-Anuncio-
domingo, septiembre 26, 2021

Repensar la política social

Silvia Elena Meza Martínez
Silvia Elena Meza Martínez
Economista por la Universidad de Sonora y El Colegio de México

Relacionadas

- Advertisement -

Pocas veces en la historia han concurrido eventos de tan profundo impacto, como la crisis de salud pública por la covid-19 y la recesión económica que derivó del confinamiento en 2020. Son varias las reflexiones que se pueden extraer de este hecho histórico, pero algunas de las más trascendentes se dan en torno a nuestra capacidad de imaginar, primero, y construir colectivamente, después, el camino hacia la recuperación sostenida e incluyente, basada en la garantía de nuestros derechos.

La antesala de un cambio de gobierno, en la cresta de la tercera ola, pero con plena confianza en que las vacunas son el medio para transitar a la nueva normalidad, resulta el momento propicio para reflexionar sobre las herramientas que nos permitirán avanzar, como sociedad, hacia la transformación de nuestras condiciones sociales. Y para ello, repensar la estrategia de política social en el territorio resulta, naturalmente, el primer paso.

-Anuncio-

Según los datos de pobreza que hizo públicos el CONEVAL a principios de este mes, de 2018 a 2020, 110 mil personas cayeron en situación de pobreza en Sonora, sumando un total en de 885 mil personas. Ello representa que, en 2020, un tercio de la población del estado vive en esa condición. De igual forma, 40 mil personas viven ahora en pobreza extrema, superando las 100 mil personas en el estado. Comparando con los estados de la frontera norte, Sonora aumentó sus niveles de pobreza (14.3%) solo por debajo de Nuevo León (33.6%), en tanto que los estados vecinos de Chihuahua y Baja California disminuyeron el número de personas en pobreza de 2018 a 2020 (-2.9% y -3.7%, respectivamente).

Cuando salimos del abstracto y colocamos estos números en el territorio, no se puede eludir el tamaño de la tragedia. Esto mismo nos obliga a pasar de los datos a la acción y, para ello, intentar dar respuesta a preguntas clave. Por ejemplo, ¿fue suficiente la política social para contener el impacto de la crisis económica y de salud? o ¿qué hizo que estados con estructuras socioeconómicas similares tuvieran resultados distintos ante las crisis?

Por desgracia, estas preguntas no podrán responderse fácilmente en el marco de una pandemia sin precedentes que convive con complejos factores sociales, políticos y económicos. Por citar algunos: las precondiciones de salud de la población (Sonora se encuentra entre los estados con mayor prevalencia de obesidad, diabetes e hipertensión), el asentamiento de la política social de la Cuarta Transformación, el aumento constante de las remesas y los fenómenos migratorios del centro y sur americano, la entrada en vigor del T-MEC y el cambio de gobierno en EEUU.

-Anuncio-

Fuera del aturdimiento que genera el conjunto de la información, aparecen algunos datos que nos devuelven la esperanza. El reporte de pobreza de CONEVAL, por ejemplo, quedó muy por debajo de las proyecciones realizadas por varias instancias, entre ellas, el mismo Consejo, la CEPAL, el EQUIDE o el CIAD. Si bien no hay forma en que un aumento en pobreza sea una buena nueva, a la luz de escenarios que estimaron hasta 10 millones de nuevas personas en pobreza extrema por ingresos, los resultados para México muestran un efecto de contención del deterioro del bienestar de la población ante la crisis. Esto al lado de claros signos de recuperación según los últimos datos de actividad económica u ocupación y empleo del INEGI.

El aumento de la pobreza que se observa de 2018 a 2020 en Sonora viene fuertemente influenciado por la caída del ingreso: la población con ingreso inferior a la línea de pobreza extrema por ingresos, correspondiente al valor monetario de la canasta alimentaria, aumentó 76.7%, pasando de 168 mil personas en 2018 a 298 mil personas en 2020; y el aumento en 61.8% de la población con carencia por acceso a servicios de salud, que pasa de 366 mil personas en 2018 a 593 mil personas en 2020.

A lo anterior se suma, aunque en menor medida, el aumento de 13.1% de la población con rezago educativo (bajo la nueva metodología que considera como obligatoria la educación media superior). Las demás carencias sociales se mantienen relativamente constantes: la carencia por acceso a la seguridad social y por acceso a los servicios básicos en la vivienda cayeron en 2.8% y 3.9%, respectivamente, en tanto que la carencia por calidad y espacios de la vivienda aumentó 1.1% y por acceso a la alimentación nutritiva y de calidad se incrementó en 3%.

-Anuncio-

Considerando la naturaleza multidimensional de la estimación de la pobreza, estas cifras nos presentan la combinación de varios factores: i) un efecto de contención de la privación social de la población en el estado, ii) una fuerte caída del ingreso, asociado a la pérdida del empleo durante el periodo de confinamiento, y iii) la implementación de un nuevo modelo de servicios de salud, el INSABI.

La naturaleza diversa de los factores que impulsaron el aumento de la pobreza, obliga a repensar la política social en el estado a partir de acciones diferenciadas, tanto en el tiempo como en objetivos. Una propuesta sería definir una serie de estrategias orientadas a la recuperación tras los impactos de la pandemia, el desarrollo sostenido e incluyente y la atención a desastres. En las siguientes líneas abordaré brevemente cada una de ellas.

La estrategia de recuperación habría de actuar en el corto plazo, dirigiendo sus esfuerzos a contener el deterioro de las condiciones económicas y sociales de la población mayormente afectada por la pandemia y la crisis económica, a partir de, por lo menos, tres líneas de acción: atenuar los efectos de la caída temporal del ingreso laboral; crear mecanismos que permitan detectar y reducir las brechas en aprendizajes de niñas, niños y adolescentes; y amplificar el alcance y difusión del INSABI entre la población del estado, a fin de garantizar el acceso efectivo al derecho a la salud.

Por su parte, la estrategia de desarrollo resulta en un conjunto de políticas que trascienden el ámbito social, encaminadas a la refundación de los principios de gobernanza y dirigida a consolidar en el estado un proyecto de crecimiento sostenible e incluyente, teniendo, entre otros, los siguientes objetivos: crear empleos formales, bien remunerados y de calidad, a partir de proyectos de gran escala que brinden dinamismo a la economía regional; impulsar, desde el estado, un modelo de salud integral, portable y efectivamente universal; y avanzar, de la mano de la federación, en la consolidación de un sistema integral de cuidados, que equilibre las disparidades que se generan en la sociedad a partir de la distribución inequitativa de las tareas del hogar.

Finalmente, un tercer eje de la política social post-covid, podría centrarse en la implementación de una estrategia de atención a desastres que recoja los aprendizajes del último año en materia de coordinación intergubernamental e interinstitucional, que priorice el uso de datos para generar información oportuna para la toma de decisiones en la coyuntura y que brinde certeza a la población sobre la capacidad de respuesta del gobierno ante emergencias sociales, económicas o naturales.

Repensar la política social en el estado surge como una necesidad ante los múltiples retos que imprime la pandemia y la crisis económica. Será importante, para ello, deconstruir lo aprendido en los últimos treinta años de política neoliberal e imaginar soluciones que trastoquen todos los ámbitos de vida de la población. Para ello, nunca ha sido tan necesario reflexionar sobre el papel de los gobiernos estatales como impulsores del desarrollo y garantes del bienestar, para que la inacción nunca más se presente como una opción de política pública, frente a una sociedad que demanda el mejor de los gobiernos para enfrentar el peor de los tiempos.

Silvia Elena Meza Martínez

@slvmeza

Aviso

La opinión del autor(a) en esta columna no representa la postura, ideología, pensamiento ni valores de Proyecto Puente. Nuestros colaboradores son libres de escribir lo que deseen y está abierto el derecho de réplica a cualquier aclaración.

- Advertisement -

Opinión

Apuñalan a chofer de autobús escolar en Pasco, Washington; niños presenciaron el incidente

Un espeluznante ataque contra el chofer de un autobús escolar fue visto por los estudiantes de primaria que viajaban...

Rayados de Monterrey liga su cuarta victoria al hilo al vencer a Santos

Rayados sigue por la senda del triunfo y logró su cuarta victoria al vencer a Santos, con goles de...

Sismo en Marte duró más de una hora: NASA

La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) informó que el pasado 18 de septiembre, la misión InSight...

Sin vida y con signos de violencia encuentran a hombre en cerro del Coloso Alto en Hermosillo

Hermosillo, Sonora.- Con signos de violencia encuentran a hombre sin vida en las calles Circunvalación y Nueva Circunvalación, a...
- Advertisement -