-Anuncio-
lunes, noviembre 30, 2020

La sucesión en el Senado

Alejandro Sánchez
Alejandro Sánchez
Alejandro Sánchez es periodista y autor de la columna Contra las Cuerdas, de El Heraldo de México.

Relacionadas

Biden recibe felicitaciones de líderes extranjeros

WASHINGTON (AP) — El presidente electo Joe Biden pasó el lunes en su casa aceptando llamadas de felicitación de gobernantes extranjeros, un...

Investigadores piden estudiar cómo surge inmunidad a covid en mucosas de nariz y boca

Madrid, 30 de noviembre (EuropaPress).- Un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Buffalo, en Estados Unidos, advierte de que se deberían...

Tras Día de Acción de Gracias, EEUU impone nuevas medidas sanitarias

Los estadounidenses que regresan a casa luego del feriado por el Día de Acción de Gracias enfrentaron nuevas medidas contra el covid-19...

Casi 300 contagios registrados por Covid, suman 42 mil 628, con 14 nuevas muertes se acumulan 3 mil 403 en Sonora

Este lunes se presentaron 14 muertes y 296 nuevos casos de coronavirus en Sonora. Suman 3 mil 403...
- Advertisement -

Hay cuatro nombres que suenan para presidir la Cámara de Senadores a partir de septiembre. Hay que anotarlos porque le podemos adelantar que de entre los nombres que leerá más adelante, va a salir el sucesor de Mónica Fernández.
El último día de agosto la tabasqueña concluye su periodo como presidenta del Senado y lo que está por suceder es un acto inédito en la historia del Congreso nacional desde que el PRI dejó de ser mayoría absoluta.
El máximo cargo legislativo volverá a ser controlado por la misma fuerza política, el partido en el poder: Morena repetirá por tercer año consecutivo al frente de la presidencia.
En los últimos 20 años solo PRI y PAN habían repetido dos años en dos ocasiones cada grupo, pero no tres. (2000 y 2001 el Revolucionario Institucional; 2005 y 2006 también el tricolor; 2007 y 2008 Acción Nacional y 2011 y 2012 también el albiazul).
Pero el tercer año consecutivo para Morena no es todo: el partido de López Obrador –a pesar de los problemas y fuertes pugnas al interior– ocupará la presidencia de la Cámara alta los seis años de la 64 Legislatura por el número de representantes que metió en 2018.
Por si fuera poco, Morena tendrá también la presidencia de la Junta de Coordinación Política del Senado, la cual es gobernada por Ricardo Monreal Ávila.
Es decir, toda la agenda política, la conducción de las sesiones, los temas a someter a discusión en el Senado y los asuntos presupuestales tendrán el manejo directo de los morenistas pase lo que pase en las elecciones de 2021.
Hay cuatro de ese partido peleando abiertamente la sucesión de Mónica Fernández. Se trata de Salomón Jara, vicepresidente de la Mesa; Alejandro Armenta, presidente de la comisión de Hacienda; Higinio Martínez, cacique del Estado de México y Eduardo Ramírez, legislador de Chiapas.
No obstante, Martí Batres, primer presidente de la actual legislatura y senador derrotado en la sucesión, al intentar dejar a uno de los suyos, hace su trabajo de operación interna dándole cuerda a algunos legisladores que no tienen ninguna posibilidad de serlo.
El dato que no hay que perder de vista es que el nuevo presidente saldría de entre Ramírez y Armenta porque son incondicionales de Monreal. Después de que John Ackerman, cercano a Batres, incitó al derrocamiento del coordinador parlamentario, Monreal tuvo el apoyo de 51 de 60 senadores morenistas.
La historia de Mónica Fernández
Entre otras cosas vamos a recordar a Mónica Fernández porque quiso ejercer el reglamento interno y no pudo. Acuerdo político mató legislación y se quedó viendo cómo se torció la ley.
La historia es la siguiente. Un año después de que PRD y Encuentro Social se quedaran en el Senado con menos de cinco integrantes, la aún presidenta determinó disolver los “grupos parlamentarios” que obtenían recursos entre 500 y 800 mil pesos mensuales.
El artículo 72, numeral 1 de la Ley Orgánica del Congreso General dispone que los grupos parlamentarios estarán constituidos por un mínimo de cinco senadores. “Los grupos parlamentarios que por cualquier causa dejan de tener el mínimo de integrantes que establece la ley, se consideran disueltos para todos los efectos legales y reglamentarios”.
Era la sentencia con la que Fernández cancelaba todos los derechos de ambos grupos como participar en la Junta de Coordinación Política, espacios en la Mesa Directiva y recepción de recursos.
Menos de un mes después, sin embargo, PRD y PES recuperaron los derechos que les quitó la presidenta supuestamente porque la senadora invadió facultades de la Junta de Coordinación. Es decir, los acuerdos políticos y/o negociaciones en lo oscurito aplastaron la letra escrita en el reglamento del Congreso de la Unión. Mónica Fernández tuvo que apechugar.
Lo que se sabe es la idea de desaparecer al PRD y al PES, sirvió para hacerle manita de puerco a Miguel Ángel Mancera y Sasil León, coordinadores de los grupos respectivos, para unirse a Morena.
Así el partido en el poder suma a otros siete senadores a sus filas, por lo que, a partir de las próximas discusiones en el pleno, Morena tendrá mayoría, algo que no había logrado en sus primeros dos años al faltarle a veces un legislador para imponerse como primera fuerza en las votaciones. Esa es la herencia “democrática” que deja la aún presidenta en su paso por el Senado.
Ante AMLO promete cumplir con su chamba
La voz con que suele desenvolverse en las mesas de gobernadores que hacen frente al gobierno de López Obrador cambió. Diego Sinhue moderó el tono y hasta se escuchó atribulado frente ante el presidente. No sólo eso, las expectativas de reclamo y de confrontación terminaron con un reconocimiento y promesa: el mandatario de Guanajuato, estado en llamas por la delincuencia, no asiste a las reuniones de seguridad y a partir de ayer, se comprometió, que estará presente para una estrategia conjunta.
Así pasó desapercibida la ausencia de Alfonso Durazo, secretario de Seguridad Ciudadana, cuyos motivos por los que no acude a esta gira de trabajo de su jefe, a estados fuertemente azotados por la delincuencia, aún se desconocen. La atención ahora está centrada en Jalisco, cuyo mandatario Enrique Alfaro, ha sido todavía más duro con López Obrador. Vamos a ver si sostiene la firmeza de sus palabras o se pondrá en modo Sinhue al tenerlo enfrente.
UPPERCUT: Definitivamente el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, no tendrá consideración alguna para su compañera de partido ni porque ésta lo haya buscado para que pare las investigaciones en su contra. Maru Campos, alcaldesa de Chihuahua, de acuerdo con las pesquisas de la administración estatal, era parte de la red de complicidades de César Duarte, por lo que el mandatario llevará el proceso hasta sus últimas consecuencias sin importar el color de quienes hayan recibido privilegios del priista al margen de la ley.

- Advertisement -

Opinión

La semana pasada se vio la primera disminución de casos covid desde septiembre: OMS

Ciudad de México, 30 de noviembre (RT).- El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros...

Biden recibe felicitaciones de líderes extranjeros

WASHINGTON (AP) — El presidente electo Joe Biden pasó el lunes en su casa aceptando llamadas de...

Investigadores piden estudiar cómo surge inmunidad a covid en mucosas de nariz y boca

Madrid, 30 de noviembre (EuropaPress).- Un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Buffalo, en Estados Unidos,...

Tras Día de Acción de Gracias, EEUU impone nuevas medidas sanitarias

Los estadounidenses que regresan a casa luego del feriado por el Día de Acción de Gracias enfrentaron...
- Advertisement -