-Anuncio-
lunes, agosto 8, 2022

Pejerreynas: la misión de salvar a un pez dentro y fuera del agua

Últimas Noticias

EXATEC Sonorense lanza beca de perpetuidad para estudiar en Tecnológico de Monterrey en Hermosillo

Hermosillo, Sonora.- Para sumarse a la causa y apoyar al talento local, la asociación EXATEC Sonorense anunció el lanzamiento de...

Desalojan vivienda que presentó socavón en colonia Sahuaro Indeco en Hermosillo

Hermosillo, Sonora.- Vecinos de la colonia Sahuaro Indeco, en Hermosillo, ubicados en el área donde se registró socavón hace...

Detectan nueva variante de viruela del mono en India; analizarán si es más contagiosa

El Consejo Indio de Investigación Médica (ICMR por sus siglas en inglés) y el Instituto Nacional de Virología (NIV)...
-Anuncio-

San Luis Río Colorado, Sonora.- Es el atardecer en el Golfo de Santa Clara y la combinación del mar, los rayos del sol y el sonido del agua crean una imagen casi inmaculada que se ve manchada por la marca de neumáticos en la arena, de un lado a otro por toda la ribera.

La presencia constante de automóviles, sea por convivencia familiar, reunión entre amistades o para retirar las pequeñas embarcaciones, han puesto en peligro de extinción a un pez que sólo desova en este lugar: el pejerrey

-Anuncio-

El Golfo de Santa Clara es un pueblo pesquero en Sonora, aproximadamente a 590 kilómetros de Hermosillo, la ciudad capital, y forma parte del Alto Golfo de California, en donde forma un vértice con Baja California.

Durante abril y mayo se presenta en este lugar un espectáculo natural que atrae a turistas nacionales y extranjeros: el desove del pejerrey (Leuresthes sardina), el único pez que pone sus huevos fuera del agua.

El pejerrey, también conocido como gruñón del Golfo, es un animal parecido a la sardina, de color azul-pleateado, con una distribición histórica desde Guaymas, en Sonora, hasta Bahía Concepción, en Baja California, y aunque vive en diferentes territorios, desova únicamente en el Golfo de Santa Clara por las condiciones de sus playas.

-Anuncio-

Las actividades de impacto humano, como la pesca descontrolada y el turismo irresponsable, han afectado y reducido las poblaciones del pejerrey, llevándolo a ingresar en 2019 a la lista de la Norma Oficial Mexicana 059, en la categoría Peligro de Extinción.

La perturbación de turistas que atrapan a los peces por diversión, el uso de transporte motorizado en la orilla del mar, las personas paseando y por consecuencia la compactación de la arena, han ocasionado que disminuyera la población, pero también de tiempo de desove y la talla de los reproductores.

-Anuncio-

Mientras que entre 1968 y 1973 la duración promedio del desove era de 81.23 minutos, según una investigación realizada por Donald Thomson y Kevin Muench (1976), otra verificación realizada en 2015 arrojó un resultado de 10 minutos menos de desove.

Actualmente, la diferencia entre las longitudes y la duración de los desoves indica la urgencia de regular la extracción y proteger los sitios de incubación de la especie”, escribían ya desde 2017 los autores Roberto Carmona, Adriana Hernández-Alvarez, Betsy Martínez-Reséndiz, Gorgonio Ruíz-Campos, José de la Cruz-Agüero, Ricardo Saldierna, Víctor M. Cota-Gómez, Martín Hernández-Riva y Gustavo D. Danemann en el artículo “Biología y conservación del pejerrey (Atherinopsidae, Leuresthes sardina)”, publicado por la Revista Ciencia Pesquera del Instituto Nacional de Pesca.

En el texto señalaron que son tres los factores intrínsecos que hacen en particular vulnerable a la especie del pejerrey: su limitado intervalo geográfico de distribución reproductiva, su estrategia y la dependencia reproductiva de las playas arenosas de la zona.

El asentamiento de granjas acuaculturales, que modifican el suelo y alteran patrones hidrológicos, también arroja como resultado a una especie actualmente en alto grado de vulnerabilidad.

La propuesta de inclusión del pejerrey como un animal en peligro de extinción no busca prohibir su pesca, pero sí brindarle protección a través de la regular ciertas actividades como el consumo, para limitar sólo a los meses fuera de la época de grandes desoves.

La bióloga Adriana Hernández Álvarez colaboró desde 2017 en la elaboración de la propuesta para incluir al pejerrey en la NOM-059-SEMARNAT junto a otros nueve expertos en el tema.

“Lo que habíamos tomado sobre la estructura poblacional, la longitud, el peso, las hembras, los machos y las edades, lo comparamos con los únicos otros datos que existen que son de hace 50 años generados por investigadores de la Universidad de Arizona y las diferencias que encontramos daban a notar que los peces son más pequeños ahora y que desovan por menos tiempo”, comentó.

“Estas respuestas son las primeras que presenta una población cuando está bajo una presión fuerte, y en temas de pesquerías es cuando una población está sobreexplotada, y aunque el pejerrey no se pesca de manera comercial, no era una sobreexplotación lo que está afectando pero sí creemos que el tránsito de vehículos genera que los huevos no eclosionen y hay menos individuos, lo que provoca que se reproduzcan más pequeños”.

El pez pejerrey sirve de alimento para 36 especies de aves y siete de ellas, es decir, el 20 por ciento, están incluidas dentro de la NOM-059-SEMARNAT-2010: cuatro bajo protección especial, dos amenazadas y otra más en peligro de extinción.

“La pareja con la que más hemos visto que tiene relación estrecha es con el playero rojizo, que se alimenta de los huevos que deja el pejerrey, pero no es la única con la que está conectada. Es también presa de la totoaba, corvina, tiburones y otras 36 especies de aves”.

“Sin lugar a dudas, con la desaparición las especies que se verían más afectadas son las aves playeras y en particular el playero rojizo, porque este sitio mantiene a cerca del 50 por ciento de su población. Para la especie sería peligroso la pérdida de equilibrio ecológico”, compartió Hernández Álvarez.

Esta realidad es la que impulsó la creación del grupo autodenominado “Pejerreynas del Golfo de Santa Clara”, una comunidad de diez mujeres y dos hombres dedicados a proteger la especie a través de actividades de sensibilización y trabajos de conservación.

En 2014 decidieron unir esfuerzos junto a la oficina regional de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), con quienes han trabajado sin pausa durante ocho años. También han colaborado con biólogos de la comunidad, la asociación civil Pronatura Noroeste y con el Centro Intercultural para el Estudio de Desiertos y Océanos (CEDO).

Ciry Aldama Rivera es la líder de la agrupación. Entre todos los presentes, las miradas se dirigen a ella para escucharla y aprender. No sólo los lidera. Los orienta. Los auxilia. Los organiza e impulsa en cada actividad.

Las Pejerreynas del Golfo de Santa Clara somos un grupo de la comunidad que nos comenzamos a formar poco a poco y aquí estamos desde 2014 hasta la fecha del día de hoy. Empezamos como un grupo voluntario y así nos fuimos sumando de uno a uno y ya somos 12, esperando sean más”, dijo Aldama Rivera.

“Nosotros ya sabemos la fecha y la hora en la que va a desovar, cuánto tiempo va a tardar, a qué hora se va a ir, ya tenemos el calendario. Todo con base a la experiencia que hemos obtenido en estos ocho años”.

Norma Soraida González Bernal es otra integrante del grupo y, junto a sus compañeros, trabajan no sólo durante mayo y abril, sino todo el año en diferentes campañas informativas a la orilla de la playa, con pláticas en escuelas para acercar a menores a temas ambientales y sobre todo de concientización, encaminados en crear un acercamiento entre los residentes del lugar y la especie.

“Estamos realizando -también- levantamiento de chinchorros por toda la orilla de la playa porque ahí es donde se atoran las aves y cuando el pejerrey desova también se queda atorado y no puede terminar de hacer su función”.

“Hacemos campañas de limpieza por la orilla de la playa para retirar la basura. Hemos encontrado vasos y botellas con pejerreyes dentro y huevecillos por fuera”, dijo.

Actualmente la agrupación está integrada por Alejandra Ramos, Mariel Aguilar, Jesús García, Ciry Aldama, Teresita Félix, Elizabeth Carrillo, Alma Sánchez, Yasmin Flores, Yabiel Ocegueda, Lorena Tapia, Sory González y Elena Bernal.

Cuando se conformaron, en 2014, la respuesta ciudadana no fue lo que esperaban. El desconocimiento y la incertidumbre por parte de otros pobladores generaron un rechazo hacia las Pejerreynas del Golfo de Santa Clara.

Sin embargo, a ocho años de su creación, el impacto positivo de las actividades desarrolladas por el grupo y respaldadas por diferentes instituciones, ha sido reconocido por organizaciones que trabajan a favor del medio ambiente en Sonora.

Nélida Barajas Acosta, directora ejecutiva del Centro Intercultural de Estudios de Desiertos y Océanos (CEDO) en Puerto Peñasco, aseguró que estas mujeres y hombres han logrado un cambio local en su papel como guardianas del pez.

“Simplemente estamos hablando del pejerrey y ellas son las pejerreynas, las guardianas de los pejerreyes. No es de ir y simplemente de poner restricciones de quién los ve, cómo los ven, sino también hacen acciones de educación ambiental”, aseguró.

“Las corridas donde se ve la reproducción se tienen en un periodo específico y no solo trabajan en esas épocas. También hacen monitoreo de aves costeras, reciben al visitante, entonces vuelves una actividad de todos los días en una acción de vida”.

Donald A. Thomson, fallecido en mayo de 2022, fue un importante investigador de CEDO y aportó información relevante sobre la especie, sobre todo en un contexto donde se desconocía hasta lo básico del animal. Sus hallazgos fueron pieza importante en la investigación que logró integrar al pejerrey a la NOM-059-SEMARNAT, aseguró Barajas Acosta.

“Esta fue una de sus pasiones compartidas. Él estaba muy interesado en el tema de peces y este era uno muy peculiar, que salía del agua y en un ambiente megadiverso hacía algo diferente a los demás”.

“Una manera en la que queremos honrar su memoria es que cada año vamos a ofrecer un acompañamiento técnico y educativo con las Pejerreynas del Golfo de Santa Clara en su honor”.

A través de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), se destina un recurso económico como parte del Programa para la Protección y Restauración de Ecosistemas y Especies en Riesgo (Prorest) que se utiliza en las actividades de conservación que realiza la agrupación.

Según declaraciones de integrantes, no existe otro apoyo económico y el Ayuntamiento de San Luis Río Colorado, a donde pertenece el Golfo de Santa Clara, no cuenta con un programa o recurso específico destinado para la protección del pejerrey. 

Proyecto Puente solicitó entrevista con el Ayuntamiento de San Luis Río Colorado y con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas para obtener información sobre los apoyos otorgados al grupo de Pejerreynas, pero no hubo respuesta al momento de esta publicación.

Actualmente los 12 integrantes realizan trabajos de limpieza en la playa para cuidar el área previo a la próxima temporada de desove, y expusieron necesitar del apoyo económico de los tres niveles de gobierno para continuar con las diferentes labores que van desde recoger hasta transportar los residuos.

Madres de familia, voluntarias, educadoras. Salvan al pejerrey de la extinción todos los días a través de su labor informativa, de conservación, con su acercamiento a la ciudadanía y su constante capacitación.

Las Pejerreynas del Golfo de Santa Clara han marcado un antes y un después en su localidad, pero también se convierten constantemente en un ejemplo para otras comunidades pesqueras que buscan proteger a sus propias especies.

Este trabajo contó con el apoyo de la Red de Periodismo del Mar (Repemar) entregado por Causa Natura y la Earth Journalism Network de Internews.

-Anuncio-
-Anuncio-

Lo más visto

Arantza Peña, actriz de ‘Como dice el dicho’ falleció en terrible accidente (IMAGEN)

La actriz Aranza Peña de tan sólo 25 años perdió la vida en un terrible accidente automovilístico. La joven era...

Yahir tiene la esperanza que su hijo deje malas compañías (VIDEO)

Yahir reveló que no pierde la esperanza de que su hijo Tristán se aleje de malas compañías que lo...

Localizan los cuerpos sin vida de hombre y niño desaparecido en arroyo en El Realito: Protección Civil

Hermosillo, Sonora.- Protección Civil y elementos de bomberos localizaron los cuerpos sin vida del hombre y niño luego de...

Detienen a 5 integrantes de la familia LeBarón por posesión de armas de fuego

Por Daniela Gómez La madrugada de ayer, elementos de la Policía Municipal de Nuevo Casas Grandes, Chihuahua, arrestaron a cinco...

Localizan vehículo arrastrado por arroyo en El Realito; personal de emergencia continúa búsqueda de hombre y niño

Hermosillo, Sonora.- Una mujer fue rescatada con vida, luego de que el vehículo donde viajaba con su familia fue...
-Anuncio-