-Anuncio-
miércoles, julio 24, 2024
Mas

    Tu Claudia

    Sara Thomson
    Licenciatura en Periodismo. Maestría en Administración Pública. Doctorante de Administración Pública en el ISAP.

    Relacionadas

    - Advertisement -

    Aunque todavía queda alguna agenda pendiente en el reciente proceso electoral de México, la corriente inevitable del tiempo que transcurre después del pasado 2 de junio, comienza a empujar las barcas hacia otros mares.

    La verdad es que después de la de la honorable afirmación de la otra candidata puntera y de nuevo Senadora Xóchitl Gálvez, en la que aceptara no verse favorecida por el voto de los ciudadanos, comenzó el camino de la organización del nuevo gobierno, que llega a nuestro país y que de forma inédita será presidido por una mujer, la doctora Claudia Sheinbaum Pardo.

    Pero investigando sobre el significado del nombre Claudia, encontramos que proviene del latín “claudere” que significa cerrar, pero también en un sentido bíblico, significa “herida o lastimada”.

    Claro que para algunos, el nombre “Claudia” nos recuerda una gran obra literaria totalmente relacionada con los inicios del “arte de Gobernar” de la historia del mundo. “Yo Claudio”, novela histórica escrita por Robert Graves, fue publicada por primera vez en el Reino Unido en 1934.

    La novela es conocida por su descripción de la corrupción, la intriga y el asesinato en la corte imperial romana, y ha sido aclamada por su estilo literario y su habilidad para retratar la complejidad de la vida en la antigua Roma.

    Pero retomando el comentado tema del fin de la elección, es evidente que este país está envuelto en una neblina de dudas y desconcierto; realmente poco tiempo ha habido para pensar que ha llegado una mujer mexicana a la presidencia y que por lo pronto, Claudia carga sobre sus hombros el compromiso de convertirse en un modelo internacional de liderazgo inclusivo, que significa un monumental desafío ante los ojos de las mujeres del mundo. 

    Puede sonar irónico, pero en la obra de “Yo Claudio” sobresalen fuertes figuras femeninas secundarias, quienes claramente ejercen una gran influencia detrás de esposos, padres, hermanos o hijos, todos hombres dueños de palacios y cetros.  Ojalá mida la nueva presidenta, que las mexicanas esperarían estar frente al “cierre” como lo significa su nombre, de un larguísimo tiempo en que las mujeres se limitaban a ejercer su talento y destreza, a la sombra de “el que manda” y sea también el fin de una era en que a las mujeres en política dejemos encontrar dignidad suficiente al sólo ejercer el “poder detrás del trono”.

    Volviendo al recuerdo de la obra de “Yo Claudio”, otra gran característica de la novela son las profecías, que conforme está escrito, todas y cada una se cumplieron.

    Hay muchas apuestas y especulaciones acerca de las decisiones que tomará la presidenta Sheinbaum durante los próximos 6 años y que han causado altas olas en el ambiente político, provocando lamentablemente, cimbrar los pilares de la economía de nuestro país, a causa de una natural especulación.

    Racionalmente, el nerviosismo tiene su origen en la ausencia de equilibrios que resistan las posibles embestidas en contra de la democracia, el estado de derecho y las garantías de los mexicanos, a raíz del escenario provocado por el resultado electoral.

    El “Claudio” de la famosa obra, fue un historiador experto y se sabe que escribió una autobiografía narrada en primera persona para exponer su incapacidad para los puestos públicos. Alterando tal conjugación, los mexicanos y mexicanas tenemos algo que decir en segunda persona.

    Porque esperamos que Tú Claudia, seas la primera en recodar que eres una líder política pensante que se debe distinguir por su inteligencia, su capacidad de análisis y su compromiso con la excelencia y el bien común.

    Que apostamos que Tú Claudia preferentemente te concentres en que los organismos autónomos sean más eficientes y efectivos en tu mandato.

    Que anhelamos que Tú Claudia, salgas a un rescate del Poder Judicial que signifique por encima de la vanidad política, el fortalecimiento de la trasparencia y responsabilidad.

    Los mexicanos deseamos que Tú Claudia, sepas que el ejercicio de la democracia te ha hecho mandataria de este país, y que te debe preocupar si, simplificar el sistema político y sí también reduciendo costos, siempre y cuando que se mantenga una representación adecuada de todas las regiones y grupos sociales.

    Los ciudadanos quisiéramos, que Tú Claudia, concentraras el esfuerzo de tu gobierno, promueva que las autoridades electorales administrativas y jurisdiccionales, transiten hacia las acciones que realmente aumenten la confianza en el sistema electoral y aseguren la independencia de las autoridades electorales.

    Recordarte Que Tú Claudia, cargas sobre tus hombros la misión de encontrar una coordinación más efectiva entre las fuerzas de seguridad y la defensa nacional, y además eres responsable de que, bajo tu mandato, las Fuerzas de México ejerzan su encomienda de manera eficiente y en protección de los derechos humanos.

    Y sí, estamos de acuerdo en que Tú Claudia, piensas en reforzar el derecho a la pensión de adultos mayores, pero no te olvides de la protección a los niños de las madres que trabajan y de todas las demás garantías a las que tienen derecho todas las mexicanas.

    También es muy evidente que Tú Claudia, inclinarás tu agenda hacia soluciones de energías renovables y desarrollo sostenible. 

    Seguramente todo este “verdadero miedo” que invade a los 22 millones 706 mil 976 mexicanos votantes que no te dieron su apoyo, proviene de que no parecen encontrar un modelo equilibrarte visible.

    Sin embargo, las leyes de nuestro país ya han previsto un equilibrio que parece transitar invisible y que exige a las cámaras y algunas otras instituciones,  sean 50 porciento hombres y 50 por ciento mujeres, con una cuota intrínseca para menores de 35 años; será el gran reto para ti Claudia comprometerte a una trasformación política  que logre encontrar los formatos, para volver este y otros escenarios un constante debate válido y no se fortalezca ni se límite el desahogo de los temas sólo a la confrontación partidista.

    De perfil investigador, sumada de origen a la causa social, distinguida por una pasión personal por la defensa del planeta y el futuro sostenible, es Sheinbaum Pardo literalmente la primera mujer electa para la silla del ejecutivo nacional, en este momento de los mexicanos.

    Al final, un país que siente miedo y que honestamente espera respuestas, solo puede aspirar y alcanzar a pedirte precisamente eso, que la presidenta de México seas “Tú, sólo Tú, Claudia”. Sigue esperar que distinto de nuestra antigua obra, en esta realidad mexicana, las malas profecías, no se cumplan.

    Aviso

    La opinión del autor(a) en esta columna no representa la postura, ideología, pensamiento ni valores de Proyecto Puente. Nuestros colaboradores son libres de escribir lo que deseen y está abierto el derecho de réplica a cualquier aclaración.

    Artículo anteriorUn gran viejón
    Artículo siguienteUnidad, austeridad y humildad
    - Advertisement -

    Opinión

    ¡Llegó la hora para Alejandra Valencia en París 2024!: ¿Dónde y como ver su debut en Juegos Olímpicos?

    Los Juegos Olímpicos de París 2024 ya comenzaron sus actividades previas a la Ceremonia de Apertura. Esta noche podremos...

    Pausa de fábrica de Tesla en México es ‘electoral’, afirma Claudia Sheinbaum; considera ‘difícil’ amenaza de aranceles de Trump

    En una reciente conferencia de prensa, la futura presidenta de México, Claudia Sheinbaum, expresó preocupación por el estancamiento en...

    Joe Biden explica razón para abandonar carrera presidencial: ‘La defensa de la democracia es más importante’

    El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dirá este miércoles en un histórico discurso en el Despacho Oval que...

    Filtran VIDEO de supuesta boda de Christian Nodal y Ángela Aguilar

    Ángela Aguilar y Christian Nodal podrían haberse casado en una ceremonia privada a la que asistió solo su familia...
    - Advertisement -