Norma Morales, sonorense entre 48 mujeres del mundo en correr maratón en menos de 3 horas - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Sonora > Norma Morales, sonorense entre 48 mujeres del mundo en correr maratón en menos de 3 horas

Norma Morales, sonorense entre 48 mujeres del mundo en correr maratón en menos de 3 horas

Priscila Cárdenas

Compartir esta nota en redes Sociales

A nivel mundial sólo 48 mujeres han logrado terminar los 42 kilómetros de un maratón en menos de tres horas; la sonorense Norma Morales Valenzuela es una de ellas. Eso fue el pasado 3 de noviembre, cuando logró cruzar la meta en Nueva York con un tiempo de 2 horas con 56 minutos y 46 segundos.

Lejos de dedicarse exclusivamente al atletismo -como sucede con muchos de los grandes deportistas del país-  Norma, de 31 años de edad, narra con emoción la experiencia sentada en la sala de su casa, después de salir de su trabajo en Telcel.

Platica que siempre le gustó correr, sin embargo fue en 2016 cuando se propuso participar en el maratón de Berlín, por lo que comenzó a entrenar sin imaginar lo que vendría.

 

 

“Coincidí con una compañera en La Milla de la Universidad de Sonora que me dijo que ya tenía planeado ir, me invitó y me dice “vámonos, tienes un año para entrenar y ahorrar” y me auto convencí de querer hacerlo”, comentó.

Explica que tuvo que cambiar su estilo de vida, pues los entrenamientos -que duran cerca de cuatro meses- son intensos y además hay que cuidar la alimentación, hidratación, la recuperación y las horas de sueño.

“Yo soy superantojadiza de postres, galletas y panes y me tuve que limitar a comer lo más balanceado que yo puedo con verduras, granos, frutas, unas cuatro veces a la semana”, contó.

Quizá también te pueda interesar:

Todo listo para el Maratón Internacional de Hermosillo 2019, esperan hasta 4 mil corredores

 

 

Rompiendo récord en su primer carrera

Tras participar en 2017 el maratón de Berlín -donde logró un tiempo de 3 horas con 11 minutos- Norma se dio cuenta que era buena y siguió poniéndose metas similares. Corrió el maratón de Hermosillo y logró cruzar la meta en 3 horas con 7 minutos. Después en Phoenix bajó aún más su tiempo logrando hacer 3 horas con 2 minutos.

Para el maratón de Chicago -que fue el año pasado- Norma hizo 2 horas con 59 minutos y con eso logró lo que pocas mujeres pueden: terminar un maratón en menos de tres horas.

 

 

Luego de ese récord, la joven se propuso seguir mejorando y participando en eventos internacionales, lo cual significaba enfocarse todavía más en el entrenamiento.

Para los atletas que viven del deporte no es ningún problema, sin embargo para Norma, quien trabaja de 8 de la mañana a 7 de la tarde dando capacitaciones en Telcel, fue todo un dilema.

“Al principio sí me costó trabajo equilibrar todo, el empleo, la vida familiar, social, son sacrificios, las fiestas de viernes y las salidas del sábado, tenerme que ir temprano para levantarme a las cuatro de la mañana y entrenar 35, 38, hasta 40 kilómetros diarios”, dijo.

Durante los cuatro meses que duró el entrenamiento, la vida de Norma fue madrugar para estar corriendo en punto de las 4:30 de la mañana y al terminar bañarse, desayunar, ir a trabajar y al salir a las siete de la tarde del trabajo para volver a entrenar.

“Llegaba a mi casa a las nueve de la noche a alistar la comida del día siguiente y repetirlo así de lunes a sábado, ya el domingo era el día calmado”, recordó.

 

 

La experiencia

Y fue así como al recorrer la ruta de los 42 kilómetros en Nueva York, consiguió cruzar la meta en menos de tres horas. “Fui la primera mexicana en llegar”, dijo Norma.

En el trayecto Norma pensó en su mamá, en su hermano, en colegas de trabajo y en compañeros corredores, así como en el reloj, que minuto a minuto definía las expectativas del momento.

“En cuanto crucé sentí como que me hubieran desconectado, se me acabaron las fuerzas en las piernas, me dio frío, calambres, fui a primeros auxilios y apenas podía caminar al hotel, al día siguiente sentía una sensación en las piernas como si el músculo me fuera a estallar”, contó.

Pese a que los días posteriores a la carrera fueron duros, no se le quitaron las ganas de volver a participar en un evento similar y si siguiente destino es el maratón de Boston.

 

Miembro de los equipos Konica y EdSonora, Norma regresó a los entrenamientos y aunque la parte intensa comenzará en enero, ya está corriendo de nuevo en el Centro de Usos Múltiples, la Milla de la Universidad de Sonora y las calles de Hermosillo.

“Me gusta la ruta del Faro, que es saliendo de la Milla, bulevar Colosio, Rodríguez, bulevar Kino y de regreso y en el bulevar Morelos, saliendo de la glorieta hasta el final”, detalló.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *