-Anuncio-
lunes, marzo 4, 2024

‘I have a dream’

Sara Thomson
Licenciatura en Periodismo. Maestría en Administración Pública. Doctorante de Administración Pública en el ISAP.

Relacionadas

- Advertisement -

El fin de año y sobre todo en la franja fronteriza, México es testigo del movimiento en torno al regreso temporal de los mexicanos que visitan a sus familias durante el periodo de las fiestas de diciembre.

Más de 3 mil kilómetros de “línea fronteriza” se vuelven la antítesis de la gran lucha migratoria, porque a pesar que los esfuerzos por perseguir el “Sueño Americano”, el ADN de nuestros paisanos no perdona la inquietud de tanto trabajador de regresar a su patria para las fiestas de la familia.

El sueño americano es un concepto que aparece en un libro de historia de James Truslow Adamson titulado American Epics por allá en 1931; sin embargo, indiscutiblemente que el sueño americano se ha posicionado como principio de los ideales que se persigue sin tregua tras la oportunidad del éxito y la prosperidad, en aras de alcanzar un “ascenso social”. Estos ideales deben sentar su base en algún territorio en plena democracia, derechos civiles y sobre todas las cosas libertad.

Uno de los momentos “iconos” en torno a esta doctrina es el famoso discurso de Martin Luther King. El activista de la iglesia bautista estadounidense que se convirtió en el vocero y líder más visible del movimiento de derechos civiles desde 1955. “YO TENGO UN SUEÑO” traspasó las fronteras no sólo del mundo, también las del tiempo en el agosto de 1963.

El contenido del discurso “literalmente” se lanzó como un gran faro de esperanza para millones de los descendientes de los esclavos negros y cuya raza aún se encontraba sujeta a los grilletes de la discriminación que se cobijaba del frio social, en medio del más vasto océano de prosperidad material. Significó el reclamo de los derechos establecidos en la constitución norteamericana, ante la promesa rota de que todos los hombres tendrían garantizados los derechos inalienables de vida, libertad y búsqueda de la felicidad.

A 60 años y regresando al tema de los paisanos que nos visitan, como cada año los gobiernos de los estados fronterizos establecen sus operativos que pretenden volver la corta estancia en un tiempo placentero; que no sientan ninguna forma de negligencia de parte de la autoridad que por lo pronto admite ser incapaz de resolver sus más básicas demandas y mucho menos pudiera tener la capacidad de ofrecerles el humano anhelo del “ascenso social”. La verdad es que para México la peor noticia sería que regresaran. La dura realidad es que, por hoy, México se afianza como el 2do país con más remesas y superará a China por más de 10,000 millones de dólares. Se estima que las remesas a México cerrarán en 63,700 mdd para 2023 y llegarán a 67,900 mdd en 2024.

La lucha de Martin Luther King obviamente tuvo su momento de oro cuando Obama fue votado presidente de los Estados Unidos, quedando clara que la democracia sigue siendo un proyecto en construcción. Las mujeres siguieron en la fila de demandas por cumplir en la promesa de “un país de ciudadanos iguales” y por lo que después del enfrentamiento racial resuelto, seguido del de género, la bandera de la igualdad la sostiene la clase “en alta necesidad” por la equidad de oportunidades.

Hace un par de días escuché el discurso de un joven que hablaba de la indiferencia de los universitarios hacia los temas del país dada su inconformidad ante la nación que están recibiendo.  Es una postura que se ha escuchado generación tras generación y puede que tenga fundamento, pero tal vez no se justifica tanto si extendemos el razonamiento con profundidad en el tiempo. En principio sólo algunos excepcionales les interesa los temas del Estado Mexicano cuando somos estudiantes y eso es porque no hemos sentido la presencia del gran árbitro entre las cosas que son de nuestro interés personal. Nadie nos cobra impuestos, nadie nos obliga a reportar a Hacienda la tercera parte de lo que trabajamos; nadie nos obliga a pagar gastos médicos y vivienda a quienes ya les dimos trabajo; nadie nos obliga a pagar renta al municipio por tener una casa o cualquier otra propiedad; ceder de nuestros dividendos al hacer un evento, etc. Es decir, ese país que las nuevas generaciones recibimos década tras década y que nos parece tan mediocre al cumplir 18 o 21 es plena y llanamente completamente gratis.

Ninguno en este mundo escoge donde y con quien nace. Lo que si queda claro que otros libraron la batalla por la libertad de una conquista que duró siglos; tampoco perdimos nuestro patrimonio y familia en una revolución por la organización de la república; ni tratamos por décadas de construir una patria en vías de desarrollo en una tierra donde no había ni infraestructura ni mano de obra calificada. Y por supuesto muchos han sido los estragos de una lucha permanente por lo igualdad de los ciudadanos que han sentido acoso, discriminación y persecución.

Es fin de año y los migrantes mexicanos nos recuerdan que hay mucha tarea aun que sacar adelante; pero también estamos en la puerta de entrada de un nuevo tiempo y por ello llegan los propósitos.

El asesinato de Martin Luther King, se considera uno de los magnicidios del siglo XX; nacido negro en un mundo sólo para blancos; aun así, logró recibir a título póstumo la Medalla Presidencial de la Libertad por el presidente Carter en 1977 y la Medalla de oro del congreso de los Estados Unidos en 2004. Más allá de eso, desde 1986 el día de Martin Luther King, es día festivo en los Estados Unidos. Nuestra tarea más sencilla, es “acercar a las nuevas generaciones a encontrar su propia inspiración”. Disfrutemos con los paisanos la tradición mexicana en familia. Es, nuestro patrimonio más poderoso. Feliz Guadalupe Reyes.

Aviso

La opinión del autor(a) en esta columna no representa la postura, ideología, pensamiento ni valores de Proyecto Puente. Nuestros colaboradores son libres de escribir lo que deseen y está abierto el derecho de réplica a cualquier aclaración.

- Advertisement -

Opinión

AMLO arranca su ‘mañanera’ con seminario de historia para los jóvenes

El presidente Andrés Manuel López Obrador inició este lunes con su sección de seminarios de historia en la conferencia...

Candidatos… En sus marcas… ¡Las campañas!

El pasado 1 de marzo empezaron oficialmente las campañas políticas para integrar dos de los Poderes de la Unión:...

Así bajan a la mala a los candidatos

Desde principios de febrero el candidato a senador Willy Ochoa comenzó a recibir amenazas para que desistiera de sus intenciones de...

De hacer spots y escribir comerciales, Julio Valencia ahora es Doña Chayo, El Grinch, animador de Los Naranjeros y reconocido influencer, en Hermosillo

https://youtu.be/OYyGeP2sbZQ Hermosillo, Sonora.- Rolando, Doña Chayo y El Grinch, son algunos de los personajes que con filtro o accesorios, se...
- Advertisement -