-Anuncio-
jueves, julio 18, 2024

Decenas de miles son deportados por EEUU y otros llegan del sur. Es la “frontera del caso” de Biden

Noticias México

Denuncian madres buscadoras agresión con arma de fuego durante jornada de búsqueda en Zacatecas

El secretario de gobierno del estado de Zacatecas, Rodrigo Reyes Mugüerza, informó que madres buscadoras de personas desaparecidas fueron recibidas...

Tribunal Electoral confirma 3 sentencias más para AMLO por intervenir en proceso electoral

El pleno de la Sala Superior del Tribunal Electoral confirmó tres sentencias sobre la intervención del presidente Andrés Manuel...

Esta es la fecha en que terminan las vacaciones de verano en México

El verano ha llegado y con él, las ansiadas vacaciones escolares. Este período es uno de los más esperados...
-Anuncio-

Ciudad de México/Ciudad Juárez, 15 de marzo (SinEmbargo).– La frontera norte de México sufre su peor momento en años. Unos vienen del sur, esperanzados en que Joe Biden les dará asilo; otros vienen del norte, expulsados por las nuevas políticas migratorias. No es algo que se esperara. Decenas de miles esperan en albergues que hace poco estaban vacíos.

En el texto de Maria Abi-Habib con fotografías de Daniel Berehulak, el Times dice que México está luchando para lidiar con una nueva ola de migrantes expulsados de Estados Unidos, mientras que muchos más vienen al norte con la esperanza de cruzar. “Los refugios que estaban vacíos hace cuatro meses ahora tienen que rechazar a muchos”.

“Las esperanzas de los migrantes han sido avivadas por traficantes de personas que prometen que la administración del Presidente Biden les dará la bienvenida. En cambio, Estados Unidos los está expulsando de regreso a México, donde esperan junto con decenas de miles de personas que esperan cruzar. La presión y la desesperación aumentan rápidamente entre las familias atrapadas en México, mientras los refugios y los funcionarios luchan por ayudarlos”, narra.

En los Estados Unidos, las autoridades federales están luchando para manejar un fuerte aumento de niños que cruzan la frontera solos y luego son retenidos en centros de detención, a menudo más de lo permitido por la ley. “Y las crisis hermanadas a ambos lados de la frontera no muestran signos de disminuir. Cerca del cruce con El Paso, Texas, un grupo de madres y padres que agarraban a sus hijos sollozaban mientras regresaban a México desde Estados Unidos el sábado. Caminaron de manera insegura, con zapatillas demasiado holgadas después de que sus cordones fueron confiscados y desechados junto con todos sus otros artículos personales cuando fueron detenidos por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos”, agrega.

De acuerdo con Maria Abi-Habib, muchos de los migrantes dijeron que habían gastado los ahorros de toda su vida y se habían endeudado para pagar a los coyotes que les habían prometido falsamente que la frontera estaría abierta después de la elección del Presidente Biden. “Aún así, los migrantes siguen llegando y muchos funcionarios creen que las cifras podrían ser mayores que las observadas en los últimos años, después de que la pandemia y los recientes desastres naturales en Centroamérica acabaron con los medios de vida”.

“Biden ahora dirige a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias para ayudar a manejar a los miles de niños migrantes no acompañados que están llenando los centros de detención después de que Biden dijera, poco después de asumir el cargo, que su administración ya no rechazaría a los menores no acompañados. Funcionarios mexicanos y operadores de refugios dicen que la cantidad de niños, con padres o no acompañados, está alcanzando niveles no vistos desde 2001”, sostiene. A fines de ese año, decenas de miles de migrantes se dirigieron a la frontera cada mes, lo que llevó a la administración de Trump a separar familias y encerrar hacia arriba. Cientos de niños permanecen separados de sus padres hasta el día de hoy”, afirma.

VÍCTIMAS DE DELITOS

A la espera de obtener el permiso de residencia en Estados Unidos, una mujer vive con miedo, temerosa de ser deportada y de posibles represalias luego de testificar contra los hombres que asesinaron a su novio a quemarropa cuando buscaban dinero por la venta de droga. La mujer, que habló con The Associated Press bajo condición de anonimato, dice que vale la pena soportar el miedo. Y esto es porque en Estados Unidos, donde lleva 20 años viviendo desde que expiró su visa de visitante luego de escapar de la guerra civil en su natal Liberia, puede trabajar y enviar dinero a su hijo.

“Las oportunidades de aquí no están en mi país”, dijo la mujer de 55 años. “Todos dependen de mí… Es por lo que trabajo, para ayudar a mi familia”.

Su última esperanza de permanecer en el país es la visa U, otorgada a víctimas o testigos de delitos graves que pueden ayudar a la autoridad a resolverlos.

Pero el programa es disfuncional, dicen los defensores de los migrantes, porque deja a los solicitantes esperando años por una decisión, a veces sin permiso para trabajar o protección contra la deportación. Después de que la administración de Donald Trump facilitó la deportación de los solicitantes de la visa U, ahora esperan la ayuda del Presidente Joe Biden, quien respalda cambios en las principales leyes de migración y cuyo debate iniciará esta semana en la Cámara de Representantes, dice The Associated Press.

Muchos solicitantes son mujeres y niños que han sufrido abusos. Creado en 2000, el programa de visas U se incluyó en una legislación más amplia para combatir la trata de personas y la violencia contra las mujeres. Los defensores han buscado cambios durante años, diciendo que el enorme retraso (más de 160 mil casos, según datos federales) y la falta de protección contra la deportación durante el proceso han debilitado la eficacia de la visa U.

“Estas personas han cumplido su parte del trato y le pedimos al Gobierno que cumpla la promesa que le hicieron a estas víctimas”, dijo David Freedman, un abogado de la firma Barley Snyder en Pensilvania que ayuda a las personas con casos de visas.

La ley federal limita las visas U a 10 mil por año, y los esfuerzos para aumentar el límite han fracasado. El proyecto de Biden y los demócratas busca incrementar el límite anual a 30 mil. “Si bien ese es un comienzo prometedor, aún queda más trabajo por hacer dado el tamaño del atraso”, dijo Amy Cheung, asesora principal de Asista, una organización que apoya a migrantes. Cuando se toma una decisión, se aprueban un 85 por ciento de las solicitudes, lo malo es que hay pocas visas disponibles.

Sigue toda la información en el noticiero de Proyecto Puente con el periodista Luis Alberto Medina a través de nuestro canal de YouTube, dando click aquí.

-Anuncio-
-Anuncio-

Últimas Noticias

Únete a los ‘Guardianes del Medio Ambiente’: Invitan a sembrar árboles endémicos en colonias de Hermosillo

Hermosillo, Sonora.- Las familias de Hermosillo podrán ser parte de los 'Guardianes del Medio Ambiente' al unirse al programa...

Tribunal Electoral confirma 3 sentencias más para AMLO por intervenir en proceso electoral

El pleno de la Sala Superior del Tribunal Electoral confirmó tres sentencias sobre la intervención del presidente Andrés Manuel...

Prime Day de Amazon registra récord de ventas por 14 mil 200 mdd, según estadísticas

Amazon Prime Day alcanzó este año un récord de ventas en Estados Unidos, donde los compradores gastaron un 11 por ciento...

Esta es la fecha en que terminan las vacaciones de verano en México

El verano ha llegado y con él, las ansiadas vacaciones escolares. Este período es uno de los más esperados...

Vinculan a proceso a hombre por privar de la libertad a su madre de 73 años en Hermosillo

La Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora (FGJES) logró la vinculación a proceso de Jesús Eduardo ‘N’,...
-Anuncio-