Ramón, de 9 años, vende pays y empanadas con su padre en Hermosillo,y sueña con ser empresario - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Hermosillo > Ramón, de 9 años, vende pays y empanadas con su padre en Hermosillo,y sueña con ser empresario

Ramón, de 9 años, vende pays y empanadas con su padre en Hermosillo,y sueña con ser empresario

POR Ana Gamboa

Cuando el sol se oculta y la noche se aparece de Hermosillo, en el cruce de los bulevares Camino del Seri y Quintero Arce, un padre y su hijo caminan por la banqueta ofreciendo pays de piña, queso y empanadas.

Se trata de Ramón, un pequeño de nueve años, acompaña a su papá del mismo nombre; llegan desde las 6:30 de la tarde y permanecen hasta poco después de las 9:00 de la noche.

La sonrisa de Ramón atrae a quienes transitan en sus automóviles, pero son la amabilidad con la que se dirige hacia otros y la inquietud por salir adelante, lo que lo hace grande a pesar de su corta edad.

“Venimos aquí especialmente porque nos está yendo bien, allá donde estábamos antes no nos iba muy bien y se nos quedaban los pay de piña, de queso y las empanadas. Lo que hacemos con este dinero es que vamos invirtiendo para comprar más material.

Hace tiempo nos estaban pidiendo unos cuadernos y como antes no tenía mucho dinero, entonces venimos y ya podemos pagar casi todo, todos los estudios”.

El señor Ramón sufrió un accidente hace más de 10 años y quedó con una lesión que le impide realizar trabajos de fuerza mayor.

Desde hace aproximadamente un año acuden de lunes a sábado al mismo sitio, para ofrecer los productos que entre familia – Ramón, su papá y mamá, junto a su hermana- elaboran por las mañanas y así ayudar a pagar los estudios, la comida y otros gastos del hogar.

A sus nueve años, Ramón ha aprendido a ser más abierto y pasó de ser un niño tímido a dialogar con las personas, invitarlos a comprar, dejar los juegos por salir a trabajar pero siempre feliz de hacerlo y nunca obligado.

Quizá también te pueda interesar:

Piden reportar abejas y rescatar panales en Hermosillo

 

“Cuando tenía más o menos ocho años, yo era muy privado, veía a alguien que no conocía y me quedaba quieto.

Ahora que estoy vendiendo pays, conozco a alguien y me quedo normal, sigo hablando con ellos”.

La educación será siempre lo primordial y la prioridad, comentó el papá de Ramón, por lo que siempre preferirá que, de ser necesario, el pequeño se quede en casa haciendo tareas y preparándose para un futuro.

Cuando crezca, dice Ramón, quiere convertirse en empresario y continuar con la venta que hasta el día de hoy ha permitido que él y su hermana puedan estudiar.

A través del teléfono 66 21 53 70 95 se pueden comunicar, SOLO VÍA WHATSAPP, con el padre del pequeño y realizar pedidos de pays o empanadas y de esta forma contribuir a que los sueños y de Ramón se vuelvan realidad.

COMENTARIOS

3 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *