Taxis con licencia para atacarlas - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Taxis con licencia para atacarlas

Taxis con licencia para atacarlas

Alejandro Sánchez

Compartir esta nota en redes Sociales

Columna Contra las cuerdas

Juan Villoro trae fresca la participación de una jovencita en una de sus 31 asistencias a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara de las 33 ediciones que se cumplen esta vez, cuando intelectuales iban y venían con ideas y refutaciones en una mesa de discusión sobre el feminismo y la lucha de las mujeres contra la violencia.

“Al final hubo la participación de una chica muy joven que dijo: lo mejor sería no tener que recalcar que hay que modificar la situación de las mujeres”, nos dijo Villoro en la FIL, horas antes de que conociéramos la noticia de que un profesor de la Universidad de Guadalajara estaba siendo separado del cargo por acoso dentro de la Expo de la FIL.

Desde la Ciudad de México nos llegaban noticias del caso de Laura Karen y su último WhatsApp enviado: “Mami, este señor se ve sospechoso”. Enseguida se rompió la comunicación con su familia mientras iba a bordo de un taxi que había abordado en Tlalpan. Otra noticia de horror y alerta se sumaba al caso de Lau: “Localizan a Cintya encajuelada en un taxi en la CDMX. Había desparecido en Toluca”. En estos últimos seis meses van más de seis casos de chicas secuestradas en ese tipo de transporte.

Sergio González Rodríguez (finado) hizo en 2002 un trabajo impecable de literatura de no ficción sobre la deleznable historia de una nueva ola de asesinatos brutales en serie cometidos en Juárez. Roberto Bolaño, escritor chileno radicado en México (finado), siguió con los feminicidios en el mismo punto de la frontera con EU y escribió 2666. Tiempo después, los ataques se urbanizan y lo peor es que para muchos se normalizan.

“Es un tema que desde hace mucho está pendiente por ser discutido a profundidad. Estamos en un gran rezago porque México es un país muy discriminatorio, muy machista. Las mujeres viven todo tipo de acosos”, dijo Villoro.

—¿Nos hemos perdido en el bosque viendo el árbol: que si las mujeres rayaron paredes mientras marchaban para distraernos del fondo de su reclamo? —pregunté al escritor.

—Todas las consignas y revueltas populares tienen que ver con actos de disidencia que muchas veces establecen una ruptura del orden imperante, pero no se puede hacer un omelette sin romper los cascarones de los huevos.

Me permitiré regionalizar la tragedia. Señores y señoras del gobierno local de la CDMX, qué bueno lo de la alerta de género, pero qué acciones concretas tomará la Semovi para abatir secuestros y violaciones de jovencitas en taxis y transporte público. Estamos notando un repunte. Tenemos siete zonas consideradas de alto riesgo en ese tipo de transporte y luego qué. Reenfoquemos la lucha. Vamos a los sitios y lugares específicos para de inmediato abrir el foco. En CDMX los taxis parece que tienen licencia para atacarla. Las luchas abstractas no combaten a nadie ni nada.

•••

UPPERCUT: La FIL se polariza en las mesas de discusión cuando se habla de gobierno y causas sociales. En la presentación de un libro de John Ackerman simpatizantes de la 4T querían comerse viva a una señora por cuestionar datos.

Acerca del autor

Alejandro Sánchez es periodista y autor de la columna Contra las Cuerdas, de El Heraldo de México.

Correo Electrónico

alexsanchezmx@gmail.com

Twitter

@alexsanchezmx

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *