-Anuncio-
sábado, marzo 2, 2024

Científicos descubren que el tamaño de la Luna se está reduciendo

Últimas Noticias

Inician Ernesto de Lucas y María Dolores Rosas campaña rumbo al Senado por MC en Magdalena de Kino, Sonora; ‘Pato’ da espaldarazo a Clausen

Hermosillo, Sonora.- Ernesto 'Pato' de Lucas y María Dolores Rosas dieron inicio a su campaña rumbo al Senado por...

México es nombrado el país con mejor conectividad aérea internacional en Latinoamérica en 2024

Madrid, 1 de marzo (EuropaPress) –México, Brasil y Colombia, por este orden, son los países con mejor conectividad aérea internacional de Latinoamérica para los primeros nueve meses de 2024, con...

Xóchitl Gálvez firma con sangre compromiso de no eliminar programas sociales de AMLO

Xóchitl Gálvez Ruiz, candidata del PAN, PRI y PRD, firmó con sangre su compromiso de no eliminar los programas sociales implementados por...
-Anuncio-

Una región de la Luna que está en el centro de una nueva carrera espacial internacional porque puede contener hielo de agua podría ser menos acogedora de lo que se pensaba, encontró una nueva investigación.

El interés en el polo sur lunar se disparó el año pasado, cuando la misión Chandrayaan-3 de la India realizó el primer aterrizaje suave exitoso en el área, pocos días después de que la nave espacial rusa Luna-25 se estrellara en camino para intentar la misma hazaña. 

La NASA seleccionó la región como lugar de aterrizaje para su misión Artemis III, que podría marcar el regreso de los astronautas a la Luna en 2026, y China también tiene planes de crear futuros hábitats allí.

Pero ahora un estudio financiado por la NASA está haciendo sonar alarmas: a medida que el núcleo de la Luna se enfría y se contrae gradualmente, su superficie desarrolla arrugas —como una uva que se arruga hasta convertirse en una pasa— que crean “temblores lunares” con duración de horas, así como deslizamientos de tierra. 

Al igual que el resto de la superficie del satélite natural, el área del polo sur que es objeto de tanto interés es propensa a estos fenómenos sísmicos, lo que potencialmente representa una amenaza para futuros pobladores y equipos humanos.

“Esto no es para alarmar a nadie y ciertamente no para desalentar la exploración de esa parte del polo sur de la Luna, sino para alertar que la Luna no es un lugar benigno donde no sucede nada”, dijo el autor principal del estudio, Thomas R. Watters, científico emérito del Centro del Museo Nacional del Aire y el Espacio para Estudios Planetarios y de la Tierra.

Encontrando la fuente de los terremotos lunares

La Luna se ha reducido unos 45 metros de circunferencia en los últimos millones de años, un número significativo en términos geológicos pero demasiado pequeño para causar cualquier efecto dominó en la Tierra o en los ciclos de marea, según los investigadores.

Sin embargo, en la superficie lunar la historia es diferente. A pesar de lo que pueda sugerir su apariencia, la Luna todavía tiene un interior caliente, lo que la hace sísmicamente activa.

“Hay un núcleo externo que está fundido y se está enfriando”, dijo Watters. “A medida que se enfría, la Luna se encoge, el volumen interior cambia y la corteza tiene que adaptarse a ese cambio; es una contracción global, a la que también contribuyen las fuerzas de marea en la Tierra”.

Debido a que la superficie de la Luna es frágil, este tirón genera grietas, que los geólogos llaman fallas. 

“Se piensa que la Luna es un objeto geológicamente muerto donde no ha sucedido nada durante miles de millones de años, pero eso no podría estar más lejos de la verdad”, dijo Watters. 

“Estas fallas son muy jóvenes y (allá) están pasando cosas. De hecho, hemos detectado deslizamientos de tierra que se produjeron durante el tiempo que el Lunar Reconnaissance Orbiter estuvo en órbita alrededor de la Luna”.

El Lunar Reconnaissance Orbiter de la NASA, o LRO, se lanzó en 2009 y está mapeando la superficie de la luna con varios instrumentos. En el nuevo estudio, publicado el 25 de enero en The Planetary Science Journal, Watters y sus colegas utilizaron datos recopilados por el LRO para vincular un poderoso terremoto lunar (detectado con instrumentos dejados por los astronautas del Apolo hace más de 50 años) con una serie de fallas en la superficie lunar del Polo Sur.

“Sabíamos por el experimento sísmico Apolo, que eran cuatro sismómetros que operaron durante un período de aproximadamente siete años, que había estos terremotos lunares poco profundos, pero no sabíamos realmente cuál era la fuente”, agregó Watters. 

“También sabíamos que el mayor de los terremotos lunares poco profundos detectados por los sismómetros del Apolo estaba situado cerca del Polo Sur. 

Se convirtió en una especie de historia de detectives para intentar descubrir cuál era la fuente, y resulta que estos jóvenes defectuosos son los mejores sospechosos”.

El terremoto más fuerte registrado fue el equivalente a una magnitud de 5,0. En la Tierra, eso se consideraría moderado, pero la menor gravedad de la Luna lo haría sentir peor, dijo Watters.

“En la Tierra, tienes una gravedad mucho más fuerte que te mantiene pegado a la superficie. 

En la Luna, es mucho más pequeño, por lo que incluso un poco de aceleración del suelo potencialmente te hará perder el equilibrio si estás caminando”, dijo. 

“Ese tipo de sacudidas realmente puede provocar que las cosas se desplacen en un entorno de baja gravedad”.

Terremotos lunares: implicaciones a corto plazo frente a largo plazo

Los hallazgos del estudio no afectarán el proceso de selección de la región de aterrizaje de Artemis III, y eso se debe al alcance y la duración de la misión, según el coautor del estudio y científico planetario de la NASA, Renée Weber.

“Esto se debe a que es difícil estimar con precisión la frecuencia con la que una región específica experimenta un terremoto lunar y, al igual que los terremotos, no podemos predecir los terremotos lunares”, dijo Weber. 

“Los terremotos lunares fuertes y poco profundos son poco frecuentes y suponen un riesgo bajo para las misiones de corta duración en la superficie lunar”.

La NASA ha identificado 13 regiones candidatas a aterrizar en Artemis III cerca del Polo Sur lunar, añadió, utilizando criterios como la capacidad de aterrizar de forma segura en la región, el potencial para cumplir objetivos científicos, la disponibilidad de ventanas de lanzamiento y condiciones como el terreno, las comunicaciones e iluminación. 

Como parte de la misión, dos astronautas pasarán aproximadamente una semana viviendo y trabajando en la superficie lunar.

Sin embargo, dijo Weber, para una presencia humana a largo plazo en la Luna, el proceso de selección del sitio podría de hecho tener en cuenta características geográficas como la proximidad a las características tectónicas y al terreno.

“Linternas lunares”

Los terremotos lunares podrían de hecho ser un problema para futuras misiones tripuladas de aterrizaje, dijo Yosio Nakamura, profesor emérito de geofísica de la Universidad de Texas en Austin, quien estuvo entre los investigadores que observaron por primera vez los datos recopilados por las estaciones sísmicas Apolo.

Sin embargo, Nakamura, que no participó en el estudio, no está de acuerdo con la causa de los terremotos y dijo que los datos del Apolo muestran que los fenómenos se originan a decenas de kilómetros bajo la superficie.

“Todavía no sabemos qué causa los terremotos lunares poco profundos, pero no es la falla deslizante cerca de la superficie”, dijo. “Independientemente de las causas de esos terremotos, es cierto que representan una amenaza potencial para futuras misiones de aterrizaje y necesitamos más datos sobre ellos”.

Independientemente de la causa subyacente, el peligro potencial que representan los terremotos lunares para los astronautas estará limitado por el hecho de que, al menos en un futuro cercano, los humanos estarán en la Luna por períodos cortos de tiempo, unos pocos días como máximo, según Allen Husker, profesor investigador de geofísica en el Instituto de Tecnología de California, que tampoco participó en el estudio.

“Es muy poco probable que ocurra un gran terremoto mientras estén allí. Sin embargo, es bueno saber que estas fuentes sísmicas (que causan los terremotos) existen. 

Pueden ser una oportunidad para estudiar mejor la Luna como lo hacemos en la Tierra con los terremotos”, dijo Husker. 

“Para cuando haya una base lunar real, deberíamos tener una idea mucho mejor del peligro sísmico real de las próximas misiones”.

Ese sentimiento lo comparte Jeffrey Andrews-Hanna, profesor asociado de ciencia planetaria en la Universidad de Arizona, quien tampoco participó en el trabajo. “Los terremotos lunares son una herramienta increíble para hacer ciencia”, dijo en un correo electrónico. 

“Son como linternas en el interior lunar que iluminan su estructura para que la veamos. 

El estudio de los terremotos en el Polo Sur nos dará más información sobre la estructura interior de la Luna, así como sobre su actividad actual”.

Información de CNN

-Anuncio-
-Anuncio-

Últimas Noticias

Jorge Álvarez Máynez comienza su campaña presidencial desde Lagos de Moreno, Jalisco; se lanza contra Claudia Sheinbaum y Xóchitl Gálvez

Lagos de Moreno, Jalisco.- Jorge Álvarez Máynez inició su campaña presidencial este viernes 1 de marzo desde Lagos de...

Una de cada ocho personas en el mundo sufre obesidad, arroja estudio de la OMS

Ciudad de México.- Más de mil millones de personas, o una de cada ocho en el planeta, sufren obesidad,...

Inicia Claudia Sheinbaum campaña presidencial desde el Zócalo de la CDMX; sin gasolinazos, más apoyos sociales y continuar la 4T, entre sus compromisos

Ciudad de México.- Claudia Sheinbaum inició desde el Zócalo de la Ciudad de México su campaña presidencial, este viernes...

Acusan a García Luna de sobornar a sus compañeros de prisión en EEUU a cambio de testimonios falsos

Ciudad de México.- La Fiscalía de Estados Unidos emitió una nueva acusación contra Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad...

Acompañan Lorenia Valles y Heriberto Aguilar, candidatos al Senado en Sonora por Morena, a Claudia Sheinbaum en su arranque de campaña en CDMX

Ciudad de México.- Lorenia Valles Sampedro y Heriberto Aguilar Castillo, estuvieron presentes en el arranque de campaña de la...
-Anuncio-