-Anuncio-
jueves, septiembre 23, 2021

A 21 años del asesinato de Paco Stanley: el crimen que conmocionó al mundo del entretenimiento en México

Últimas Noticias

AMLO insiste a Joe Biden en levantar el embargo a Cuba, basta de América para los americanos, dijo

Desde Palacio Nacional, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador reiteró su postura sobre el embargo económico...

Alfaro vs. UdeG… y alguien más

La participación de Mario Vargas Llosa, intelectuales y periodistas en un foro sobre libertad de expresión, organizado por la...

Feminicidios en aumento e impunidad

La violencia en México y en el mundo, es un flagelo que sigue moldeando a las sociedades, y que,...
-Anuncio-

Han pasado 21 años desde el asesinato de Paco Stanley, un famoso personaje de la televisión en México, y el crimen aún sigue siendo recordado por la gente que siguió su carrera y disfrutó de sus programas.
De hecho, en Twitter de México el nombre de Stanley se colocó entre las tendencias por parte de la gente que recordó al fallecido presentador.
Fueron 36 ráfagas las que impactaron contra la camioneta a las afueras de un restaurante. Apenas unos segundos de horror que después se convertirían en uno de los crímenes que más huella ha dejado en el mundo de los espectáculos en México: el asesinato de Paco Stanley, ocurrido el 7 de junio de 1999.
El popular conductor gozaba entonces de su éxito en TV Azteca, empresa a la que se había integrado apenas en diciembre de 1998 con el programa matutino Una tras otra, con él estaban en el proyecto Benito Castro y su inseparable “Mayito” (Mario Bezares).
Stanley, dolido por el trato que le habían dado en Televisa una vez que murió Emilio Azcárraga Milmo, no dudó en dejar la empresa en la que estuvo más de dos décadas y a la que había dado grandes índices de rating con sus programas.
Ese lunes 7 de junio, tras finalizar su programa matutino, Stanley se dirigió al restaurante “El Charco de las Ranas” acompañado por Bezares, el reportero Jorge Gil y Paola Durante, una de las edecanes de la emisión.
Una vez que terminaron de almorzar, Stanley y Gil subieron a la camioneta Lincoln Navigator modelo 97. Según la versión oficial, en ese momento Mario Bezares recibió una llamada telefónica y después se dirigió al baño. Paola Durante se quedó en la mesa.
Poco después, mientras esperaban en la camioneta, un hombre se acercó al vehículo y comenzó a disparar contra Stanley. Jorge Gil fue herido en una pierna, un agente de seguros que se encontraba en el lugar también fue asesinado y su esposa gravemente herida, al igual que uno de los acomodadores de autos.
Para Stanley el ataque resultó fatal. Tres balas atravesaron su cuerpo y una cuarta se alojó en su cráneo. El presentador murió poco después del ataque.
Comenzó entonces el drama. Los principales canales de televisión en México interrumpieron sus transmisiones para informar en vivo lo ocurrido con el carismático presentador, el hombre detrás de programas como Ándale, Pácatelas y Llévatelo. El conductor que recitaba poesía, que hizo famosas las frases “¿Hay o no hay?” o “Una tras otra” y que ponía a bailar “El Gallinazo” sin piedad a Bezares.
Apenas horas después del crimen se desataron las versiones. La gente quería saber por qué él, por qué Paco Stanley había sido asesinado de una manera tan brutal. Una de las hipótesis que más fuerza cobró fue aquella que vinculaba al presentador con el narcotráfico.
Semanas después del asesinato, Mario Bezares y la edecán Paola Durante fueron señalados como autores intelectuales del crimen. El 22 de junio Bezares fue arraigado en un hotel de la capital mexicana, pues se decía que tenía pensado huir del país. Las sospechas recayeron en él por el hecho de haber estado en el baño en el momento del ataque.
El 2 de septiembre de 1999 se dictó auto de formal prisión contra Bezares, Paola Durante, Erasmo Pérez Garnica alias “El Cholo”, José Luis Rosendo Martínez y Jorge García Escandón. Las autoridades los tenían en la mira como principales sospechosos, pero en enero de 2001 se les dictó auto de libertad al no encontrado pruebas suficientes para culparlos del crimen.
Un año después el jefe de sicarios del cártel de Tijuana fue acusado como autor material del asesinato de Stanley, pero en 2011 negó ser el resposable, por lo que hasta ahora se desconoce quién perpetró el crimen contra el presentador.
Después de la tragedia y de pasar año y en medio en prisión por ser señalado como uno de los presuntos responsables del crimen, Mario Bezares se tomó un tiempo alejado de los medios, pero nunca dijo adiós del todo a la televisión.
Desde 2010 conduce en Monterrey el programa Acábatelo, de Multimedios, que tampoco ha estado libre de polémicas, pues en 2012 se dijo que “Mayito” podría enfrentar una demanda por corrupción de menores debido a que en la emisión un chico tuvo que quitarse su ropa interior como parte de un concurso.
Finalmente el asunto no pasó a mayores y Bezares sigue al frente de la emisión. En su cuenta de Twitter el presentador suele compartir imágenes del programa y también frases bíblicas, pues la religión fue uno de sus principales soportes ante los complicados momentos que vivió. Otro de sus apoyos fue su esposa, Brenda, con quien se casó en 1999 y quien enfrentó con él la investigación en su contra.
La modelo y edecán de origen uruguayo también pasó año y medio en prisión hasta que se demostró su inocencia. Se dijo que tenía una relación con Paco Stanley, pero lo que Paola reveló en septiembre del año pasado fue que el presentador la invitó a salir, la llegó a besar, pero ella no aceptó.
Tras salir de prisión, Paola modificó no sólo su vida sino también su apariencia. Aunque ella admitió apenas un par de cirugías en su cuerpo, lo cierto es que su nariz, pómulos y labios lucen muy distintos en la actualidad a lo que eran hace dos décadas.
Durante posó para Playboy además de ser invitada a la mansión de Hugh Hefner para competir por su amor. Actualmente, la prima de Bárbara Mori está alejada del mundo del espectáculo, pues se decepcionó del trato que le dieron y de la gente que le hizo daño.
Stanley lo llamaba “El Menonita” y en sus programas presentaba notas relacionadas con el mundo de los espectáculos.
El periodista estaba a unos centímetros de Stanley cuando ocurrió la tragedia. “Paco giró su cabeza y alcanzó a gritar un prolongado ¡No! que taladro mis oídos. Un primer balazo cimbró la realidad, me salpicó de su sangre, el toldo, mi cara y camisa”, se publicó hace un par de años en una cuenta de Facebook atribuida a Gil.
En el año 2000 publicó un libro de 182 páginas titulado “Mi verdad”, en el que aseguró que Bezares y Stanley ya no se llevaban bien. “Ya estoy harto, no lo aguanto más”, llegó a declarar “Mayito” frente a Gil. Para el periodista, la actitud de Bezares fue muy extraña el día del asesinato. Actualmente está alejado de los medios de comunicación.
Fuente: Infobae

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

-Anuncio-
-Anuncio-

Lo más visto

“La Guardia Nacional es el grupo de edecanes más caros que ha tenido este país”: senadora Lily Téllez durante comparecencia del gabinete de seguridad

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- “Viene usted al Senado a defender lo indefendible: una ocurrencia presentada como política de Estado...

Termina en golpes presentación de la pelea ‘Canelo’ Álvarez contra Caleb Plant (VIDEO)

Las Vegas, Estados Unidos.- La presentación de la pelea entre Saúl "Canelo" Álvarez y Caleb Plant que se llevará...

Engañan a 250 mexicanos con supuesta oferta de trabajo en Canadá; estafador se anunciaba en medios y redes sociales

Ciudad de México.- Al menos 250 personas acudieron este martes al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM)...

La deuda heredada del gobierno de Claudia Pavlovich a la administración de Alfonso Durazo podría llegar a 33 mmdp, advierten

Ante el anuncio hecho por la Secretaría de Hacienda de que el gobierno saliente dejaba una deuda de 22...

El SAT aumentará vigilancia en tus depósitos en efectivo

Por Felipe Gazcón/El Financiero Para cerrar la pinza en la fiscalización del manejo de efectivo de las personas, la iniciativa de...
-Anuncio-