-Anuncio-
domingo, octubre 17, 2021

No matarás

Relacionadas

- Advertisement -

Nos urge construir una cultura de la prevención

Las matazones en su pueblo era lo de diario, ante esta realidad el guía se preguntó ¿Qué debo hacer para enfrentar este grave problema? Ahí mismo le asaltó la urgencia por saber las razones de tanta violencia. Enseguida se apartó, subió a lo alto de un cerro y se puso a cavilar sobre el asunto.

-Anuncio-

Allá, contabilizó los muertos. Eran muchos. Y los tantos, le dieron en qué pensar y entonces, se puso a buscar lo que podría estar detrás de aquella extendida criminalidad. La realidad, le fue mostrando lo que estaban provocando aquellas muertes. Su sorpresa fue mayúscula cuando se percató, que en primer lugar estaban los homicidios que tenían que ver con ejercicio de la sexualidad, enseguida aparecieron los robos con violencia, después surgieron las peleas sangrientas por chismes sin razón, y en último lugar se encontraban los muertos, eliminados bajita la mano por terceros, para satisfacer la apetencia desmedida de los autores intelectuales.

Ya con los datos en la mano el líder se cuestionó ¿Ahora cómo le hago para que mi gente comprenda que sus modos de vivir -hábitos aprendidos de las costumbres- son los que están disparando tanta criminalidad? Le vino la idea de asentarlo por escrito, pero no llevaba papel ni lápiz. Entonces, en una dura piedra talló lo más urgente y en primer lugar, troqueló: No matarás.

Si uno escarba en la historia nos daremos cuenta que, el No Matarás, ha estado presente, en todas las naciones de todo tiempo y lugar, expresado de diversas formas, pero el contenido dice más o menos así: “En este pueblo no es lícito matarnos entre <nosotros>. Pero, ese otro, quien no es como <nosotros>, sí, nos está permitido eliminarlo”. Y, esos otros. han venido siendo: los barbaros para los griegos, los cristianos en el Coliseo para los romanos, los sarracenos en las Cruzadas para los cristianos…” esos otros son, también, los extranjeros, los emigrantes, los que no son de mi raza, o de mi religión, o los homosexuales, o… En las calles, ess otros, son los de la banda y los bandos contrarios…

-Anuncio-

 Y como el Estado tiene “el monopolio de la violencia” y sus leyes son mandatos obligatorios y, además, la Ley es verdad jurídica, con certeza construye sus propios, esos motros, como lo son sus enemigos en sus guerras, o las personas en la camilla de la ejecución, o los de las rodillas en el cuello…

Vayamos ahora a donde quiero llegar. De antemano me declaro: defensor del inalienable Derecho de Autonomía de la persona. Su derecho a decidir. Ninguno aceptamos que nos apliquen una inyección sin nuestro consentimiento, o te esterilicen sin que te des cuenta, o te extraigan un órgano para la venta sin pedir tu autorización. Igual, el semen del violador dentro de la vagina de una persona víctima, es una intromisión no querida, es un delito grave, además, en potencia podría ser parte del inicio de la gestación de un  otro, que embarace la vida de la atacada.

Hago un punto y aparte, pero más bien es un punto y seguido, Les pregunté a tres jovencitas su opinión sobre el aborto y la posición SCJN sobre esta cuestión. La respuesta fue, unánime. “Estámos a favor del aborto”       

-Anuncio-

Que reto tan fuerte. Tú quien me lees, en un tiempo como yo, ambos fuimos cigotos, embriones, fetos y seguimos en un proceso de gestación-maduración que durará hasta el final de nuestros días.

Tú que eres adolescente o una persona joven, sabes que la sexualidad está presente a lo largo de la vida, pero a tu edad, la atracción sexual es un “imperativo categórico”, las hormonas de la reproducción te brotan por los poros. También sabes, para fortuna de todos, que existen múltiples métodos para evitar la concepción, y si anda en apuros, sabes que ahí está la píldora del día siguiente.  Joven, si violaron tu cuerpo, denuncia. El Estado te defiende. Pero por favor no uses la mentira como me lo expresaron las jovencitas cuando una de ellas afirmó: “Es cuestión de decir que no es consentido para que me aborten y ya”.

El problema primario, no está en la ley, ni en el rechazo a ella, ni en la criminalización del aborto. No. El desbalance de fondo es social. El reto lo tememos todos como sociedad y en la que tenemos de actuar:

Yo padre-madre de familia, debemos de ser compañeros dialogantes con nuestras y nuestros hijos, hay que enseñarlos para que aprendan a discernir y si ellos levantan la mano por la abstinencia sexual, que esta sea por su decisión y no por obligación. Si la exigencia sexual es manifiesta, igual, que aprendan de ti a tener una actividad sexual responsable.

Tú, secretaria de Educación, que las y los estudiantes aprendan de ti una fisiología de la reproducción. Tú maestra-maestro no impongas criterios personales sobre la sexualidad, se respetuoso, se, un acompañante en el aprendizaje de tus alumnos.

Tú, Secretaría de Salud Pública, haz honor a tu nombre, pon más énfasis en la salud pública y no en la enfermedad. Intensifica los programas que promuevan la Salud. Contrata más personal de Trabajo Social para que la juventud y los no tanto, aprendan de ellos, una sexualidad responsable y que no falten los anticonceptivos para quien los necesite.

Tú ministro de cualquier iglesia, educa, deja el pecado y la culpa de lado, promueve en tus feligreses una moralidad con una ética  que enseñe el aprendizaje que los lleve a vivir una sexualidad responsable y satisfactoria.

Tú que me estas leyendo, si lo crees prudente, junto con nuestros vecinos, vamos construyendo como pueblo una cultura de la prevención.

En términos generales no estoy a favor del aborto provocado. Pero hay que analizar cada caso individualmente

Tú joven -y empiezo con mis nietas-, cuídate, que nadie estorbe tu Derecho de Autonomía. Ahí están, la abstinencia, los anticonceptivos o la píldora del día siguiente. Si eres violada denuncia, pero hazlo rápido, el estado te protege. No sé si sepas, ya hay clínicas en donde están obitando a niños casi a punto de nacer. Es trágico.

“Es cuestión de decir que no es consentido para que me aborten y ya”.

Nuestras y nuestros jóvenes están aprendiendo de nosotros a matar.

Esto no se vale.

Nos urge construir una cultura de la prevención.

José Rentería Torres

Aviso

La opinión del autor(a) en esta columna no representa la postura, ideología, pensamiento ni valores de Proyecto Puente. Nuestros colaboradores son libres de escribir lo que deseen y está abierto el derecho de réplica a cualquier aclaración.

- Advertisement -

Opinión

Naranjeros ganas 9-3 a Tomateros de Culiacán

Prensa Club Naranjeros de Hermosillo: Naranjeros de Hermosillo vino de atrás y se impuso por pizarra de 9-3 a...

Detienen a hombre y le aseguran armas de fuego, una granada y equipo táctico en Cajeme

Cajeme, Sonora.- Al activarse código rojo en la comisaría de Esperanza en Cajeme, el operativo de la Policía Estatal...

202 estudiantes de Cecyte Sonora reciben becas de Constellation Brands

Hermosillo, Sonora; 16 de octubre de 2021.- Un total de 202 estudiantes del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos...

La educación es un derecho que no estaba en la mente de conservadores: AMLO

De gira por Baja California, el presidente Andrés Manuel López Obrador destacó las labores que se han realizado en...
- Advertisement -