Sonorenses gastan más en cerveza y bebidas alcóholicas que en educación, hay más puntos de venta que parques o áreas deportivas: especialistas - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Reportajes Especiales, Sonora > Sonorenses gastan más en cerveza y bebidas alcóholicas que en educación, hay más puntos de venta que parques o áreas deportivas: especialistas

Sonorenses gastan más en cerveza y bebidas alcóholicas que en educación, hay más puntos de venta que parques o áreas deportivas: especialistas

Priscila Cárdenas

Compartir esta nota en redes Sociales

Que haya más de 6 mil licencias de alcoholes en Sonora o que el mexicano beba 68 litros de cerveza al año no sorprende a Omar Balderrama, director de Amor y Convicción, asociación civil que trabaja en prevenir alcohol y adicciones.

Lo que sí la llama la atención es el hecho que comunidades pequeñas tengan más lugares de venta de alcohol que áreas deportivas o parques.

“Es por eso que cada fin de semana vemos a personas que pueden gastarse toda su quincena en alcohol y eso genera tanta pobreza, vemos pueblos que no tienen bibliotecas, ni museos, ni canchas, ni internet pero qué tal los expendios”, comentó.

Lee también:
De 400 a 2 mil pesos gastan sonorenses al mes en cerveza y bebidas alcohólicas; consumen 68 litros en promedio al año

Omar Balderrama dijo que con base a lo que han detectado en el estado, beber alcohol forma parte de la cultura y las tradiciones.

“Porque en Sonora se debe cuando te casas, cuando te bautizan, en la quinceañera, se bebe por todo, algo tiene que ver el calor y a a gente se le antoja más”, agregó.

Entre los datos a propósito del consumo de alcohol en Sonora que han recabado en Amor y Convicción se encuentra que la entidad está en la posición número 7 en consumo tanto de bebidas embriagantes como tabaco y drogas, según la Encuesta
Nacional de Adicciones.

Se gasta más en bebidas alcohólicas que en educación

Por su parte el doctor Manuel Serna Arredondo, especialista en adicciones, señala que el gasto en cerveza tiene gran importancia en la economía de los sonorenses.

Las estadísticas recabadas por el médico detallan que el gasto total se distribuye de la siguiente manera: 30.8% en alimentos y bebidas, un 6.1% en vestido y calzado, el 3.1% en cuidados médicos y un 2.8% en bebidas alcohólicas tanto dentro como fuera
del hogar.

Esto significa que el consumo de alcohol le gana a la educación, la cual arrojó un 1.6% y también al dinero destinado al transporte urbano, que es sólo el 0.8%.

 

Más del 69% de los hogares mexicanos compran cerveza

La información recolectada por el especialista coincide con los datos de la Cámara de la Cerveza a nivel nacional. Según Cerveceros de México más de 69% de los hogares en México compran cerveza, de los cuales el 91% prefiere “clara”, y el otro 9% “oscura”.

Pese a que la información de INEGI muestra a Sonora en la delantera de consumidores, la Cámara de la Cerveza coloca a Monterrey como el estado que más consume. Proyecto Puente buscó a esta organización para obtener más datos al
respeto pero no se obtuvo respuesta.

Es la satisfacción inmediata y no hay desabasto: cerveceros artesanales

Para Jacobo Noriega, presidente del Club de Cerveceros de Hermosillo -agrupación que cuenta con 52 miembros- el sonorense promedio consume más las cervezas de tipo claro pues con ellas se obtiene “satisfacción refrescante inmediata, se apasigua el
calor y es relajante”.

Sin embargo en el club, que comenzó en el año 2013, no se especializan en estas bebidas, sino en las cervezas artesanales que comenzaron a fabricarse de manera casera, para consumo propio y posteriormente comenzaron a venderse.

Jacobo Noriega contó que empezaron a juntarse como un pasatiempo y que después surgió la necesidad de avanzar y concretar un negocio, por lo que varios miembros obtuvieron licencia para venta de cerveza.

Lo anterior se refleja en la base de datos de licencias de alcohol entregadas en Hermosillo.


El documento -obtenido mediante acceso a la información pública- destaca que a partir de 2016 además de tiendas de autoservicio, restaurantes, bares u hoteles, comenzó a aparecer el giro “fábrica de cerveza artesanal hasta 2000 hectolitros”.

De acuerdo con el desglose de permisos, el primero en tener licencia de este tipo fue Cervecería del Pitic en 2016 y después Buqui Bichi en el mismo año.

“Después hay seis cervecerías lograron concretar su permiso para vender de manera regular en bares como Bandido, Gila, Matavenados, ellos están en un colectivo cervecero llamado Las Pintas”, apuntó el presidente del club.

Jacobo Noriega reconoció que a diferencia de las marcas comerciales -por las que las personas se forman horas para comprar- la cerveza artesanal es fácil de conseguir.

“Por dos litros son 200 pesos, equivale a 4 ó 5 vasos”, dijo.

Dado que estas marcas no son tan conocidas y que el consumidor promedio prefiere la cerveza comercial, se piensa que existe un desabasto, sin embargo agregó Jacobo es cuestión de ir con un “cervecero de confianza”.

 

Filas son por desconocimiento de marcas

Según Cristina Barba Favá, directora general de la Asociación de Cerveceros Artesanales de México, el desabasto de cerveza que hay en Sonora por la cuarentena es una oportunidad para que la gente conozca otras marcas.

Explicó que esta “crisis” debería servir para que las personas tuvieran interés en conocer otros tipos de cerveza y no sólo las marcas comerciales que se venden en establecimientos tradicionales.

“Seguro en el barrio vas a encontrar alguna cervecería, hay que darnos la oportunidad de conocerlas y probar las cervezas artesanales, más que mi opinión, esto es un llamado al consumidor”, dijo la directora.

COMENTARIOS

3 Comentarios

  • Agustín Rodríguez dice:

    El mexicano en promedio bebe al rededor de 200 lts o más al año. Chequen bien sus cuentas

  • Sinaí Placencia dice:

    Cheque su redacción, tienen, muchos puntos de ortografía, saludos!

  • Alejandro Gutierrez dice:

    No entiendo por qué todo consumo de alcohol lo ligan al alcoholismo en automático. Sí bien. El alcohol se bebé por diversas razones, la principal es el esparcimiento, y ante la falta de inversión de los gobiernos estatal y federal en casas de cultura, bibliotecas, escuelas, unidades deportivas y talleres para desarrollo de oficios, es bien fácil buscar el pasatiempo en unas cervezas, que dicho sea de paso, no tiene nada de malo. Más bien es un gobierno y sociedad espantados de las consecuencias de sus propios actos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *