-Anuncio-
viernes, septiembre 24, 2021

Lecturas para regular por la paz

Relacionadas

- Advertisement -

La semana pasada me invitaron a una mesa de análisis sobre la iniciativa de regulación del cannabis o marihuana que recientemente se aprobó en comisiones del Senado de la República. El evento fue organizado por la asociación civil Deja tu Huella, el Consejo Estudiantil de Sociedades de Alumnos de la Universidad de Sonora y la Red Mundial de Jóvenes Políticos Hermosillo.

Quienes fuimos panelistas de alguna manera representábamos una expresión política, en ese sentido había alguien que argumentaba desde la posición ideológica de una de las fuerzas políticas que en su momento debatieron el tema en el Senado. Al final todos le hicimos montón a quien representó la ideología más conservadora, ósea la del PAN, y el PRI brillo por su ausencia.

-Anuncio-

Personalmente me dieron mucha risa los argumentos del panista, carente de datos, de referencias bibliográficas o históricas, pero eso sí, muy cargados de prejuicios y lugares comunes. En la mesa quienes estábamos a favor de la regulación aportamos datos, referencias bibliográficas y respetamos las expresiones prejuiciosas de nuestro opositor.

Pero aun con que esa tarde los argumentos a favor de la regulación de la marihuana fueron los más contundentes y sustentados, me queda todavía la preocupación de los años de estigmatización hacia los consumidores de cannabis y que aún una fuerza política siga de necia en alimentar prejuicios para ver si puede sacar raja, sin importar que esto violente el derecho a no ser discriminado y al libre desarrollo de la personalidad de los usuarios de la hierba.

Por lo anterior es que ahora quiero recomendar tres lecturas que pueden ayudar a quitar el velo de la ignorancia en torno a la marihuana. La intención es que conociendo la historia de las drogas y de las adicciones en nuestro país, la gente pueda tener una perspectiva histórica que permita reconocer como la entrada de una política prohibicionista del consumo de drogas, y en especial del cannabis, solamente provocó dos cosas: no atender las adicciones como un problema de salud pública, y darle un mercado al crimen organizado.

-Anuncio-

Las dos lecturas que recomiendo para conocer la parte histórica son: “Drogas sin Fronteras” de Luis Astorga y “Nuestra historia narcótica” de Froylán Enciso. El primer título es para conocer como llega el opio y el cannabis a México y se convierten en un comercio lucrativo a la sombra del poder.

Se sorprenderían saber que llegó por Estados Unidos cuando después de un temblor en San Francisco muchos chinos bajaron a México a buscar trabajo. Fueron ellos quienes trajeron esos cultivos y los llevaron a la sierra de Sonora, pero al ser corridos lo terminan llevando a Sinaloa donde después nacerían los carteles de la droga.

Con el libro de Froylan, el lector encontrará historias sobre como han sido las relaciones de los mexicanos con las drogas. Desde como la tropa revolucionaria fumaba mota para relajarse y que por eso el corrido de “La Cucaracha” reza: “La cucaracha ya no puede caminar, porque no tiene, porque le falta marihuana que fumar”; hasta que con Lázaro Cárdenas en la presidencia el país tenia regulada las drogas, incluido el cannabis, para poder atender las adicciones de los ciudadanos.

-Anuncio-

Por presiones norteamericana se pasó a la política prohibicionista que nos trajo al baño de sangre que ahora tenemos, mientras que Dinamarca, Holanda y los países nórdicos se inspiraron en esas políticas para realmente atender a los adictos en sus países con políticas de saludo que hoy aquí envidiamos por sus buenos resultados.

El tercer libro es el de “Políticas sobre el cannabis” estos son trabajos de investigación editados y coordinados por la Beckley Foundation. La importancia de este libro es que es el recopilado de investigaciones sobre el cannabis y sus efectos tanto en la salud como en la sociedad más serio que se encuentra en la actualidad y que fueron trabajos financiados por la ONU.

Este libro fue en el que se basaron los argumentos del primer amparo para el uso lúdico y que la Suprema Corte de Justicia de la Nación reconoció como validos y sustentados para reconocer el derecho al libre desarrollo de la personalidad de las personas que pidieron consumir cannabis.

Estas tres lecturas son para comenzar un camino a desestigmatizar el consumo de una hierbita, que no es del diablo, ni te vuelve loco, simplemente fue satanizada por intereses perversos y ahora que se va a regular debemos dejar atrás los prejuicios para verla como es y reconocer a sus consumidores como personas con derechos.

Aviso

La opinión del autor(a) en esta columna no representa la postura, ideología, pensamiento ni valores de Proyecto Puente. Nuestros colaboradores son libres de escribir lo que deseen y está abierto el derecho de réplica a cualquier aclaración.

- Advertisement -

Opinión

Merkel visita santuario de aves y es ‘mordida’ por loros; foto se viraliza

Angela Merkel, la todavía canciller alemana, visitó el Marlow Bird Park donde se dejó fotografiar con varias aves sobre...

ITH no prevé pronto regreso a clases presenciales, sólo abrirán laboratorios de prácticas en octubre, anuncia rector de la universidad

Hermosillo, Sonora.- El Instituto Tecnológico de Hermosillo (ITH) no prevé un pronto regreso a clases presenciales para los estudiantes;...

De 400 mil pesos despojaron a hombre al salir de sucursal bancaria en Hermosillo

Por Gerardo López Un hombre que acababa de salir de una sucursal bancaria de Santander, fue despojado de 400 mil...

Madres Buscadoras de Sonora realizan rifa de carro usado para reunir recursos y comprar camioneta para continuar actividades

Hermosillo, Sonora.- Madres Buscadoras de Sonora rifará un carro usado, propiedad del colectivo, para reunir recursos y poder adquirir...
- Advertisement -