Sergio Chávez, entrena con box a más de 100 niños y jóvenes en la Nuevo Hermosillo, para alejarlos de las drogas - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Hermosillo > Sergio Chávez, entrena con box a más de 100 niños y jóvenes en la Nuevo Hermosillo, para alejarlos de las drogas

Sergio Chávez, entrena con box a más de 100 niños y jóvenes en la Nuevo Hermosillo, para alejarlos de las drogas

POR María Montijo

Al aire libre, en un pequeño espacio que fue adecuado en el parque Diana Laura de la colonia Nuevo Hermosillo, niñas, niños y jóvenes practican box.

Es una tarde soleada, pero está a punto de obscurecer. Todos se colocan los guantes, toman distancia de sus oponentes y los miran de forma directa.

Luego comienzan a pelear. Lanzan golpes hacia su objetivo mientras dan unas ligeras vueltas. Después descansan unos segundos y empiezan de nuevo.

Algunos de ellos recuerdan cómo el deporte los sacó de las drogas y reintegró a la sociedad. El box significó su salvación cuando no encontraban escapatoria.

 

 

 

Es el caso de Susana Ríos Márquez. Ella tiene 19 años, pero desde los 12 fumaba mariguana hasta hace dos meses. Ahora “está limpia”, llena de alegría y sueños.

Quizá también te pueda interesar:

La araña conocida como “matavenados”, no es venenosa y no representa riesgo mortal: estudiante en biología

A los 15 años tuvo a su hijo, el principal motor para salir adelante. Dejar la droga ha sido muy difícil, pero puede más su convicción que su adicción.

 

 

“Tengo desde los 12 años viniendo a estas clases. En realidad, fue por defensa personal, me hacían bullying en la escuela y opté por venir a entrenar. Al principio sí se me hizo un poquito pesado y después le fui agarrando amor al deporte”.

“Es muy bonito cuando empiezas a pelear y todos empiezan a echarte porras, cuando tu familia se siente orgullosa de ti por las peleas que ganas, igual cuando pierdo, pero doy lo mejor que puedo de mi”, abundó.

Hace tres años se hizo adicta a la mariguana y aunque es muy difícil dejarla, le pone empeño para enorgullecer a su familia y estar bien de salud.

“Tengo tres años en la adicción y gracias a Dios ahorita llevo dos meses limpia de drogas, estoy viniendo constantemente a mis entrenamientos, le estoy poniendo disciplina a esto más que nada porque un entrenamiento sin disciplina yo digo que no tienen los mismos frutos”.

“Ha sido un poco difícil la verdad, debido al lugar en el que me encuentro, estar aquí viendo a la misma gente con la que me drogaba y todo, pero me he agarrado mucho de la mano de Dios y he intentado sobresalir más que nada por mi bebé, tengo un niño y va a cumplir tres años y por eso he tratado de apegarme al boxeo otra vez”, abundó.

 

El entrenador de box

Sergio Chávez Córdova tiene 33 años. Es el entrenador de box de 118 niños, jóvenes y adultos, que van desde los 4 hasta los 53 años de edad.

La mayoría de los menores son de escasos recursos y vienen de colonias conflictivas como la Nuevo Hermosillo, Altares, Piedra Bola y Akiwiki.

Casi todos están involucrados en drogas, pandillas y desadaptación a la sociedad, por lo que el box significa una escapatoria a sus problemas.

“Empezamos como un proyecto de entrenar como todo, yo fui peleador profesional, entonces empecé entrenando a los niños acá en la Nuevo Hermosillo y se fue dando. Para mí el deporte es la mejor vía para alejarlos de las drogas”.

“Entonces ha servido mucho la verdad. Vienen personas adultas también, hacen cardio y costal, pero el 99% es boxeo, lo que se complementa también con ejercicios, abdominales, sentadillas, cuerda y con correr”.

La mayor satisfacción para Sergio, es ver que los niños progresen en sus vidas mediante este deporte, mismo que es practicado de forma amateur en un pequeño tejabán que fue donado el pasado 5 de octubre por la diputada federal de Morena Wendy Briceño, en conjunto con el Instituto del Deporte de Hermosillo.

“Me pregunta mucha gente ¿qué ganas?, gano la satisfacción de ver que progresan tanto joven, niño, tantas personas perdidas en la drogadicción. A mí, gracias a Dios, el deporte me ayudó mucho para mis estudios, para la cuestión del trabajo y para mi vida personal”, comentó.

 

 

Si en la escuela me pegan, me defiendo

La pequeña Cristela Pérez Morales, de 8 años, va a los entrenamientos desde junio pasado. En su caso, una de las razones por las que decidió practicar box es para defenderse de un posible ataque escolar.

La niña a diario aprende de su entrenador y compañeros, desde practicar diferentes ejercicios, hasta concentrarse para ganar una competencia.

“Aprendo (de mis compañeros), voy aprendiendo lo que hacen ellos, hacen lagartijas, abdominales pero diferentes, hacen muchas cosas diferentes que nosotros hacemos como nos enseña el maestro.

El box me gusta porque hay muchos niños que vienen. Es divertido, es un ejercicio práctico. Sí me ha servido, por ejemplo, si en la escuela me pegan, me defiendo, si alguien le pega a mi amiga, la defiendo a ella y así”, añadió.

 

 

El box es una disciplina

José Miguel Orozco Verdugo, tiene 9 años y desde hace cuatro meses entrena box, una actividad que considera requiere mucha disciplina para destacar en las ramas amateur y profesional.

Para el pequeño, el box más que un deporte es un estilo de vida que sirve para aprender a luchar, pero también una enseñanza que se lleva siempre consigo.

“Para aprender hay que valorar las cosas: los guantes, los costales, las colchonetas donde hacemos abdominales. Por ejemplo, dice el entrenador ‘no tiren los costales, hay que valorar las cosas’, el box no te sirve nada más para aprender a luchar, sino la disciplina, más que nada es eso.

(¿Te gustaría ser boxeador profesional?): Sí, me gustaría, a donde llegue. Siempre tienes que ir por lo más alto. Nunca echarte para atrás, para adelante es donde tienes que ir”, finalizó.

 

 

 

Las personas que quieran ayudar donando material de box, pueden acudir al parque Diana Laura, en la colonia Nuevo Hermosillo, ubicado en Músaro y Peña Colorada, o bien, marcar al número: 66 24 24 68 61.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *