¡Navidad y año nuevo en los Ceresos! - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > ¡Navidad y año nuevo en los Ceresos!

¡Navidad y año nuevo en los Ceresos!

POR Enrique Zavala Urquides

Compartir esta nota en redes Sociales

En esos tiempos de adviento y su significado, es menester no “olvidar a los olvidados”, dar gracias a dios por seguir vivos, aunque sea “solo por hoy”, eso es lo que hace el Profesor Juan Antonio Del Bosque Reyna en los Ceresos, todos los días pero muy en especial en navidad y año nuevo.

Juan Antonio es un gran amigo, a quien ayudo en su misión por lograr una reinserción social efectiva, sin “rollos”, “ni mucho verbo” como él dice coloquialmente, para solo  hacer las cosas sin esperar más que  la satisfacción de un ¡Gracias profe!…

Lograr un cambio, con toda la fe del mundo

Las veces que he podido ayudo con mucho gusto, he dedicado los últimos años de mi vida al trabajo dentro de las cárceles, directa e indirectamente, por ello valoro este tipo de acciones altruistas y humanas, que son actos de fe en transformar conciencias, de salvar vidas literalmente, de aquellas y aquellos que han tenido la desgracia de pisar una cárcel.

Hay quienes no creen en la reinserción social, son esos que solo se quedan en el discurso y efectismo, en el abuso y rapiña del interno así como de sus familias, sin embargo, con el solo palpar sus miradas en el evento,  ver sus caras y reacciones nos damos cuenta como dice Juan Antonio, que estos internos por estar en prisión no pierden su calidad humana y de persona, es un verdadero esfuerzo de transformación que debe darse a conocer, ¡mis felicitaciones!.

Hay muchas y muchos inocentes en las cárceles

Yo soy uno de los que si cree en la reinserción social,  de los convencidos  que se pueden liberar a miles de las cárceles quienes merecen una segunda oportunidad y no “pasaría nada”, si se hiciera con un SISTEMA Y MODELO profesional de clasificación, con una evaluación del riesgo no discrecional, con acompañamiento socialmente responsable y un seguimiento efectivo de sus factores de riesgo, de ser así “otro gallo nos cantaría”…

La gran mayoría de quienes van a la cárcel son víctimas de un “determinismo social”, es un condicionamiento ancestral, pasando por las graves carencias humanas, el abuso infantil, discriminación social, falta de oportunidades, etcétera, el ser humano es “bueno” por naturaleza, es ese determinismo que lo transforma y que debemos entender para asimilar el concepto vital de la reinserción social, por ello hay que coadyuvar siempre, poner lo mejor de nosotros por ayudar a otros es  “solo por hoy”…

Conclusión

La posada en el Cereso Hermosillo I, es de verdad valiosa para los internos, más aun para los que no reciben visitas, no falto el quebrar una piñata, carreras en costales, convivir, entrega de premios y regalos, que incluye naranjas, chocolates, dulces, artículos de higiene personal, concluyo con una comida y dar gracias a los colaboradores, es un evento que se realiza a iniciativa de Juan Antonio desde hace 21 años.

Ahora falta solo la comida de año nuevo, que motive a muchos más internos a buscar el verdadero cambio para encontrar esa “PUERTA A LA LIBERTAD”, para obtener y vivir una “LIBERTAD CON RESPONSABILIDAD”, ¡Gracias Profe!.

“Recuerda que ya no puedes cambiar tu pasado, pero si puedes cambiar tu futuro”  (EZU).

Acerca del autor

Enrique Zavala Urquídes es licenciado en Administración, asesor gubernamental en seguridad pública, maestría en Global mangement, Certificación en risk, need, responsivity models, programas de reducción del riesgo penitenciario, diplomado en Filosofía y asesor en modelos de reinserción social. Teléfono 6623 – 533841

Correo Electrónico

ezavalaurquides@gmail.com

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

COMENTARIOS

1 Comentario

  • Maribel Del Bosque Cruz dice:

    Cuando una sola persona un solo hombre y muchas veces literalmente “solo” va y viene busca apoyo toca puertas exponiéndose como ya ha pasado a que se las cierren en las narices porque muchas personas no creen en el hombre que está privado de la libertad insiste se empeña se aferra motivado por el amor y la. Compasión hace. Lo que una institución no logra hacer es de aplaudirse y admirarse. Eso es literalmente amor por el. Prójimo. Gracias a los que no han cerrado la puerta si no que han abierto su corazón a la labor del profe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS