Una breve guía para padres en la era de Frozen - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Una breve guía para padres en la era de Frozen

Una breve guía para padres en la era de Frozen

POR Erika Tamaura

“I have always been a fortress

cold secrets deep inside

you have secrets too

but you don´t have to hide.

show yourself

I´m ready to learn”

-Frozen II

Todo comenzó en 2013, cuando el imperio Disney decidió que en su historia no habría una heroína, sino dos, y que dejaría a un lado de una vez por todas el asunto del amor a primera vista y que la trama ya no se basaría en el beso del amor verdadero con una relación de pareja, más bien daría paso al tema de la vida de dos hermanas, centrando la narrativa en la amistad y la lealtad por lazos de sangre, en la cuál el verdadero acto de amor ya no se desprende de ningún hombre, sino más bien, de decisiones propias hacia la protección y convicción hacia la propia familia.

Siete años después, Disney se encuentra estrenando la segunda parte de la historia que instaló en nuestros hogares y espacios de convivencia por medio de una agresiva campaña de mercadotecnia. Ahora, las niñas que aprendieron con la primera producción que estaba bien dejar salir sus emociones y su verdadera esencia, así como combatir sus miedos y la revaloración del amor fraternal han crecido y Disney lo sabe, por eso ahora, la historia habla de la búsqueda de la verdad, de enfrentar el pasado y hacer lo correcto sin importar lo que implique, lo que duela o lo que haya que dejar a un lado para reparar los errores de los abuelos. Escucharon bien, los errores de los abuelos.

Si usted se encuentra atrapado en este huracán sin salida que significa Frozen, le recomiendo que no se resista. Más bien, únase y platique con sus hijas. Pregunte que significa para ellas lo que sucede con las heroínas de la película, hablen sobre qué pudiera implicar para ellas hacer lo correcto si tuviesen que elegir, revise si ellas tienen preguntas de su pasado, compartan… qué mejor pretexto que hacerlo de la mano de millones y millones más que están inmersos en el fenómeno de esta historia, que continúa reconfigurando el significado tradicional del protagonismo, poder y liderazgo en las mujeres, dónde una de ellas no solo es poderosa por su herencia de apellido y posición social, sino también por ser una hechicera, una combinación peculiar. La otra, centra su posición de poder en la aceptación de su segundo lugar como heredera, mostrando siempre una sabiduría y humildad que no es siempre típica de los segundos hermanos, más bien, se presenta como el ancla y mayor soporte de la primogénita. Algo que pudiera servir para empoderar a aquellos que sienten que su lugar es menor por el hecho de no ser los primeros en nacer.

Frozen no puede medirse con la misma vara que las otras historias de Disney. Este fenómeno es la frontera del inicio del fin de la forma de cómo hemos contado los cuentos de princesas a nuestras hijas. Parecería que esto no tiene la menor importancia y que se trata solo de una película animada más, pero la realidad es que ha pasado el tiempo y es necesario nuevas formas de contar las historias, historias que pueden sanarnos y liberarnos… de ahí la importancia de la frase de la canción que usted y yo tenemos en la cabeza como un loop imposible de ignorar: “let it go”.

Acerca del autor

Erika Tamaura es maestra en Gestión Cultural con especialidad en Patrimonio por la Universidad de Barcelona. Consultora de proyectos de desarrollo y comunicación cultural. Colaboradora de Proyecto Puente.

Correo Electrónico

erika.tamaura@gmail.com

Twitter

@erikatamaura

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *