-Anuncio-
sábado, septiembre 18, 2021

A pensar se aprende

Relacionadas

- Advertisement -

Este domingo por la mañana después de caminar fuimos a comprar naranjas al mercado de abastos, el kilo estaba 200% menos caro que en los supermercados y más frescas. Vale la pena ir, pero nos falló el horario. Era de mañanita, la hora cuando se surten los pequeños comerciantes de toda el área metropolitana de Guadalajara. Me impactó el mundo de gente, pero en especial el ver a tantos adolescentes, jóvenes y viejos, cargando hasta el copete sus diablitos con sacos y cajas de mercancías. Era un trajinar que me hizo recordar a “Jacinto Cenobio en el infierno de la ciudad…”.

El escenario anterior me dio la impresión de estar en un traspaso generacional, donde los padres podrían estar enseñando a sus hijos, el modelo a seguir, el cual contiene su forma de pensar el mundo, y en unidad, la manera de ganarse “el pan de cada día”. Si esto es así, el aprendiz, al tiempo, el cargar el diablito será su habitud. Enseguida los hábitos de estas personas en su comunidad se hacen costumbres, desde donde podría partir la tradición de ser mecapalero.

-Anuncio-

Lo anterior me hace volver la mirada hacia nuestra genética que nos deja siendo una biología inteligente con la capacidad para aprender -innovar- mientras uno tenga vida. Pero. El problema es que, el pensar es un saber que también se aprende y el aprendiz podría quedarse prendido al “diablito” como si fuera, un repetido destino que semeja un sistema de castas. ¡Mecapalero soy: mecapalero serás!

En la cornisa de una ventana de mi casa, una tarde “ligeras llegaron en vuelo veloz”, una pareja de golondrinas con su buche cargado de zoquete para construir su nido. La pájara puso sus huevos, ambas incubaron, alimentaron, y en las noches de tormenta fueron techo para sus polluelos, hoy están a punto de volar, gracias, a un cuidadoso y constante esmero que raya en la perfección, que ya quisiéramos los humanos. Pero aquí hay otro, pero. Este traspaso puntual de vida les viene ya ordenado en su código genético, y desde los tiempos sin memoria, exacto, lo han venido <repitiendo>, <repitiendo> y <…iendo> en los riscos de los montes, en San Juan Capistrano y ahora, tengo la fortuna que mi casa es su casa.   

En cambio, Zubiri dice que nuestra genética va más allá de la naturaleza instintiva, repetitiva, clausurada, de las golondrinas, en cambio, nuestra sustantividad es, abierta, inconclusa por lo que uno tiene que ir optando entre posibilidades. ¡Que dilema! Y entre riscos, nuestra especie, por <innovación> y no por repetición, saltó hacia las sabanas, enseguida habitó las cavernas y hoy pretende colonizar el planeta Marte. En esta larga historia, los padres, de todo tiempo y lugar, han venido recibiendo al recién nacido con los saberes acumulados de su cultura. Uno nunca parte de cero. El niño de hoy nace jugando en la computadora… Nuestra especie es histórica.

-Anuncio-

Esta entrega cultural, epigenética, funciona como una segunda “naturaleza”. Como decía renglones arriba, en este traspaso cultural se entregan, formas de pensar y maneras de hacer la vida y, sin darnos cuenta, cada uno de nosotros las aprehendemos, las hacemos nuestras, en mi caso, en todo caso, al ir haciendo la vida, se nos va físicamente incorporando en las neuronas, a las carnes, en los sistemas de defensa…  Entonces, mi cuerpo se va conformando con una figura que muestra una personalidad en donde “no se puede negar la cruz de la parroquia”.

Cierto, pero, los peros por nuestra inconclusión seguirán apareciendo. El paradigma cultural no es destino. Mi abuela Camila García era una indígena Nahua, sus hijos, a todos, los mandó a la escuela, no como mandato a ciegas, no, su intención era romper con el “destino”. Innovar. Mi abuelo era cargador. Y sus hijos mientras aprendían, enseñaban a sus padres a leer y a escribir. Al tiempo, sus dos hijas fueron maestras y dos de sus tres hijos se titularon como médicos.

Y de nuevo aparece la tradición, ¿cómo destino? Mi padre fue médico, tres de sus cuatro hijos lo fuimos también, de mis siete hermanas dos son odontólogas y cinco de ellas, ahora son maestras jubiladas. En la familia se cuentan alrededor de veinticinco médicos.

-Anuncio-

Pero les comento, tres de mis nietos cuando púberes, Kenzo, José E., y Mario, se juraron ser médicos, uno sería neurocirujano, otro ortopedista y Mario médico investigador. Al terminar la preparatoria llegó el tiempo de decidir, el dilema estalló en crisis. ¿Faltar a la tradición?  ¡Escoge en libertad! Kenzo ahora es ingeniero, José E., está por terminar Finanzas y Mario, porque quiere, pronto desea ingresar al internado de pregrado en medicina.

Ciertamente, nuestra genética nos deja la capacidad inteligente. Cierto. Pero, saber discernir, argumentar, evaluar es un conocimiento que se aprende primariamente en las familias; lo enseñan en las instituciones sociales, principalmente en los sistemas escolares con sus modelos de enseñanza.

Pero, de nuevo el, pero. Los modelos escolareas ¿enseñan o educan?   Con ellos ¿Al alumnado se le enseña puntualmente a <repetir> lo que dictan los maestros y los libros, y listos salen, con el perfil idóneo <…iendo> a cargar su diablito rumbo al empleo? ¿O, aprenden a <prender> sus capacidades investigativas, creativas, innovadoras para dar el salto a las sabanas de sus vidas?

Pero. Esto es harina del mismo costal. A pensar se aprende.

José Rentería T.

Aviso

La opinión del autor(a) en esta columna no representa la postura, ideología, pensamiento ni valores de Proyecto Puente. Nuestros colaboradores son libres de escribir lo que deseen y está abierto el derecho de réplica a cualquier aclaración.

- Advertisement -

Opinión

Asaltan con arma de fuego a joyería en el Centro de Hermosillo

Hermosillo, Sonora.- Una joyería resultó despojada de sus bienes luego de que un hombre les asaltara con violencia usando...

Estados Unidos seguirá luchando por la democracia en Cuba: Ken Salazar

Tabasco.- Desde Tabasco, tierra natal del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, Ken Salazar, embajador de Estados Unidos...

Aplicarán vacuna Pfizer a menores de 12 a 17 años en SLRC

San Luis Río Colorado, Sonora.- A través de un comunicado de Salud Pública Municipal, se informó que la próxima...

La solidaridad, un valor fundamental para Industrias Peñoles y Fresnillo plc

Hermosillo, Sonora.- Mediante acciones que ayuden a influir en un cambio social de los entornos, contribuir a mejorar la...
- Advertisement -