"Feligreses me cuentan sus historias sobre la Virgen de Guadalupe": Frinée, comerciante del Centro de Hermosillo - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Hermosillo > “Feligreses me cuentan sus historias sobre la Virgen de Guadalupe”: Frinée, comerciante del Centro de Hermosillo

“Feligreses me cuentan sus historias sobre la Virgen de Guadalupe”: Frinée, comerciante del Centro de Hermosillo

POR María Montijo

En el corazón del Centro de Hermosillo, recuerdos de la Virgen de Guadalupe son comprados por católicos, que esperan llegue el 12 de Diciembre para velarla.

Son libros de oraciones, pergaminos y bustos, vendidos desde 6 hasta 260 pesos, en la papelería Ornatus, ubicada en Doctor Noriega no. 90, entre Guerrero y Garmendia.}

Frineé Casas Castillo, encargada del comercio, dijo que este es el primer año que vende artículos por el 12 de Diciembre -Día de la Virgen de Guadalupe- lo cual ha funcionado bien.

“Toda esta semana ha venido gente, con los aguinaldos ya se empieza a ver la afluencia, vienen señoras, es muy curioso que vienen jóvenes pero hombres, ellos compran, pero lo más común son señoras y señores”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“Si vienen jóvenes, los hombres, en menor cantidad, pero los hombres me llaman mucho la atención que compran… A las 11:00 horas se junta la gente, a la hora de la comida también, que es entre 2:30 y 3 de la tarde”.

Frineé añadió “Y en la noche, después de las 7, como que ya empieza a salir la gente de los trabajos de aquí del Centro y empieza la otra oleada de gente que compra”.

La tradición de velar a la Virgen de Guadalupe

Vender estos artículos religiosos ha acercado más a Frineé con la gente, pues aunque en su familia no es común velar a la virgen, la joven de 27 años se entera de las tradiciones más recónditas de los feligreses.


“Te enteras de muchas cosas, que la velación dónde va a ser, te enteras de muchas tradiciones que tiene la gente. En mi familia no es muy común que mi mamá haga velaciones, entonces te enteras de tradiciones que tiene la gente, te platican las mandas, platicas mucho con la gente.

Es gente con la que una no está acostumbrada a tratar, entonces está padre, no viene todos los días la misma gente, entonces está padre enterarte de diferentes cosas, que en el pueblo tal se usa tal cosa, que toda la familia se reúne”.

“Sin preguntarle nada a la gente, ella te cuenta todo. La gente se siente en confianza y te cuentan sus historias. Está divertido, se le pasa rápido el día a una”, finalizó Frineé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *