-Anuncio-
jueves, julio 29, 2021

El regreso de Ciudad Nocturna

Relacionadas

- Advertisement -

La narrativa sonorense tiene un parteaguas en la década de los ochentas con la publicación del cuentario de Ciudad Nocturna. Antes de su aparición el cuento sonorense jamás había tocado temas o atmosferas de la noche, mucho menos, puesto atención a las voces marginales de la sociedad que salen a las calles cuando se oculta el sol. Luis Enrique García fue el primero en tocar la vida nocturna como un tema de interés para la literatura en Sonora y en esta región fronteriza del país.
Los cuentos de Ciudad Nocturna son considerados ya parte del corpus literario clásico de la literatura sonorense y del norte de México. Han superado la dura prueba del tiempo y aún siguen siendo objeto de estudio y análisis por parte de la academia tanto en la Universidad de Sonora como de otras instituciones de educación superior del país, Estados Unidos y otras latitudes.
Para Darío Galaviz Quezada, el académico universitario que en su momento escribió el prologo de la primera edición de Ciudad Nocturna, los cuentos de Luis Enrique García merecen inscribirse en la tradición literaria moderna de Hispanoamérica, acompañando nombres de cuentistas tan celebres como los de Cortázar, Borges, Donoso o Elizondo. Mientras que por otra parte, el cuentario de García, junto con “Digo lo que amo” de Abigael Bohórquez, “De oráculos dispares” de Sergio Valenzuela, “La sierra y el viento” de Gerardo Cornejo, “Pozo de Crisanto” de Leo Sandoval, “Tetabiate en el exilio” de Miguel Manríquez , “De amor y otros incendios”  de Alonso Vidal, “El hilo de Ariadna” de Margarita Oropeza y otros libros más conforman el grupo de títulos emblemáticos de una generación de escritores y escritoras que renovaron la literatura escrita en Sonora, tanto en sus temas como en la forma en su forma de abordarlos.
Es así como llegamos a los personajes de Ciudad Nocturna, quienes son parte de un universo que tienen su origen en lo que se conoció como la zona de tolerancia de Hermosillo en los años setentas y ochentas. Una parte de la ciudad de la que ya solo quedan edificios abandonados en la parte de atrás de lo que ahora esta la comandancia norte de la policía municipal, pero que en los cuentos de Luis Enrique García recuperan su esplendor y nos presentan personajes llenos de una vitalidad marginal, noctambula y donde los valores del día se ven invertidos para dar paso a otra realidad.
En la construcción de cada personaje, el maestro Luis Enrique, como buen hombre de teatro que también es, no pudo evitar recrear un escenario con el lenguaje. Cada uno de sus personajes, desde la Chueca Ponce, hasta las voces que intervienen para contar la historia del SUMID, pasando por el pachuco que cuenta la “Historia de un reloj”, son recreados también en el lenguaje, en su forma de hablar y en el argot que usan para darse a entender en el escenario donde son descritos.
Volver a leer al maestro Luis Enrique García es recuperar un universo literario que marcó la literatura en Sonora y el país por su particular forma de llevar al lector a los mundos que cobran vida cuando el sol cae, es recrear a través del lenguaje escenarios que se han perdido con el paso del tiempo, pero quedan grabados en la literatura. De aquí la importancia de la tercera edición de este libro de cuentos por parte de Pequebú y Mamborock, porque con ésta, las nuevas generaciones de lectores podrán conocer la noche del Hermosillo de antes, a sus personajes, su forma de hablar y de interpretar su mundo.

Aviso

La opinión del autor(a) en esta columna no representa la postura, ideología, pensamiento ni valores de Proyecto Puente. Nuestros colaboradores son libres de escribir lo que deseen y está abierto el derecho de réplica a cualquier aclaración.

- Advertisement -

Opinión

El Pasaje Morado es un bazar hecho por y para mujeres; productoras, artistas, artesanas y comerciantes de Hermosillo cuentan con un espacio de exposición...

Hermosillo, Sonora.- El Pasaje Morado es un proyecto comunitario hecho por mujeres y para mujeres donde las productoras, artistas,...

Convierten parque descuidado de la colonia Periodista en mini bosque urbano de Hermosillo; Daniel, Mónica, Yolanda y Sergio fueron guiados por Cristóbal creador del...

Hermosillo, Sonora.- Un parque descuidado en la colonia Periodista, en Hermosillo, es ahora un mini bosque urbano; la plancha...

Cómo poner límites a los adolescentes

La adolescencia es una etapa de confrontaciones. Como adultos, es importante recordar y reconocer que nosotros también pasamos por...

Paridad olímpica

La incorporación de las mujeres al ámbito deportivo ha sido abrupta, como lo ha sido el acceso a cada...
- Advertisement -