-Anuncio-
jueves, mayo 26, 2022

“El tercero” es el vencido

Sara Thomson
Sara Thomson
Licenciatura en Periodismo. Maestría en Administración Pública. Doctorante de Administración Pública en el ISAP.

Relacionadas

- Advertisement -

Columna: ¿Qué sigue?

Cuando hablamos de la historia del Sistema Educativo de México, curiosamente hay dos cosas que regularmente se nos vienen a la mente: el Artículo 3ro. Constitucional y la famosa imagen de la portada de los antiguos libros de texto; mismos que fueron retirados en 1972 y que recientemente han reaparecido. Resulta, irónicamente, que la bella mujer con rasgos indígenas que aparece en la artística portada se llamaba Victoria. Victoria Dórenlas, que nos cuentan, fue mesera de en un bar de la capital al que solían asistir los amantes del arte en los años 60s; pero pues para el sistema educativo mexicano, la modelo, por lo pronto, es su única gran victoria. 

-Anuncio-

La obra en sí, se dice una alegoría a La Patria mexicana proyectada por la joven vestida de blanco, que sostiene un libro en su mano derecha y en la otra la bandera de México. Quizás el pintor Jorge González Camarena, autor de la obra, quiso expresar, que cada mexicano educado por el Estado desarrollaría, altos valores por lo del vestido blanco; conocimiento, por lo del libro; y una devoción por su país, por la bandera mexicana sostenida con la mano izquierda. 

La inspiración del artista no puede ser más evidente. Para entonces el Artículo Tercero de la Constitución Mexicana, respondía a la redacción de su última reforma, misma que el presidente Manuel Ávila Camacho había impulsado en 1946 y que exactamente decía así:

“Artículo 3o. La educación que imparta el Estado -Federación, Estados, Municipios- tenderá a desarrollar armónicamente todas las facultades del ser humano y fomentará en él, a la vez, el amor a la patria y la conciencia de la solidaridad internacional en la independencia y en la justicia”.

-Anuncio-

Después de la promulgación original, y las reformas al controversial artículo de los años ´34, ´46, ´80, ´92, ´93, ´02, ´11, ´12, ´13, ´16 y del ´19, el párrafo afortunadamente continuó vigente, “en líneas”, pero al juzgar por los debates sobre desigualdad, corrupción, fraude al fisco, índices delictivos, violencia familiar, crimen organizado y pobreza extrema en México que siguen en aumento, pues simplemente, “en esencia”, no. ¿dónde perdimos el rumbo? En realidad, es difícil definirlo.

Otro párrafo en el que el Estado obviamente le queda deber a los mexicanos, sería: “El Estado garantizará la calidad en la educación obligatoria de manera que los materiales y métodos educativos, la organización escolar, la infraestructura educativa y la idoneidad de los docentes y los directivos garanticen el máximo logro de aprendizaje de los educandos.”

Pues bien, uno de los defectos de método humano al tratar al asumir la posible solución a una problemática es que, sí observa, pero no de cerca. Este planteamiento tiene dos vistas de análisis.

-Anuncio-

Para los que como siempre y tan entusiastamente piden “la silla”: ¿entenderán realmente que significan y sobre todo el alcance de las palabras contenidas en el artículo 3ro? por un lado, “facultades”, “amor a la patria”, “conciencia”; y por el otro, el de la responsabilidad solicitada: “garantizará”, “calidad”, “máximo logro”. Porque una cosa es construir una escuela y otra muy distinta es asegurar que un niño o joven mexicano la alcance, la entienda y, sobre todo, “le sirva”.

Otra “línea de desglose”, es como siempre la realidad del mundo del que venimos y en el que vivimos. En el año de 1972, que fueron retirados los originales libros de texto con la joven Victoria en la portada, y que, dicho sea de paso, también inexplicablemente se eliminó la materia de civismo, los niños y jóvenes más o menos se desarrollaban en otro contexto de formación.

Aunque la educación era obligatoriamente laica, poco se sabía de religiones distintas a la católica; había tres o cuatro canales de televisión, en la mayoría de los estados del país, dos nacionales y dos a lo sumo locales. Al cine, pues cuando mucho cada tres meses y al circo, una vez al año cuando visitaba la ciudad.

Esta es la generación que hoy, gobierna este país, en todos sus sectores y que por cierto le dio duro al “buling” en las aulas; eran muchos menos y con menos distractores. Ese terreno despejado permitió a algunos, aun con limitaciones y un poco mejores depredadores, alcanzar títulos y carreras exitosas, pero aun así la mayoría, sin civismo.

En la actualidad todo es mucho más complicado. El contexto en síntesis es, somos más, con menos. Muchas más cosas por aprender, más herramientas, pero no al alcance de todos.

En realidad, este tema da para mucho, pero comencemos por concentrarnos en que los nacidos el año 2000, ya cumplieron 21 todos, ósea son ciudadanos adultos en toda su expresión.

La Secretaría de Educación Pública se creó el 3 de octubre de 1921. Según cifras del INEGI, el 2020, la ya centenaria dependencia, mantenía dentro de las aulas, al 63% de los niños menores de 5 años, al 95% de los niños de 6 a 11 años, al 90% de jóvenes de 12 a 14 años y solamente al 45% de los jóvenes de 15 a 24 años; y decimos “mantenía” porque después de la pandemia, de plano quien sabe.

Al final, este conflicto de derechos se divide en dos, las nuevas generaciones que estarán obligadas a dar garantías y quienes deben ser garantizados del futuro que viene.

Todo este escenario parece muy complicado, representa dignamente la complejidad de la realidad que cada día intentamos descifrar. La filosofía de salir adelante sin importar el costo es, en resumen, el principio que rige el actuar de muchos actores en México, que no saben observar de cerca.  Resulta que ascender significa pasar por encima, sin pensar que después de eso, fácilmente germina, en primer lugar, la deslealtad, luego el soborno, la corrupción, el fraude, el famoso 10 por ciento, los millonarios en un día, las propiedades de regalo y sígale sumando. Temas que muchos ciudadanos señalan y critican, hasta el día que tienen la lamentable “oportunidad” y resulta que no se pueden resistir, porque lo traen impreso en su subconsciente desde su formación. 

Lo que sigue también es revisar los contenidos de los planes de estudio con lupa, porque de plano algo mas importante que “la bonita letra o el cálculo diferencial “durante los primeros años,  es la formación de generaciones con respeto a la dignidad humana, de los demás y la propia; la llamada “conciencia de solidaridad” que expresa el articulo Tercero de la Constitución, que al juzgar por el país que tenemos, y los resultados que damos, el espíritu con el que fue creado, está totalmente vencido.

Por Sara Thomson

Aviso

La opinión del autor(a) en esta columna no representa la postura, ideología, pensamiento ni valores de Proyecto Puente. Nuestros colaboradores son libres de escribir lo que deseen y está abierto el derecho de réplica a cualquier aclaración.

- Advertisement -

Opinión

Registra EEUU nuevo tiroteo, ahora en supermercado de Ohio; hay un muerto y un herido

Fairfield Township, Ohio.- Un intento de robo se convirtió en un tiroteo mortal en un Walmart Supercenter en el...

Lanzan ácido a mujer en Puebla y le gritan ‘Adiós, guapa’

Por Gabriela Hernández “Adiós guapa”, le gritaron dos sujetos a una mujer a la que le lanzaron ácido sulfúrico que...

Atlas vence 2-0 a Pachuca en Final de Ida en torneo Liga MX (VIDEO)

Por Javier Robles Triunfo de ensueño para los Rojinegros. Con goles de Luis 'Hueso' Reyes y Julián Quiñones, Atlas derrotó...

Esperan más de 80 mil visitantes en Fiestas del Pitic en Hermosillo; inaugura alcalde la edición número 20

Hermosillo, Sonora.- Acompañado de la Orquesta Filarmónica de la Secretaría de Marina (Semar), el presidente municipal Antonio Astiazarán Gutiérrez...
- Advertisement -