2020

Hay muchas parejas que eligen adoptar, en vez de concebir naturalmente los propios hijos. Según el país donde se...

Apoyados por dos chalecos y una hielera, 4 hombres se salvan tras nadar más de 10 horas en playa de Puerto Peñasco; la panga...

Puerto Peñasco, Sonora.- Cuatro pescadores en Puerto Peñasco se salvaron tras nadar por más de 10 horas después de...

Vive la experiencia del cine desde tu carro en Hermosillo con Autocinema Coyote el próximo 6 de agosto

Hermosillo, Sonora.- El próximo 6 de agosto, Autocinema Coyote iniciará con sus funciones en Hermosillo, para quienes deseen vivir...

Convierten parque descuidado de la colonia Periodista en mini bosque urbano de Hermosillo; Daniel, Mónica, Yolanda y Sergio fueron guiados por Cristóbal creador del...

Hermosillo, Sonora.- Un parque descuidado en la colonia Periodista, en Hermosillo, es ahora un mini bosque urbano; la plancha...

Sammy Pérez muere de infarto cardiovascular; estaba hospitalizado de emergencia por covid

El actor Sammy Pérez falleció este viernes como consecuencia de un infarto cardiovascular. En días recientes había sido hospitalizado de...
-Anuncio-