-Anuncio-
viernes, septiembre 17, 2021

Un nuevo pacto social

Carla Neudert
Carla Neudert
Carla Neudert es licenciada en Derecho y maestra en Educación por la UVM; maestra en Administración eficiente de la energía y sus fuentes renovables, por el ITESM, actualmente es estudiante de doctorado en Administración Pública en el ISAP.

Relacionadas

- Advertisement -

Según Rousseau, la libertad y la igualdad existen para el ser humano, en estado de naturaleza, pero para vivir en sociedad, los seres humanos nos despojamos de nuestra libertad, y aceptamos voluntariamente, ciertas reglas de convivencia, a cambio de beneficios mayores,  ya que ésta obligación social, no puede basarse en el uso de la fuerza, sino en un pacto social de convivencia que nos brindará bienestar, seguridad y armonía en las relaciones interpersonales y en general en la convivencia con los demás.
Sin embargo, la actualidad nos rebasa, la nación se encuentra fragmentada, no existe un consenso político o un pacto social que priorice el bienestar nacional sobre los intereses de grupos, incluso podemos observar, cómo se anteponen los intereses personales sobre la salud del prójimo a través del acaparamiento de medicamentos y su reventa a precios inalcanzables para muchos, sin que exista ninguna autoridad que haga algo al respecto.
Y sin embargo, en medio de todo el caos, la pandemia nos ofrece la oportunidad de un nuevo comienzo, de reinventarnos como sociedad, de conformar una nueva realidad de convivencia, lo que llamamos “la nueva normalidad”, repensarlo todo, hacia donde queremos ir, como resolver los problemas estructurales de largo plazo que se agudizarán en esta etapa, nuevas políticas públicas, mercado laboral, de seguridad, política fiscal, etc.
A pesar de las diferencias, estoy segura que existen coincidencias en temas sustanciales, en donde todos reconocemos la importancia y la necesidad de una educación universal, un sistema de salud incluyente y completo, una pensión universal e incluso un ingreso básico universal.
De ahí debe partir el nuevo Plan de reconstrucción, que debe dar pie a un nuevo pacto social, de las coincidencias,  ya que con el ingreso fiscal que obtiene el Estado, muy pronto nos daremos cuenta que es imposible hacer frente a los nuevos retos de salud, seguridad, economía, educación, entre muchos otros, como parte de la “nueva normalidad” en la que tendremos que vivir.
En salud, hay mas de medio millón de muertes en el mundo confirmadas  de COVID-19, sólo en México a la fecha más de 35 mil muertes, a nivel internacional se habla de una inminente recesión global, un caída del ingreso per cápita superior al 6%, en México más un 1.11 millones de empleos perdidos  solo en que va del 2020, así mismo, según el Banco Mundial, se espera que el COVID-19, lleve a mas de 100 millones de personas  a la pobreza extrema.
Si hablamos de seguridad, solo los primeros cuatro meses del presente año, se registraron mas de 11,500 homicidios en México, según la Organización Observatorio Sonora por la Seguridad, en el Estado existe un incremento superior al 60% en homicidios, a nivel local podemos observar actos atroces como el último ocurrido en Guaymas, en donde ejecutaron a una familia completa a plena luz del día en una colonia céntrica del municipio.
Por si fuera poco, el cierre de instituciones educativas, y la incertidumbre de tantos niños y niñas sobre su regreso a clases,  y en ese sentido, el gran reto para todos, estudiantes, padres de familia, gobierno e instituciones educativas, para establecer un nuevo sistema de aprendizaje, así como los mecanismos e instrumentos necesarios para garantizar el proceso de enseñanza-aprendizaje de calidad, y todo lo que conlleva la educación a distancia.
Y sin embargo, nos encontramos frente a una perfecta coyuntura, continuamos en conflicto y nos seguimos atacando y hundiendo como sociedad y País,  o realizamos un nuevo pacto social, y salimos resilientes de este proceso.
Necesitamos un país más justo pero también mas efectivo, ser más propositivos y menos críticos destructivos, gobernar para construir y no para destruir, aprovechar y fortalecer las instituciones, y no desaparecerlas al capricho, brindar certeza jurídica,  confianza en la inversión, y no incertidumbre.
Debemos dar el primer paso y buscar la conciliación del País desde nuestra trinchera, un México unido frente al desastre que se avecina, es la única estrategia posible para salir adelante, promovamos un nuevo pacto social en beneficio de nosotros mismos.
“Los malos tiempos tienen un valor científico. Son ocasiones que un buen alumno no se perdería”, Ralph Waldo Emerson.

Aviso

La opinión del autor(a) en esta columna no representa la postura, ideología, pensamiento ni valores de Proyecto Puente. Nuestros colaboradores son libres de escribir lo que deseen y está abierto el derecho de réplica a cualquier aclaración.

- Advertisement -

Opinión

Asaltan con arma de fuego a joyería en el Centro de Hermosillo

Hermosillo, Sonora.- Una joyería resultó despojada de sus bienes luego de que un hombre asaltara con violencia el comercio...

Estados Unidos seguirá luchando por la democracia en Cuba: Ken Salazar

Tabasco.- Desde Tabasco, tierra natal del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, Ken Salazar, embajador de Estados Unidos...

Aplicarán vacuna Pfizer a menores de 12 a 17 años en SLRC

San Luis Río Colorado, Sonora.- A través de un comunicado de Salud Pública Municipal, se informó que la próxima...

La solidaridad, un valor fundamental para Industrias Peñoles y Fresnillo plc

Hermosillo, Sonora.- Mediante acciones que ayuden a influir en un cambio social de los entornos, contribuir a mejorar la...
- Advertisement -