-Anuncio-
miércoles, agosto 4, 2021

La historia de los Uehara Kitazawa, migrantes japoneses en Sonora: Del exilio en la Segunda Guerra Mundial a las neverías La Ideal y La Moderna en Hermosillo y Ciudad Obregón

Últimas Noticias

Michelle Salas presume bolsa de miles de pesos en su viaje a Italia

Michelle Salas ha utilizado su cuenta de Instagram para hacer ver a sus fanáticos los lujos que ha disfrutado...

Suman cinco defunciones más y 210 nuevos casos de covid en Sonora; la vacuna te ayudará a no llegar al hospital: Salud

Hermosillo, Sonora.- Un reconocimiento a las personas que ya se vacunaron contra el covid-19, con esquema completo o con...

La pandemia no desanima a Moroni Mariscal, estudiante de Cobach de Ciudad Obregón, quién competirá en Olimpiada de Informática en Singapur

Hermosillo, Sonora.- La pandemia no desanima a Moroni Mariscal Zozaya, alumno del Colegio de Bachilleres (Cobach) Obregón III, quién se...
-Anuncio-

En 1924 un joven de 16 años de edad llamado Osamu Uehara Furuhata llegó a México huyendo de los conflictos bélicos de Japón, se cambió el nombre por “Angel” y  consiguió trabajo de vaquero en Hermosillo. 

Sin saberlo estaba siendo parte de la historia, pues la primera ola de inmigración japonesa de la que se tiene registro en Sonora fue precisamente entre 1907 y 1924. 

-Anuncio-

A su llegada, Angel Uehara comenzó trabajando en un rancho, con los años consiguió de barrendero en un banco, después logró abrir su propio negocio, se casó, tuvo siete hijos y muchas vivencias en Sonora. 

Angel Uehara de 16 años de edad a su llegada a Sonora trabajando como cuidador de vacas en Hermosillo. En el fondo se alcanza a ver el Cerro de la Campana.

Osamu Uehara, sonorense de 39 años de edad se propuso  reconstruir la historia familiar mediante cientos de fotografías y documentos de la vida  de sus abuelos. 

Su experiencia como migrante japonés quedó plasmada en cientos de fotos,  documentos, cartas, recortes y hasta algunos videos que hoy su nieto -también llamado  Osamu Uehara Nagano- se propuso organizar y compartir con la sociedad. 

-Anuncio-

Las imágenes cuentan la historia de los Uehara Kitazawa, una familia como cualquier otra de Sonora y de Hermosillo, con la única diferencia que en la Segunda Guerra Mundial tuvieron que mudarse a un campo de concentración para japoneses en el Estado de México. 

“Todo esto vale la pena tenerlo digital y a la vista, publicarlo y compartirlo porque son  cosas muy interesantes, he llevado un par de cursos de asociaciones México-Japón donde nos hablan de como los familiares tenemos la importante labor de recopilar la  información y guardarla”, explicó Osamu Uehara. 

Llegar a México en barco sin hablar español 

-Anuncio-

“Mi abuelo llegó de Japón en 1924, tenía la intención de ir a Manzanillo pero lo recibió otro japonés que lo llevó a Nogales y de ahí salió el plan de que se fuera a Hermosillo”, dijo Osamu. 

Las primeras imágenes de la colección son previas a 1930 cuando su abuelo consiguió  trabajo en el rancho de otro japonés de apellido Katase que le encargó el cuidado de  las vacas pues su abuelo no sabía hablar español. 

“Hay una anécdota de que los primeros días le dieron una olla y un saco de frijoles y  maíz para que comiera, pero él no sabía como prepararlas”, explicó el nieto. 

A los años Angel Uehara encontró trabajo en un banco como barrendero, después como cobrador, luego como fayuquero y más adelante logró abrir sus propios negocio: una nevería en Nogales y otra después en Hermosillo.

Neverías La Pagoda y La Ideal en la calle Serdán 

“Cuando ya tenía vida establecida y se sentía seguro regresó a Japón a casarse con mi  abuela, en ese entonces aún había matrimonios arreglados y regresó en 1936 con  ella”, contó Osamu. 

Su abuela Misue Kitazawa llegó a Sonora sin saber hablar español y pensando 36 kilogramos debido a que duró 40 días de viaje en barco. “Le hicieron una fiesta de  bienvenida y le dieron menudo, no sabía que era”, narró el nieto. 

Pasaporte de Misue Kitazawa, quien a su llegada a Sonora se  cambió el nombre por Evangelina. 

La pareja se estableció en una casa ubicada entre las calles Serdán y Garmendia en Hermosillo, donde abrieron “La Pagoda” una nevería y lonchería que estaba donde hoy se ubica el Hotel San Alberto. 

En la calle Serdán don Angel Uehara abrió “La Pagoda” nevería y  lonchería.  

“De ahí se mudaron a otra nevería llamada “La Ideal” donde vendían sándwiches, hotdogs, malteadas, sodas y comidas estilo norteamericano que aprendió a preparar cuando vivía en Nogales”, explicó. 

La Nevería “La Ideal” de la familia Uehara Kitazawa se encontraba  ubicada en la calle Serdán esquina con Garmendia. 

Ataque de Pearl Harbor los obligó a salir de Sonora 

De principios de la década de 1940 hay imágenes de cuando Angel y Misue Uehara fueron padres por primera vez en Hermosillo y de paseos, sin embargo faltan  fotografías y recuerdos de esa época. 

Según Osamu Uehara, este “hueco” se debe a que durante la Segunda Guerra Mundial  el gobierno mexicano emitió un mandato para que todos los japoneses se concentraran  en el centro del país y en Sonora el gobernador Anselmo Macías acató la orden. 

La escritora Jumko Ogata Aguilar detalló que fue en 1942 cuando se dio esta  concentración de japoneses, pues el país rompió relaciones diplomáticas con Estados Unidos tras el ataque en Pearl Harbor. 

“Todo ocurrió porque México quería ser neutro en este asunto, pero evidentemente influyó la política intervencionista de Estados Unidos”, indicó la Maestra en Estudios Latinoamericanos. 

En aquél entonces el presidente de México era Manuel Ávila Camacho quien no acató la orden de deportar a los japoneses, pero sí tomó la medida de concentrarlos a todos  en el centro del país. “Es importante destacar que concentraron a los japoneses  aunque ya fueran ciudadanos mexicanos o nacidos en México”, comentó la escritora. 

Tres años fuera de Sonora hasta 1945 viviendo en Tlalpan  

La familia Uehara Kitazawa tuvo que dejar su casa en Hermosillo y Angel vendió su nevería y dejó en Sonora hasta un automóvil último modelo que se acababa de ganar en una rifa. “Estuvieron concentrados tres años en México”, contó Osamu Uehara.

“A mis abuelos les ofrecieron asilo pero iban a tener que estar escondidos y tuvieron  que irse a Tlalpan a concentrarse con los otros, tuvieron que dejar todo lo que tenía en Sonora y vender todo”, compartió.  

De acuerdo con las fotografías que sus abuelos tomaron durante esos tres años en la  Ciudad de México, ellos vivían en un departamento instalado en una comunidad  exclusiva para japoneses, en la que había actividades y escuela, pero no podían salir.  

“No eran campos de concentración cercados con alambres de púas, pero mis abuelos no platicaban mucho de que pasó ahí, sólo tengo entendido que mi papá ahí nació”, recalcó el nieto. 

La importancia de preservar la historia 

En mayo de 1945 el Gobierno Mexicano anunció que los japoneses podían ser libres, por lo que sus abuelos regresaron a Sonora.

Al llegar a Hermosillo se dieron cuenta que ya no tenían nada, pues antes de irse habían vendido la nevería y el resto de sus pertenencias se perdieron durante los tres  años que estuvieron fuera. 

“Sus cosas se habían vendido o perdido y les sugirieron irse a Ciudad Obregón donde había oportunidades de trabajo. Consiguieron un préstamo y abrieron ahí una nevería llamada “La Moderna”, detalló Osamu nieto. 

Al regresar a Sonora en 1945 Angel Uehara y su familia tuvieron  que mudarse a Ciudad Obregón, en donde pusieron “La Moderna” una nevería que  estaba ubicada en la calle Chihuahua. 

Con el tiempo regresaron a Hermosillo, sus hijos crecieron y tuvieron sus propias  familias, pero siempre mantuvieron un vínculo con Japón. “Hay muchos valores y  tradiciones, la comida, las costumbres, fue algo que permaneció, la historia está muy cerca”, agregó. 

Angel Uehara y Misue Kitazawa tuvieron siete hijos. Fotografía tomada en Hermosillo en 1940.

La idea de Osamu es ordenar todas las imágenes, las cartas, los documentos que hay  de la vida de sus abuelos y digitalizarlo todo, pues considera que tanto su familia como  la sociedad interesada en el tema pueda tener acceso. “Vale la pena publicarlo porque son cosas muy interesantes”, consideró. 

“He tomado cursos de preservación de la historia, hay muchos entre la comunidad  japonesa que vive en México y ahí he aprendido sobre los momentos históricos”, recalcó el descendiente japonés de 39 años.

-Anuncio-
-Anuncio-

Lo más visto

Detienen a sujeto por cometer abusos deshonestos a menor de 11 años de edad en Hermosillo

Hermosillo, Sonora.- Por abusos deshonestos en perjuicio de una menor de 11 años de edad fue detenido Jesús "N"...

Hasta 40% de probabilidades de lluvia para hoy en Hermosillo, anuncian especialistas

Debido a la presencia de un anticiclón localizado en zonas cercanas del estado, se pronostica hasta un 40% de...

Sin relación con falla de San Andrés, sismos registrados en Guaymas, fue por magmatismo: geóloga de la Unison

Hermosillo, Sonora. 3 de agosto de 2021.- Los sismos registrados durante el pasado fin de semana en Guaymas no...

Instalan en la colonia Modelo rejas metálicas en calle 202; bloquean y afectan a más personas, señala comité de vecinos

Hermosillo, Sonora.- Alrededor de 35 vecinos de la colonia Modelo bloquearon la intersección de la Calle 202, esquina con...

Sonora no está en condiciones de regresar a clases presenciales por tercera ola covid: Cecilio Luna

Hermosillo, Sonora.- El estado de Sonora no está en condiciones de regresar a clases debido a la tercera ola...
-Anuncio-