-Anuncio-
domingo, mayo 9, 2021

Alicia Navarro desapareció hace más de un año en Arizona; tiene síndrome de Asperger y su madre pide ayuda a sonorenses para encontrarla

Últimas Noticias

“Alfonso Durazo será el primer gobernador en la historia de Sonora que llegue para servir al pueblo y no servirse”, asegura Célida López

Hermosillo, Sonora.- Célida López Cárdenas visitó a vecinas y vecinos de la zona rural Las Franjas, a quienes pidió...

“Si no arreglo tu calle no pagarás predial”, propone Pancho Félix

Si no arreglo tu calle no pagarás predial, propuso Pancho Félix candidato a la alcaldía de Hermosillo del partido...

Llegan a Sonora 71 mil 800 vacunas CanSino para personal del sector educativo; podrá lograrse un regreso a clases seguro, asegura Gobernadora

Este domingo llegaron a Sonora 71 mil 800 vacunas de la farmacéutica CanSino, las cuales se aplicarán a personal...
-Anuncio-

Glendale, Arizona.- Alicia desapareció cinco días antes de cumplir quince años. Jessica, su madre, había comprado un pastel y reservado con anticipación en un restaurante para cenar en familia, pero su hija no volvió. En cambio, pasó esa fecha pegando carteles con la foto de Alicia en los postes y partió el pastel en un parque, en compañía de la gente que la ayudaba a buscarla.

-Anuncio-

Jessica Núñez, una madre nacida en Estados Unidos pero de padres sonorenses, se limpia las lágrimas y solloza en un video grabado el 20 de septiembre de 2019. En un parque de Glendale, Arizona, junto a la mesa metálica que sostiene al pastel de color rojo, con el número 15 y un par de velitas de cumpleaños, la madre se dice a sí misma que tiene que ser fuerte.

“Alicia, quiero que sepas que te quiero mucho, I love you, in your letter you told me that you were coming back, please come back home, it’s too long”, dice la madre con palabras mezcladas entre español e inglés: la quería de vuelta y cinco días parecían mucho tiempo.

Alicia Navarro es una adolescente con síndrome de Asperger, un trastorno dentro del espectro autista. Salió de su casa la madrugada del 15 de septiembre y antes de irse, vio a su mamá, pero solo le preguntó por qué seguía despierta tan tarde. Jessica pensó que su hija volvería a su habitación a dormir, pero ella estaba por salir usando unas sillas apiladas para saltar la barda del patio. Solo dejó las huellas de sus tenis sobre la tierra y, en su cuarto, una nota escrita en inglés: “Me fui de la casa, pero voy a regresar, te lo juro. Lo siento. Alicia”.

-Anuncio-

“Mi hija tiene autismo leve, Asperger, ella puede hablar y todo bien, pero tiene dificultades sociales”, explicó Jessica en entrevista telefónica, “nunca se había ido de la casa antes, es una muchacha muy reservada y siempre se la llevaba en internet, según una organización de detectives privados, mi hija tenía muchas amistades en línea… era como otra personalidad en línea que en persona”.

Alicia tiene pocos amigos cercanos y son los mismos que la han acompañado desde antes de preescolar, en la escuela privada católica a la que asistía, pero nadie supo a dónde fue.

Por las pruebas que ha encontrado el FBI en los últimos 17 meses, Jessica está convencida de que fue una persona fuera de su círculo cercano y a través de internet quien logró manipularla y llevársela de alguna forma, con promesas y engaños.

-Anuncio-

“Ella no tenía novio con quien salir, pero quizás sí en línea”, continuó Jessica, “para mí, un novio es para salir, pero ella no tenía nada de eso… no dejaron huellas, parece que todo lo hicieron bien profesionalmente, porque ha sido difícil mirar en internet todo eso”.

Alicia se llevó su computadora y su celular, equipos que no han podido ser rastreados a la fecha, afirmó la madre.

“En el procedimiento, hablaron con amistades y a nosotros nos interrogaron con una máquina de detectores, fue opcional, pero nosotros [su esposo y ella] quisimos cooperar en todo lo que fuera posible y desde entonces no hay nada, se activó una alerta, no la Amber, porque para eso tenía que comprobarse que alguien se la llevó, pero como Alicia dejó una nota, no se pudo”.

Y agregó: “Lo que se activó fue una alerta Silver [mecanismo para buscar a personas con discapacidades mentales] y eso es por el autismo, tuve que pelear para eso porque ella es muy inteligente, tuve que enseñar sus terapias, su récord médico de que ella no se asiste sola, nunca ha ido en un ‘bus’ sola, nunca estuvo afuera sola… hicieron esa alerta, por fin, después de un mes y para mí ha sido una lucha sin parar”.

Alicia ya cumplió 16 años y sigue desaparecida. Su madre ha vendido todo lo posible, ha organizado rifas y recibido donaciones con las que logró poner un espectacular con su fotografía y que solo duró un mes, pegar cartelones en las calles y reunir 20 mil dólares para ofrecer una recompensa para la persona que lograra aportar información acerca del paradero de su hija.

“Ella tenía 14 cuando se fue, cinco días antes de sus 15 años y se me hace muy raro porque, por su personalidad, no quiso fiesta, ella quería un pastel, entonces hicimos la reservación para comer en un restaurante… pero yo celebré con ese pastel en un parque, donde lo compartí con las personas que repartimos flyers; yo no sé si esta persona le prometió algo para su cumpleaños, qué casualidad que se fue unos días antes”.

El caso le dio vuelta a Estados Unidos en todas las cadenas de televisión latinas y en las redes sociales. Hoy Jessica pidió apoyo al colectivo Madres Buscadoras de Sonora para difundir la ficha de búsqueda de Alicia y pedir a la comunidad que difundan su información hasta lograr encontrarla, pues, al vivir en la zona fronteriza, no se descarta la posibilidad de que Alicia haya estado en algún momento en Sonora y que se encuentre en territorio mexicano.

“Es como imposible que una persona desaparezca así, no puedo aceptarlo, más cuando me dijo que iba a regresar”, concluyó Jessica, “no puedo descansar, porque su intención era regresar y no sé en qué situación estará; los detectives lo único que me dicen es tráfico de humanos, por como se ve todo, pero quiero pensar que ella tal vez está bien y que no la dejen comunicarse. No puedo vivir sin saber, es muy doloroso”.

Alicia Navarro tiene 16 años actualmente. Es de tez blanca, cabello y ojos de color café. Pesa alrededor de 40 kilos y mide cerca de un metro y medio. Tiene una cicatriz redonda y visible en los nudillos de la mano derecha.

Para proporcionar información acerca de su paradero, favor de llamar al 911 dentro de Estados Unidos; al Departamento de Policía de Glendale, Arizona, al (623) 930 3000; o a la organización Anti-Predator Project al teléfono 305-796-4859 y al correo electrónico tips@antipredatorproject.org

-Anuncio-
-Anuncio-

Lo más visto

Reportan fallecimiento de menor de edad en Hermosillo, tuvo convulsiones antes de llegar al HIES

Este domingo, elementos de la Policía de Hermosillo acudieron al Hospital Infantil del Estado, donde se les reportaba...

Hace 9 años, Jacinto Leyva dejó Sonora para trabajar en cementera de África; por su labor, comunidad nombra calle en Nigeria en honor al...

En 2011, Jacinto Leyva Miranda, dejó sus costumbres mexicanas y a su familia, optó por conocer unas nuevas y...

Critican en redes a Ángela Aguilar por interpretación del Himno Nacional; piden que sea multada por la Segob

Usuarios de redes sociales arremetieron contra la cantante Ángela Aguilar por interpretar el Himno Nacional Mexicano antes de la pelea del “Canelo” Álvarez contra Billy...

“Gracias por hacerme sentir que soy parte de la sociedad”, expresa Miguel, testimonio del colapso de la L12

Ciudad de México, 6 de mayo (SinEmbargo).- Miguel, el hombre en situación de calle que narró su experiencia durante el colapso...

Encuentran en Sonora nueva familia para Kimberly, joven de 16 años

Hermosillo, Sonora.- La alegría de encontrar un hogar e integrarse a una familia llenó la vida de Kimberly, una...
-Anuncio-