-Anuncio-
domingo, agosto 1, 2021

Roberto crea Osos Memorables HMO: de prendas especiales a peluches que llevan consuelo ante la muerte de un ser querido

Últimas Noticias

Necesario acelerar el proceso de vacunación en Sonora: Claudia Pavlovich

Hermosillo, Sonora.- La tercera ola de covid-19 y la presencia de las variantes más contagiosas del virus está impactando...

México llega a 241 mil 034 muertes a causa del covid; al momento 2 millones 854 mil 992 son los contagios: gobierno federal

En México se acumularon 241 mil 34 muertes confirmadas por covid-19, 128 más que este sábado. En su comunicado...

Selección Mexicana de Beisbol está fuera de Tokio 2020; fue el primer equipo eliminado

El equipo nacional de México tendrá que hacer las maletas de vuelta a casa sin siquiera haber probado las...
-Anuncio-

Hermosillo, Sonora.- Roberto trabaja hasta la madrugada en su taller de costura. Toma una camisa, le sujeta moldes de papel encima con alfileres y empieza a recortar: una piernita, un bracito, una oreja. Una por una, arma las piezas de un oso de peluche con la prenda que alguien le confió y que pudo quedarse guardada en su closet tras la muerte de un ser querido.

Roberto Villanueva es el creador de Osos Memorables Hmo, un proyecto que llegó como salvavidas cuando su economía no iba tan bien, al mismo tiempo que también sacó a flote a muchas personas en momentos de tristeza. Sus osos ahora forman parte del proceso de resiliencia de quienes han sufrido una pérdida en sus vidas, sobre todo, de quienes fueron víctimas del covid-19.

-Anuncio-

Roberto es estilista, maquillista y diseñador de modas. Sin embargo, la pandemia marcó un antes y un después en su trabajo: el salón de belleza que tiene en casa tuvo una disminución de clientela por las restricciones sanitarias que, de una u otra forma, ha podido sortear, pero en la costura, el cambio fue radical.

“En ese entonces, en marzo, yo tenía vestidos de graduación, de quince años… muchísimo trabajo de peinado, maquillaje y, de un momento a otro, se fue abajo”, contó Roberto, “aparentemente, era una cuarentena, luego fueron dos meses y ahorita ya vamos para el año; conforme fue pasando el tiempo, comenzaron a llegar los retrasos, las cancelaciones, los ‘siempre no’… por ejemplo, de tener 30 vestidos por hacer, me quedé con dos”.

El golpe a su economía fue muy fuerte, admitió, pero la peluquería fue lo que le ayudó a sostener los gastos de su casa. Aunque ya tenía un pequeño taller de costura adaptado en una de sus habitaciones, definitivamente, hacer osos de tela no estaba en sus planes.

-Anuncio-

“Hace unos días, una amiga me pregunta si yo le podía hacer un oso de memoria y le digo ok, déjame ver si consigo los moldes, realmente no le di mucha importancia, pasan dos o tres días, me insistió y dije ya me tengo que mover… nunca había hecho un oso realmente, agarré una camisa mía e hice el primero, si lo ves, tiene cara de perro y cuerpo de oso, lo cosí chueco: es mi Frankestein”, ríe Roberto, “empecé a buscar tutoriales hasta que encontré uno exactamente con esos patrones y pude armarlo como va realmente”.

Entonces, Roberto transformó la camisa que usaba el papá de su amiga en un oso con piel de cuadros cafés, blancos y azules.

“Se trata del hecho de que, con una camisola, se pueda hacer este trabajo y que la persona no lo vea como un simple peluche, un simple oso”, explicó, “incluso le grabamos las iniciales de su papi y, entonces, pasó de ser un compromiso con la persona que te lo pidió a conectarte con ella y saber el valor que le da a lo que para alguien puede ser un simple oso de peluche”.

-Anuncio-

Roberto explica que la elaboración de osos de peluche ha tenido gran auge por la pandemia en diferentes estados de la República, sin embargo, son una tradición que existe desde hace muchos años en países como Estados Unidos y que se usan para recordar momentos específicos, como la infancia de una persona o la graduación de la secundaria y que se elaboran con las prendas de esas épocas.

“En México se retomó por esto que estamos pasando, por los decesos que estamos pasando, no es algo nuevo, es algo que tiene mucho tiempo realizándose y por ahí lo había visto, pero ni por aquí me pasaba ponerme a realizarlo”, cuenta.

Ahora cose rápido y trabaja a deshoras porque sabe que el producto es importante y que debe llegar pronto a su destinatario. Las personas que se han acercado a pedirle un oso desde que los publicó en su cuenta personal de Facebook no han sido únicamente quienes han perdido familiares por el covid-19, sino también por otras enfermedades, accidentes o, incluso, por casos de suicidio. También hay quienes se los han pedido para recordar momentos específicos de sus vidas.

“Tengo el de una persona, hecho con la camisa que utilizó en la primera cita con quien ahora está casado y que ahora será su regalo del 14 de febrero”.

Y agregó: “He llorado más de lo que he reído en estos días, porque no te hablan para pedirte un oso, sino que te cuentan la historia de por qué quieren ese oso… casi a diario tocan esa parte sensible. Ahorita, la problemática covid ha sido muy fuerte y la mayoría viene por eso, pero créeme que lo he vivido de esa manera, muy pegado a las personas, por eso para mí no es el hecho de hacer un simple oso, sino de dar un consuelo a la persona, es el hecho de que sabes que eso lo va reconfortar un poco”.

La pijama de una madre desgarrada por un perro, la ropa del abuelo, un par de camisas que serán dos osos para unos hermanitos que perdieron a su papá: el resultado de cada prenda es diferente y especial. Sin embargo, Roberto explica que no siempre ha sido fácil para las personas entregarle las prendas para que trabaje con ellas, pues se trata de un proceso difícil donde rompen levemente el vínculo con las cosas materiales para convertirlas en otra cosa.

“Ayer vino una persona con varias prendas de su papá y me decía que no sabía qué dejarme, yo le dije que todo y que yo veía cómo acomodar y que lo que sobre se lo regreso, pero ella dudaba y decía ‘¿te la dejo o no? Ya no sé por qué la traje’, y al final me la deja porque sabe que va a regresar a sus manos algo muy padre”.

Roberto rescata detalles importantes de las prendas como bordados, impresiones o algún rasgo particular para que permanezca en la identidad de cada oso y, además, agrega moños, collares o las iniciales de la persona que falleció.

“A veces las palabras sobran y no hay una precisa… estamos en una época de por sí ya muy difícil, tratemos de hacerla un poquito más llevadera nosotros mismos”, concluyó Roberto, “una prenda que se convierta en un objeto especial, que sirva de consuelo, que sirva para sentir a esa persona que tanto querías y que, desgraciadamente, no tuvo siquiera la oportunidad de despedirse y de poder darle un último adiós, de tocar su mano, pasa de ser un simple oso, a regresar esa tranquilidad que necesitaban”.

Para conocer más del trabajo de Roberto y hacerle un pedido a través de un mensaje privado, puedes visitar Osos Memorables Hmo en Facebook.

-Anuncio-
-Anuncio-

Lo más visto

Detienen a mujer que llevaba por meses los cadáveres de sus sobrinos en su automóvil en EEUU

La Policía del condado de Baltimore (EEUU) ha detenido y acusado a Nicole Johnson en relación con las muertes...

Arrestan a mujer por permitir noviazgo entre su hija de 12 años y un hombre de 24, en ciudad en Oklahoma

Autoridades de Estados Unidos arrestaron a Desiree Castañeda por permitir que su hija, una joven de 12 años, mantuviera...

Urge apoyo para bebé seri Keyla Fernanda; está en Hermosillo en recuperación por tuberculosis

Hermosillo, Sonora.- La bebé Keyla Fernanda, originaria de la comunidad indígena de Punta Chueca, Sonora, llegó con sus papás...

Estamos a más de 500 contagios diarios por covid; pudiéramos pasar a rojo: Enrique Clausen (VIDEO)

“Estoy en el Hospital General para alertarte. Ya estamos en los días de más de 500 contagios diarios”, expresó...

Cajeme pasa a rojo en el Mapa Sonora Anticipa; 10 municipios aumentan su nivel de riesgo por covid-19; el estado está en riesgo de...

Hermosillo, Sonora; julio 31 de 2021. Un total de 10 de los 12 municipios que evalúa cada semana el...
-Anuncio-