-Anuncio-
sábado, julio 31, 2021

Gilberto “Sahuaripa” Valenzuela: in memoriam

Relacionadas

- Advertisement -

Gilberto Valenzuela Macen nació en Sahuaripa, el 27 de febrero de 1935. Hijo de Alfonso Valenzuela y Adela Macen Amavizca. Por los frecuentes traslados de su padre que era servidor público, inició la primaria en Cajeme, regresó después a la escuela Mártires de Sahuaripa para terminar hasta el cuarto año… y eso fue todo.

Niño precoz y de una voz privilegiada cantaba ante todo tipo de público en Sahuaripa y Magdalena -donde vivió en la casa del padre Porfirio Cornídez-.quien lo inició en el canto, en el coro y con el piano de la parroquia.

-Anuncio-

En 1946 regresa a Ciudad Obregón por poco tiempo y canta en el Club Olímpico, de Manuel Islas. En 1947, sin permiso de la familia sale rumbo a Tijuana en busca de una tía con recursos (Rosa), ahí trabaja pintando casas y se incorpora como cantante al circo “Atracciones Esperanza”, donde permanece por un tiempo, alternando en las cantinas, para los soldados norteamericanos que recién habían regresado de la Segunda Guerra a San Diego y se amontonaban en la Avenida Revolución buscando música, comida, aventuras, mujeres y cerveza.

En 1949 se traslada a Mexicali buscando a su otra tía: Doña Tencha Macén. Le toca la llamada fiebre del algodón en una región en jauja y con mucho dinero circulando. Tiene éxito cantando en las principales cantinas, su fama se eleva y empiezan a contratarlo para fiestas particulares las principales familias citadinas, como los Escandón, Stone, Aldrete, Hernández y los Santana.

Acompañado de un mariachi, empieza a cobrar cincuenta pesos por hora. Por ese entonces, Esthela Ortiz esposa del ex gobernador sinaloense Antonio Toledo Corro, hermana de la esposa de Alberto Aldrete, lo bautizó como “El precoz”; y Doña Carmen Walthers, madre de quien sería gobernador de Baja California, Eugenio Elorduy Walthers, le obsequió el primer traje de charro en 1950.

-Anuncio-

Convivió y sintió el apoyo de Armando Toledo, el célebre cantante e intérprete de “La Pava”, de Huatabampo, quien incluso le dio hospedaje en un cuarto de madera de 36 metros cuadrados en Pueblo Nuevo. Tan pequeño era el cuarto —decía El Sahuaripa—, que sólo lo utilizaban para dormir tres personas; tenían que “bañarse y taquear”, por fuera del domicilio ante esas circunstancias —difícil en sus inicios la vida del artista— confesaba.

Eran los tiempos de la gran expansión agrícola de Baja California, de la apertura del ferrocarril, de la cerveza “Mexicali”, Y los Laboratorios Mayo.

Fue así como Gilberto conoció al promotor Manuel S. Acuña -que lo había escuchado cantar en la XED, una de esas radiodifusoras de largo alcance que se escuchaban a grandes distancias de San Luis a los Ángeles y de Rosarito a Guasave-. Acuña viajó a Mexicali para buscar un cantante de parodias de José Alfredo Jiménez y lo encontró pronto. Gilberto las grabó en la XECL donde cantaba y grabó bajo la marca de discos “Imperial” de Mexicali.

-Anuncio-

Para 1951 la suerte le sonreía, compró su primer carro: un Plymouth 1941 en 125 dólares. Ganaba ya tres mil pesos a la semana. En 1952 se casa con Aurora Salazar Bretado, hija del diputado por Navojoa Miguel Ángel Salazar Ayala.

En 1953 conoce a Paco Miller, de la primera carpa de revista “Belmont”, y Jorge Maulme lo contrata para que cante por 90 pesos diarios. Tiempos donde actuaban “Los Xochimilcas”, “Los Dos Reales”, “Capulina” y  Malena Montes

Realizó giras por todo el país, empezando por Nogales. Fue en Hermosillo en el terreno de la pera del ferrocarril (Luis Encinas y Matamoros), cuando el público le coreaba canciones, y entraba a la carpa gritando “¡El Sahuaripa!” al enterarse que Gilberto era el único artista sonorense de la carpa… De ahí en adelante ya lo habían bautizado como “El Sahuaripa” para toda su vida.

El mismo Paco Miller lo presenta posteriormente con Félix Cervantes, en aquella época propietario de los Teatros Cervantes y el Blanquita.

Eran los tiempos del florecimiento en el Distrito Federal de los teatros de revista como el Tívoli, Lírico Iris y otros. Trabaja dos semanas en 1954, alternando con Clavillazo y Gaspar Henaine “Capulina”, y también en la plaza Garibaldi en el “Guadalajara de noche”. Regresa después a Mexicali, en donde permanece cantando en bares -kyriando- hasta entrado 1956, cuando después de organizarle un homenaje, le juntan dinero y se regresa a la Ciudad de México.

A finales de 1957, al conocer a Cuco Sánchez en la casa grabadora RCA Víctor, éste le otorga el original de la canción “No soy monedita de oro” y también graba “¡Ay, Sonora!”, ambas con el Mariachi Vargas de Tecalitlán; con las dos canciones se da a conocer en todo México.

José Alfredo Jiménez, su amigo y compadre- (que tomaba Whisky Cutty Sark con coca cola y sin hielo) a quien había conocido en las carpas y las caravanas “Corona”, le da el original de “El caballo blanco” en 1959.

Gilberto había recorrido un camino difícil y complicado con mucha tenacidad, paciencia y esfuerzo. No era fácil moverse en esos tiempos en la competencia con Jorge Negrete (muerto en 1953), Pedro Infante  (en 1957), “El Charro” Avitia, “La Tariácuri”, Luis Pérez Meza, José Alfredo, Aceves Mejía y Javier Solís.

Tiempos donde era más —dice— la fama que el dinero, porque los cantantes dependían de sus presentaciones en caravanas o teatros establecidos, y porque la industria del disco estaba limitada a la capacidad adquisitiva del mexicano que no compraba discos, y muy pocos hogares contaban con los aparatos reproductores de acetatos como los tocadiscos y las consolas. En mucho dependían de la radio, principalmente de la XEW y la XEB.

A principios de los sesenta regresa a Hermosillo y en el restaurante Xochimilco, conoce a un mesero que le decían “El morito”, porque se la pasaba cantando el corrido de “El Moro de Cumpas”, grabado con mediano éxito por un conjunto norteño regional. El corrido era muy popular porque lo interpretaban en cuanta carrera y fiesta se realizaban, y las tiendas de discos presionaban para que el corrido se grabara. Gilberto se aprende la melodía y Rubén Fuentes lo anima a grabarla en febrero de 1963, primero con la letra captada telefónicamente desde Hermosillo, donde quien la dictó se equivocó con el nombre del dueño del Moro en la primera versión: Pedro Fimbres decía -se corrigió luego por Pedro Frisby- contra el relámpago, “el caballo de estima de su amo Rafael Romero.”

Seis grabaciones hizo Gilberto con distintos conjuntos de “El Moro de Cumpas” logrando ventas por varios millones de copias. Con el corrido “El tío Juan”, del mismo autor, Leonardo Yáñez (a) El Nano sumó más éxitos.

A “Pepe” Jara lo conoce en sesiones de bohemia cuando éste tocaba para el trío Culiacán y “Los Pepes”. Sus reuniones eran en Liverpool 123 en el Restaurante 1-2-3, a donde seguido llegaban Juan Neri, Mario Molina, y Lupe Mejía la Yaqui.

Ahí es cuando el ex esposo de María Victoria y Consuelo Velásquez (a quien ella le compuso “Que seas feliz”); Mariano Rivera Conde -creador de “Los Bribones” y el trío “Los Calaveras”- oye cantar en dueto a Gilberto y “Pepe” Jara; y los anima para cantar juntos. Uno era ya famoso por “El moro de Cumpas” y el otro por el éxito de Álvaro Carrillo “La mentira”. Al escuchar la propuesta le contestaron al unísono: “¡Nos vas a dejar en la miseria!”, y les contestó “¡pues por eso y por su  físico, así se va a llamar el dueto miseria!” y así se les quedó el nombre.

Como dueto Miseria graban a finales de 1964 y obtienen inmediatamente el éxito con “Declárate inocente”, “No me amenaces”, “Retirada” y “Una limosna”. El dueto deja de grabar en 1967 después del décimo LP, y la amistad de Gilberto con “Pepe” Jara se mantiene sólida hasta la muerte de éste en 2005.

Gilberto convivió y trabajó junto a Javier Solís en Cajeme, Guaymas, Houston y San Antonio. Filmó con Tony Aguilar ¨El moro de Cumpas¨ y logró 20 temporadas consecutivas en el “Million Dóllar”, de los Ángeles.

Entre 1967 y 1976,El Sahuaripa obtiene sonados éxitos en el canto y en los negocios: abre el primero de tres de los “Sahuaripa piano bar”. Trabaja en el Plaza Santa Cecilia, de Jaime Fernández y Alfonso Brito. En 1976 gana el festival OTI con su célebre interpretación “De que te quiero te quiero”. En ese evento superó a Napoleón, Sergio Esquivel, María Medina y Felipe Gil.

Sin dudarlo -y confirmado además- ratifica que el 40% de su trabajo artístico, él se lo regaló a Sonora y a los sonorenses. Su última incursión en Sonora la tuvo entre 1997 y el 2003 en la empresa Telemax.

Gilberto Valenzuela perteneció a una generación que triunfó por su talento. Ha sido el único artista de Sonora que se dio el lujo de cantar todo el repertorio sonorense, desde El Tarachi, El Tío Juan, El Moro de Cumpas y la Flor de Capomo a “La Barca de Guaymas y “El corrido de Sonora”.

Sin duda, posicionó en el mundo a amplias regiones de Sonora y desde luego a su natal Sahuaripa. Alfonso Ortiz Tirado en canto ligero y Gilberto “Sahuaripa” Valenzuela en canto popular se llevaron el siglo XX Sonorense y lo que va del XXI.

Cumplió 86 años el pasado 27 de febrero. Decía que “sin ser millonario pero con algo para vivir” le quedaban varios pendientes: “Conservar el cariño de la gente de Sonora y Baja California, disfrutar a sus hijos, nietos y  bisnietos, tener un retiro digno y sin enfermedades, pedirle perdón a quien haya ofendido involuntariamente, seguir trabajando, y su máximo deseo… que cuando muera lo sepulten en Sonora”, su tierra que amó entrañablemente, la que lo vio nacer y la  que lo bautizó con el nombre artístico de toda su vida. Lo homenajeamos en Hermosillo apenas el año pasado en su cumpleaños 85 y repitió lo dicho.

Retirado de la actividad artística y reconocido por todos, murió ayer 2 de abril a las 21.25 horas en Mexicali. Se nos fue un grande de la música Mexicana y un Sonorense de talla nacional. Descanse en Paz el Gran “Sahuaripa Valenzuela”.

Bulmaro Pacheco

bulmarop@gmail.com

Aviso

La opinión del autor(a) en esta columna no representa la postura, ideología, pensamiento ni valores de Proyecto Puente. Nuestros colaboradores son libres de escribir lo que deseen y está abierto el derecho de réplica a cualquier aclaración.

- Advertisement -

Opinión

Arrestan a mujer por permitir noviazgo entre su hija de 12 años y un hombre de 24, en ciudad en Oklahoma

Autoridades de Estados Unidos arrestaron a Desiree Castañeda por permitir que su hija, una joven de 12 años, mantuviera...

Urge apoyo para bebé seri Keyla Fernanda; está en Hermosillo en recuperación por tuberculosis

Hermosillo, Sonora.- La bebé Keyla Fernanda, originaria de la comunidad indígena de Punta Chueca, Sonora, llegó con sus papás...

“¡Vacúnense sin miedo! Más daño les hizo su ex y aquí andan todos”: Marco Antonio Solis

Marco Antonio Solís, con su característico humor, hizo un llamado muy particular a sus seguidores para que se vacunen...

Icatson certifica a María Guadalupe, mujer emprendedora quien desde pequeña descubrió su talento en la cocina

Hermosillo, Sonora; . María Guadalupe Rocha Rincón, quien descubrió su talento por la cocina desde muy pequeña, logró emprender...
- Advertisement -