-Anuncio-
viernes, septiembre 17, 2021

Que 30 años (en el periodismo) no son nada

Relacionadas

- Advertisement -

Columna Pasión por los Negocios

Por Demian Duarte

-Anuncio-

Comencé en el periodismo, bueno obviamente como reportero y aprendiz hace exactamente 30 años, el 14 de abril de 1990 recibí mi primer pago por un artículo, tenía 17 años y muchos sueños, me acuerdo que en mi casa mi padre Rubén Duarte Rodríguez me preguntaba que sí a qué me quería dedicar y yo le contestaba siempre que quería ser periodista.

Luego me decía medio en broma medio en serio: “¿Qué periodista vas andar siendo tu?, primero estudia y lee porque un periodista tiene que saber de todo”, y claro que le agarré la palabra, desde entonces no dejo de informarme, desde entonces no dejo de aprender.

De hecho ya desde antes me había decantado por esta actividad, por este oficio, cuando adolescente tuve mi primer publicación, una revista sobre rock and roll y política, muy rebelde que llamábamos “Estado de Anarquía”, no pasaba de un tiraje de 100 ejemplares, en el mejor de los casos escrito en una vieja maquina de escribir, ilustrado a mano y armado a pedazos para después imprimirlo en fotocopias, si contará esa como mi primer experiencia en el periodismo pudiera contar ya 32 años en esto; sin embargo me acuerdo todavía de mi primer experiencia como “profesional” con un encargo del editor del llamado “Semanario De Acá (de Hermosillo pues) que me pidió un artículo sobre la conveniencia o no de instalar Concejos Ciudadanos en el municipio, esa fue mi primer publicación y me acuerdo como si fuera ayer de los ires y venires que tuve que dar, era alcalde interino Edmundo Astiazarán Estrella y anduve rodando de aquí para allá en búsqueda de la información, me tarde como un mes en completar el trabajo y me lo publicaron y pagaron.

-Anuncio-

Desde entonces le agarré gusto, mi papá fue periodista también, aunque en realidad lo ejercía como profesión paralela, porque lo suyo era hacer la revolución, yo en cambio me enganche desde el principio en mucho por mi afición a la lectura, en mucho también por el romanticismo casi de película implícito en la idea de ser periodista, los libros del periodista norteamericano John Reed con su “México Insurgente” y los “10 días que estremecieron al mundo” me empujaron, de hecho renuncié a la posibilidad de ser empleado del gobierno, pues por aquellos tiempos tenía chamba como diseñador gráfico en el Instituto Sonorense de Cultura, donde me ofrecían la plaza, simplemente no la tomé y me fui por el camino difícil, el de la pasión personal.

Claro que nadie me advirtió de los intereses económicos y políticos que uno toca cuando se mete en esto, eso es algo que no se explica, es algo que se aprende y con lo que se debe convivir, porque al final el trabajo del periodista es aprender y entender como funciona el sistema, conocer las fuentes, explicarle a sus lectores el mundo, ya sea de los negocios o de la política, ayudar a digerir la realidad, formar lo que llamamos opinión pública.

Me metí ya mucho más en serio en esto siendo Manlio Fabio Beltrones el gobernador de Sonora, fue mi primer gobernador, me tocó también la segunda parte del convulso sexenio de Carlos Salinas de Gortari, de hecho en su momento tuve que decidirme entre ser activista en el movimiento estudiantil de la Universidad de Sonora y el periodismo y terminé por elegir lo que el corazón me decía y me vine por este camino.

-Anuncio-

Desde entonces me han tocado 13 alcaldes en mi ciudad, a los que más recuerdo son al primero, Guatimoc Yberri, también al que yo creí sería el peor, el famoso Gastón González (después le ganaron Alejandro López Caballero y Manuel Ignacio Acosta), recuerdo también a Ernesto Gándara, pero también al resto, algunos malos, otros peores, algún que otro rescatable; me tocó el sexenio de Beltrones completito, con sus virtudes políticas y sus excesos represivos, ya sabe usted eso de la “mafia del poder” le viene al ex como anillo al dedo, pero también me tocó convivir con Armando López Nogales a quien le guardo mucho respeto, con Eduardo Bours con todo y sus fuertes contradicciones, con Guillermo Padrés Elías y su imperio de la corrupción y con la gobernadora Claudia Pavlovich.

En el periodismo me ha tocado pasar por casi todos los medios, hacer grandes amigos y formidables enemigos, recuerdo al “De Acá” como mi primer medio, pero también estuve en Televisa Hermosillo a los 20 años haciendo un segmento de finanzas y negocios, casi al mismo tiempo me enrole en El Independiente, aunque de ahí me fui a El Financiero, colaboré con una revista que editaba entonces en Tijuana Oscar Castro que se llamaba Ciclos y he pasado por todas las radios, desde Radio Sonora, Grupo Acir, Uniradio, hasta hice una revista que en su momento se llamó “Librempresa”, que desarrolle en sociedad-amistad con Guillermo Frescas, tuvimos un grupo de socios con los que las cosas fueron mal y terminaron peor con una serie de demandas que finalmente gané y la verdad he hecho todo lo que se puede hacer en periodismo, desde reportero a jefe de redacción, a editor en jefe, director general, gerente de ventas, conductor, comentarista de radio y televisión, columnista, editorialista, corresponsal de medios nacionales en Sonora, corresponsal de medios de Sonora en la Ciudad de México.

Incluso a lo largo del camino recibí ofertas para irme a trabajar a Estados Unidos, a la Ciudad de México a Nogales y a Tijuana, pero nunca acepté.

Me han tocado momentos históricos, comenzando por la lucha estudiantil en Hermosillo, siguiendo el asesinato de Luis Donaldo Colosio (recuerdo que yo era el único reportero en la redacción y nadie me creía que lo habían matado cuando quise levantar reacciones), las derrotas del PRI en el 2000 y la del PRIAN en el 2018; he vivido y presenciado crisis como la del “error de diciembre” y el Fobaproa, la del 2009 y la actual del Coronavirus.

En esta profesión ya he hecho de todo y debo confesar que es mi pasión, es mi vida, vivo el periodismo intensamente, como un gran amor al que no se puede abandonar y es que he descubierto que darle tu vida a la actividad que amas, siempre paga aunque a veces se tarde.

El periodismo es como el enamoramiento, se debe alimentar de manera cotidiana, porque de lo contrario se puede apagar. Un gusto fue haber trabajado algunos años con mi papá, don Rubén, juntos hicimos radio, hicimos publicaciones y nos hicimos colegas, compartimos opiniones, aunque también debatimos, fue para mi un  crecimiento personal, después la enfermedad me lo quitó y se lo llevó.

Hoy en día me toca ocupar una posición de privilegio frente a un gobierno que plantea la transformación de México y para muchos de mis lectores, para el público en general, debo decir que creo en el proyecto de Andrés Manuel López Obrador y en su interés por enderezar la vida pública de este país.

En mi casa recibí una formación de izquierda y a lo largo de mi vida he estudiado y aprendido sobre economía y sobre política, y eso me permite no ser ingenuo y entender que México pasa por un momento histórico, una contienda abierta y descarnada por el poder entre un grupo que encabeza el propio López Obrador, que quiere de manera sincera transformar al país y otro grupo que se niega ceder en sus privilegios y que se resiste con todas sus fuerzas a ese cambio.

Estoy decidido a ser periodista el resto de mi vida, no me interesan cargos en el gobierno, ni puestos de elección popular (que me los han propuesto), los periodistas vivimos así, sin descansos obligatorios, en muchos casos sin sueldos fijos, ni prestaciones, hemos aprendido a arreglárnoslas con nuestro medios, resolver las cosas a partir de nuestros conocimientos y nuestras relaciones.

Ser periodista no es un trabajo, es una forma de vida, y ojo, un periodista no deja nunca de ser todo lo que ya fue, es decir, reportero, fotógrafo, editor, columnista, conductor, guionista, editorialista y sobre todo aprendiz, porque nosotros todos los días aprendemos algo nuevo.

Hoy la tecnología permite hacer cosas impensables hace unos cuantos años, hoy tengo mi propio portal y periódico digital que se llama como esta columna “Pasión por los Negocios” y se encuentra en www.pxnweb.com, también tengo mi canal de YouTube que es Demiandu10, publico mi columna en diferentes medios y tengo acuerdos de colaboración diversos medios, como Política y Rock and Roll Radio, Proyecto Puente, Lobos FM y La Kaliente en Hermosillo y otros lugares de mi estado, hay también algunos proyectos que se están cocinando y que pronto madurarán.

Hoy a 30 años de distancia puedo decir que mi compromiso es con mi ciudad, con mi estado y con mi país, con mi familia y la gente a la que quiero, porque en el periodismo también se aprende a amar y querer con la misma pasión con que se ejerce el oficio.

Mi deseo es que la vida me conceda otros 30 años, para hacer mi mejor esfuerzo desde las tribunas que seguiré ocupando y es que los periodistas no nos retiramos, nos morimos en la raya.

Aviso

La opinión del autor(a) en esta columna no representa la postura, ideología, pensamiento ni valores de Proyecto Puente. Nuestros colaboradores son libres de escribir lo que deseen y está abierto el derecho de réplica a cualquier aclaración.

- Advertisement -

Opinión

Juez ordena al gobierno de EEUU detener la expulsión de familias migrantes a México

Estados Unidos.- Este jueves, una corte federal ordenó al gobierno de Joe Biden que frene la expulsión de familias...

Ataca CJNG durante 24 horas a pobladores de Tepalcatepec, Michoacán; dejan un saldo de cinco muertos y tres heridos

Tepalcatepec, Michoacán.- Un ataque por parte del Cártel Jalisco Nueva Generación (CNJG) que inició la tarde del martes y...

Apple recibe críticas por sus nuevos iPhone 13; Samsung y Xiaomi se burlan en redes sociales

Estados Unidos.- Algunos rivales de Apple han aprovechado el evento de presentación de la nueva línea de iPhone 13,...

Detienen a sujeto en Hermosillo por abuso de confianza y fraude en; prometía vender autos en un lote y nunca entregó los vehículos ni...

Hermosillo, Sonora.- Por los delitos de abuso de confianza y fraude, en agravio de varias personas, elementos de la...
- Advertisement -